Conócenos mejor
 
La PRENSA Informa
Te contamos la penúltima
A.S.A.C.E.M.
Lectura Recomendada
Conócenos mejor
Enlaces de Interes
Estudios e Investigaciones
Recomendaciones
Peticiones y Alegaciones de ASACEM
Conócenos mejor
 
imagen
A.S.A.C.E.M.

Asociación Sevillana de Afectados por Campos Electromagnéticos.

Nacemos de la necesidad de concienciar a la ciudadanía y a las autoridades del peligro que entraña la proliferación masiva y descontrolada de las llamadas "radiaciones no-ionizantes". Con esa orientación, pondremos nuestra mejor voluntad en prestar guía y asesoramiento sobre el particular de forma desinteresada a todo aquel que lo solicite.

En realidad no estamos ante un fenómeno novedoso. Tanto es así que a fecha de hoy pocos científicos que se precien pueden negar el nexo que existe entre tendidos de alta tensión y la leucemia infantil, por poner un ejemplo. Pero lo que verdaderamente ha hecho sonar la alarma social ha sido la aparición fulgurante de las ESTACIONES BASE DE TELEFONÍA MÓVIL que han invadido nuestros campos y ciudades.

Las poderosas compañías de telecomunicaciones han pasado como el caballo de Atila por encima de las ordenanzas urbanísticas de los Ayuntamientos y de los derechos fundamentales de los Ciudadanos como la inviolabilidad del domicilio y el derecho a la integridad física y a la salud de las personas. Allí donde llegan siembran la discordia y el odio entre el vecindario y van dejando un rastro de miedos, angustias y enfermedades.

La respuesta de nuestros representantes políticos a este desvarío está siendo, con honrosa excepciones, de una gran insensibilidad y de un sometimiento vergonzante a los poderes económicos. Baste citar como botón de muestra el reciente Reglamento que desarrolla la Ley General de Telecomunicaciones, que obviando el "principio de precaución" que él mismo proclama e ignorando la voz de alarma de los científicos y rebosando de inconstitucionalidad, no parece destinado a proteger a los ciudadanos de las antenas, sino más bien todo lo contrario.

También denunciamos el control que ejercen las compañías sobre los medios de comunicación, bien sea directamente sobre empresas mediáticas del propio grupo, o indirectamente a través de los gastos de publicidad, lo cual redunda en una desinformación del público en general. Y si además tenemos en cuenta que las microondas y los campos electromagnéticos en general no se detectan a simple vista, hemos de asumir las grandes dificultades con las que nos vamos a encontrar a la hora de transmitir la realidad de esta problemática.

Nos movemos en un terreno arduo y no ignoramos que solamente cumpliremos nuestros objetos en la medida que seamos capaces de aunar voluntades con muchas otras personas que estén dispuestas a arrimar el hombro. Por ello, las puertas de la asociación están abiertas de par en par a todos aquellos que estén dispuestos a trabajar en este campo.
imagen