Estudios e Investigaciones
 
La PRENSA Informa
Te contamos la penúltima
A.S.A.C.E.M.
Lectura Recomendada
Conócenos mejor
Enlaces de Interes
Estudios e Investigaciones
Recomendaciones
Peticiones y Alegaciones de ASACEM
Estudios e Investigaciones
 
4 Investigaciones de Eminentes Científicos Censurados, algunas entidades pretenden que estas queden relegadas al olvido, en esta sección las damos a conocer.
imagen
Universidad del Estado de Pennsylvania EE.UU.

Informe sobre las rupturas de las brinzas del ADN.

El ADN y los efectos de las micro-ondas:

Las micro-ondas pueden romper los líenes de covalencia¹ del ADN ?

Las leyes fundamentales de los térmo-dinámicos y de la física dicen que eso es imposible. Numerosos estudios han concluido que no había prueba para sostener la existencia del "efecto de las micro-ondas", y sin embargo, algunos estudios recientes han demostrado que las micro-ondas son capaces de romper los lazos covalentes del ADN. La naturaleza exacta de este fenómeno no es actualmente muy conocido, y ninguna teoría existe hoy día para explicarlo.


Este informe resume la historia de la controversia que rodea el "efecto de las micro-ondas" y las más recientes investigaciones.



La eficacia de las micro-ondas para esterilizar ha sido establecida por los numerosos estudios durante las últimas décadas (Latimer 1977. Sanborn 1982. Brown 1978. Goldblith 1967). La naturaleza exacta del efecto de esterilización y si esto es debido únicamente a los efectos térmicos o al "efecto de las micro-ondas" ha sido materia de controversia desde hace décadas. El efecto dieléctrico (2) sobre las moléculas polares es conocido desde 1912 (De Buy 1929). Las moléculas polares son esas que tienen una distribución de carga eléctrica no-igual y responden a un campo electromagnético entrando en rotación. El momento angular generado por estas moléculas resulta una fricción con las moléculas vecinas y lo convertido, por consiguiente, en un momento lineal que es la definición del calor en los líquidos y gases. Porque las moléculas son forzadas primero a una rotación, existe un débil retraso entre la absorción de la energía de las micro-ondas (que son un campo electromagnético) y el desarrollo del momento lineal, o del calor. Hay algunos efectos secundarios menores que vienen de las micro-ondas que incluyen la conducción iónica pero son despreciables por el efecto térmico. El calentamiento por las micro-ondas no es por consiguiente idéntico al calentamiento térmico externo, por lo menos al nivel molecular, y la existencia de un "efecto de las micro-ondas" no es excluido meramente porque los efectos de calentamientos macroscópicos de las micro-ondas no son distintos a aquéllos del calentamiento externo.



Durante los años 1930, los efectos de ondas electromagnéticas a bajas frecuencias sobre los materiales biológicos fueron estudiados a fondo por los físicos, los ingenieros y los biólogos. Estudios sobre los efectos de las micro-ondas sobre las bacterias, los virus y el ADN fueron realizados los años 1960 e incluido la investigación sobre el calentamiento, los efectos mútajenos e incluido la resonancia sónica. Algunos de los primeros biofísicos estudiaron la absorción de las micro-ondas sostuvieron la prueba de un "un efecto de micro-ondas" que era distinto en sus efectos biocides (3) los efectos de calentamiento por el exterior (Barnes 1977. Cope 1976. Furia 1986). La mayoría de los biólogos en su turno pretendían que no había prueba de "efectos de las micro-ondas" y que los efectos biocides de estas micro-ondas eran bien sea debido completamente a calentamiento o eran imposibles de distinguir por el exterior (Goldblith 1967. Lechovich 1969. Vela 1978. Jeng 1987. Fujikawa 1991. Welt 1994). Las experimentaciones fueron repetidas con una sofisticación aumentada, hasta el momento presente, con un acuerdo mayoritario que los "efectos de las micro-ondas" no existen. Estas experimentaciones se desplomaron de manera típica en dos categorías: las experimentaciones a "temperatura controlada" y las experimentaciones "secas".



En las experimentaciones a temperatura controlada, los investigadores controlarían la temperatura del espécimen irradiado con técnicas de cronometrar, las pulsaciones o resfriamiento (Welt 1994. Lechowich 1968).



Por ejemplo, Welt en (1994) estudió los efectos de las radiaciones de las micro-ondas sobre las esporas de "clostridium" y no ha encontrado ninguna letalita (4) adicional causada por las micro-ondas que no habrían sido tomadas en cuenta por el calentamiento convencional. Sin embargo, las esporas pueden no ser representativas de efectos de las radiaciones de las micro-ondas sobre las células de bacterias en crecimiento. Los resultados de esto y otras experimentaciones mostraron que el control de la temperatura previene de efectos biocidos, y esto fue tomado como prueba conclusiva que los efectos de las micro-ondas no existían. Sin embargo, la hipótesis que los efectos de las micro-ondas son independientes de, y separados de la temperatura siempre ha sido implícito en estos estudios, pero nunca fue reconocido (admitido). Este tipo de afirmaciones es absurdo e irracional, se sabe que los campos electromagnéticos y si especialmente estos son al mismo tiempo pulsados son letales, en los años 1943 durante la II Guerra Mundial los ingleses habían plazado toda una serie de radares militares en las costas del Este de Inglaterra para detectar el enemigo que venia de Alemania, después de la guerra toda una serie de gente que vivía en las costas del Este de Inglaterra han muerto debido a las irradiaciones que han encajonado durante el periodo de guerra, luego un medico americano en 1953 John McLaughlin consultante médico en la "Hughes Aircraft Corporation" había informado casos de: Púrpura hemorrágica, leucemia, cataratas, cefaleas, tumores en el cerebro, iteres y problemas cardiacos como posibles efectos de las micro-ondas, después hubo otro investigador que se ha quedado ciego debido a las exposiciones a las micro-ondas que le habían calentado el iris del ojo, luego sucedió las radiaciones de la Embajada de los EE.UU en Moscú entre 1953-1976, en 1978 el Dr. Abraham M. Lilienfeld publico una parte de lo que le dejaron publicar el Departamento de Defensa de los EE.UU, luego se publico el Informe de Corea C. Dennis Robinette, luego se publico el informe del Dr. Stanislaw Szmigielski, luego se publicaron los hallazgos del Dr. George Carlo de los EE.UU y recientemente se termina de publicar el informe del Dr. Lennard Hardell de Suecia, los hechos se pueden demostrar que ciertos investigadores y artículos son contradictorios a lo hallado y publicado por el mundo científico, hoy día no sirve publicar o decir tal, se puede verificar en muy poco tiempo si los hechos corresponden o no a lo ya hallado y publicado, es evidente que los sucesos que suceden un poco por toda España o por el mundo entero se sabe quien es el responsable, no hay más que hacer referencia a los abortos y fallecimientos en Ronda, ya van con nada menos que 8 señoras que han abortado y que se sepa, si siguen con la antena irradiando, las cosas cambiaran de magnitud !, yo os aseguro que si resintieseis las radiaciones como yo las resiento en mí cuerpo y no es decir que no se ha ya investigado la patología, ya he pasado por más de 10 profesores Universitarios, la corrupción en Bélgica es moneda de bolsillo hoy día, que sea del punto de vista jurídico o medical, el dinero hace caer la opción del lado de la corrupción, si resintieseis lo que estas frecuencias hacen a vuestros organismos, no habría una sola antena en España, les boy a contar un hecho que me viene de suceder mientras estaba traduciendo este articulo, de repente me siento irradiado, la frente y la parte más baja de las orejas son los primeros órganos en que se resienten las irradiaciones, el medidor decía que había 0.1 Voltios/m, tan bajo soy sensible, subía hasta 0.4 Voltios/m las radiaciones en el medidor, quien era ?, pues muy fácilmente de saber, la vecina del lado, la avise entamar pleito contra ella o el Estado belga es tiempo perdido porque mismamente los jueces están corruptos, ya se lo que van a decir estos jueces, aquí es aún peor que en España en materia de justicia, que el Juez te diga que "Falso y utilizaje de Falso, que eso es nada" cuando se trata de un "delito penal", ya se pueden dar una idea de cómo van las cosas aquí en materia de Justicia ante los tribunales, hace 12 años han matado a un ex-ministro y aún nadie ha sido ni será juzgado ?


El segundo tipo de experimentación, la experimentación "seca", también consiste en las hipótesis permitidas. Algunos estudios han demostrado que en la ausencia del agua, o de humedad, los efectos biocídos de las micro-ondas se disminuyen, o preguntan (requieren) exposiciones considerablemente más largas (Jeng, 1998. Vela, 1979). Era típicamente escogido como prueba que los efectos de las micro-ondas térmicas no existían. Sin embargo, porque el agua es el intermediario por la cual las micro-ondas son convertidas en calor, la ausencia de efecto biocído en ausencia de agua indicaría solamente que el agua es necesaria para la esterilización que el calentamiento en sí sea la razón o no. Además, la posibilidad que la frecuencia específica utilizada 2.450 Mhz, afecte únicamente el agua y no las bacterias y las esporas hubiesen sido olvidadas (escapadas). El ADN tiene una dispersión dieléctrica allí donde las micro-ondas son fácilmente absorbidas, y esto a frecuencias bien mas bajas que para el agua (Takashima, 1984). Las experimentaciones pueden simplemente indicar que la mala frecuencia se utiliza para apuntar a las bacterias y las esporas y esto, sin el agua.



La mayoría de los estudios mencionados, aquí abajo han concluido que los efectos de las micro-ondas, eran distintos a los efectos de calentamiento. Sin embargo, han sido demostrados últimamente (Kakita 1995) que los "efectos de las micro-ondas" son distintos del calentamiento externo por los hechos que ellas son capaces de fragmentar enormemente el ADN viral, cosa que el calentamiento externo a la misma temperatura no par viene ha hacerlo. Esta experimentación consistía a irradiar una cultura bacteriófaga de PL-1 a 2.450 Mhz y comparar este con una otra cultura separada calentada a la misma temperatura. El ADN fue prácticamente destruido, resultado con que no tuvo lugar que solamente con el calentamiento. Estas fotografías son prestadas por Kakita y al (1995), su permisión es en sufrimiento. En la experimentación de Kakita, el porcentaje de supervivencia fue aproximadamente el mismo que las muestras que han sido calentadas o irradiadas con las micro-ondas, pero la valoración por electro-fórrese y microscópia electrónica mostró que el ADN muestras pasadas a las micro-ondas habían prácticamente desaparecido. A pesar de la complejidad para la clarificación de todas las experimentaciones precedentes, las electroforesis no fueron utilizadas para comparar las muestras irradiadas y las muestras calentadas externamente antes de esto.



La microescopía electrónica ha sido utilizada para estudiar los efectos bactériocidos de las micro-ondas (Rosaspina 1993, 1994) y estos resultados muestreaban también que las micro-ondas tienen efectos que eran distintos a esos de calentamientos externos.



La energía de un fotón de micro-ondas es sólo de 10‾ eV (10 expositor menos 5 electrones volt (), mientras que la energía exigida para romper un líen covalente (6) es de 10 eV, es decir 1 millón de veces más grande. Basado sobre el hecho, ha sido declarado en la literatura científica que "las micro-ondas son incapaces de romper los lazos de covalencía del ADN" (Fujikawa, 1992, Jeng, 1987), pero esto al parecer llego en la experimentación de Kakita aunque esto sólo ha sido un efecto indirecto de las micro-ondas.



Existe una abundancia de pruebas que indican de hecho que hay mecanismos alternativos que causan la ruptura de los lazos de covalencía del ADN sin invocar los niveles de energía de las radiaciones ionizantes (Watanabe 1985, 1989) (Ishibashi 1982, Kakita1995. Kashige 1995. Kasige 1990,1994). No existe ninguna teoría, a la hora actual, para explicar el fenómeno de la fragmentación del ADN por las micro-ondas, aunque la investigación está en el camino para clarificar el mecanismo (Watanabe, 1996).



Los resultados de las radiaciones por las micro-ondas afectaron 2 bacterias: la S áureos y la E Coli. Las curvas mostraron clásicas exponenciales de declive con los hombros ab aparentes, así como una segunda posible bandeja. Estas curvas son basadas sobre datos que vienen de Kakita y al (1999). La frecuencia era la 2.450 Mhz clásica utilizada en los hornos a micro-ondas. Es la misma frecuencia que fue utilizada esencialmente en todos los estudios anteriores, salvo por los más viejos que buscaban frecuencias más bajas, así como los estudios sobre la resonancia sónica que busca a cerca de las frecuencias bien más elevadas. Los estudios anteriores mostraron que el ADN tienta de absorber los fulgores de las micro-ondas en "la banda de kilociclos" (Takashima 1963, 1966. Grant 1978. Grandolfo 1983), pero ningún efecto se observó en la banda de 1 Mhz a 60 Mhz. Una notable excepción era sin embargo la experimentación anterior que encontró que las frecuencias entre 11 y 350 Mhz tienen efectos letales sobre las bacterias con una cresta a 60 Mhz (Fleming 1944). Hasta que sea posible saber, la contradicción, entre los resultados de Fleming y aquéllos de Takashima, nunca se ha resuelto, ni incluso abordado. En todos los casos no hay una prueba de estos estudios que indican que una atención fue prestada para controlar la dosis realmente absorbida o la geometría precisa de la radiación de las células, y por consiguiente, las diferencias en los resultados de estos investigadores pueden reflejar algunas diferencias en sus geometrías de células, entre otras cosas. En resumen, aparecería que hay una razón de creer que el efecto de las micro-ondas existe, de hecho, aunque esto no se hubiese aún explicado de manera adecuada.



Lo qué nosotros sabemos hoy día, es algo limitado, pero puede tener bastante información ya disponible para formar una hipótesis viable.



La posibilidad que las radiaciones electromagnéticas en la banda de frecuencias no-ionizantes pueden causar daños y perjuicios genéticos, puede tener implicaciones profundas sobre la controversia actual implicando las antenas electromagnéticas, las líneas eléctricas, los teléfonos celulares, etc…….

Una teoría que las micro-ondas inducen al ADN:

Ruptura del líen de covalencía. "… Una revista de datos en proveniencia de las diferentes experimentaciones muestra un esquema común: durante los primeros minutos de la irradiación, no hay un efecto pronunciado, y entonces una cascada de destrucción micro-vial ocurre. El diagrama de datos aparece a los dinámicos de un condensador. Al principio hay una acumulación de energía, y entonces una descarga catastrófica. Esto puede indicar que el nivel de la temperatura ha sido alcanzado, o eso puede indicar que un proceso de 2 fases esta en marcha. La segunda fase de este proceso puede ser muy bien una acumulación de radicales () de oxigeno () que parecería ser ciertamente los primeros sospechosos porque ellos tienen una propensión considerable para disociar los líenes de convalencía del ADN. Los radicales de oxígeno pueden ser generados por la ruptura del líen de hidrógeno en una molécula de agua (H2O). Las moléculas de agua existen al lado de las moléculas del ADN como la carpeta, espeso de 2 o 3 capas. Estas moléculas de agua porción comparten un líen de hidrógeno con los átomos que componen el marco del ADN, conteniendo el carbono, del nitrógeno (azote) y otros de oxígeno. A todo momento dado, uno de los átomos de hidrógeno puede ligarse primero con cualquier átomo de oxígeno de la molécula de agua, o a un otro átomo de oxígeno en el marco del ADN. El carácter que fluctúa de estos repartos o cambios de líen es aumentado por la temperatura y las dinámicas inducidas por las micro-ondas. Aunque la cantidad de los radicales de oxígenos que pueden producirse por estos procesos no pueden ser determinados en este momento, la producción de un cierto número de los radicales de oxígeno es inevitable en estas circunstancias. Es necesario notar, aquí todavía, que la mayoría de los radicales de productos de oxígeno producidos de esta manera existiría únicamente de manera breve, porque ellos casi se ligarían inmediatamente al sitio el más cercano disponible. Si este sitio es un átomo de oxígeno en el marco del ADN, nosotros tomamos una ruptura del líen de convalencía, aunque probablemente las rupturas simultaneas de un numero suficiente de líenes de convalencía conducirían a un fallo de la molécula de un ADN. Y así, lo que nosotros tenemos es un proceso a dos fases de rupturas de líenes de convalecencia del ADN resultante de los radicales de oxígenos generados por las radiaciones de las micro-ondas. Esto es una teoría, y ella espera una comprobación experimental.


Una teoría alternativa viene de investigadores de la Universidad de Fukuoka, en Japón.



En una serie de estudios no específicamente implicados en las micro-ondas, estos investigadores establecieron ciertos Iones que pueden estimular las rupturas del ADN y la producción de radicales OH (Kashige y al 1990. Kashige y al 1994). Ellos determinaban también que los azúcares aminados (azote) y los derivados podrían inducir rupturas de brinzas del ADN (Kashige y al 1991). Es posible que las micro-ondas puedan causar generaciones de Iones cúprico (sal de cobre) y radicales de hidróxilo (u oxhidrilo = OH) y que una auto-oxidación de azúcares aminados en solución sean implicados en la ruptura de las brinzas del ADN (Watanabe y al 1990. Watanabe y al 1986). El líen entre las micro-ondas y estos derivados permanecen ser establecidos.



Referencias.



[1] Covalencía: moléculas vinculadas juntas por uno o electrones que les es común.

[2] Dielélectrico: aislado.

[3] Biocida: que destruye los micro-organismos.

[4] Letalita: razón de muerte.

[5] 1 eV: 1.602.10‾19 J.

[6] Líen covalente: líen entre dos o varias moléculas que están liadas por uno o varios electrones comunes.

[7] Radical libre: compuesto molecular no liado a una molécula (es libre), no combinado a una molécula. El es por consiguiente un Ion, porque ha salido de un compuesto, el esta cargado. La tendencia a recuperar su estado estable le obliga a recuperar un lugar en una molécula y por esto remplazar otra molécula. De donde los radicales libres son peligrosos para las moléculas. Ellos tienen una tendencia constante a destruir las moléculas.

[8] Oxidación de las células: el oxígeno a 8 electrones sobre 2 órbitas, de los cuales 2 sobre la primera (ver tablero de Mendeleïev). La segunda órbita tiene por consiguiente que sólo 6 electrones. Para ser un elemento estable debería tener 8 de ellos. Es por consiguiente inseguro y va buscar en su entorno los 2 electrones que faltan. Además como sólo tiene 2 órbitas, él es muy reactivo (su centro es más atractivo de electrones). Uno dice que el oxígeno es la paradoja de la vida, porque es necesario a la química del carbono y otro, por consiguiente a la vida de las células, pero él es necesario a la química de carbono y otros, de las cueles a la vida de las células, pero es en mismo tiempo muy nocivo, porque tiene una tendencia a captar los electrones de su barrio. En el momento de la oxidación, el oxigeno puede a causa de su reactividad tomar la plaza de un otro átomo o incluso de una parte de la molécula y crea así un radical libre.



Todo lo que se ha publicado hasta el presente nada es favorable o beneficioso para la salud de las personas que están sometidas a estas radiaciones electromagnéticas pulsadas, desde que me sucedió lo que me sucedió en Cullera en el 2000, nadie podrá decir que estas frecuencias son inocuas si él/ella no son idiotas o ingenuos en el tema este, no es por qué no se vea nada, que esto quiere decir que en realidad no hay nada, los seres vivientes funcionan muy complejamente biológicamente hablando, este puede reaccionar a tal nivel y el otro muchísimo más bajo, nadie reacciona de la misma manera o a la misma intensidad, por eso cada uno de nosotros somos únicos, los campos electromagnéticos entran en correlación con los ritmos biológicos del cuerpo humano, estos ritmos son muy bajos de varios hercios hasta alguna decena de hercios, es lo que hace que ciertas personas reaccionen a densidades mucho más bajas que los demás y así sucesivamente !



Lo que sí que es sorprendente es que donde el medidor dice que hay 0.00 Voltios/m al cabo de unos días duermes como un madero, es lo que se puede calificar el mismo resentimiento que en tiempos antiguos, vuelves a hallar lo que solías tener en el pasado, esto sólo se puede apercibir en las zonas rurales de la península, en los pueblos o ciudades es como si te cortasen la vida poquito a poquito cada día, lo que más me ha chocado durante mí instancia en España es que la gente está como topos, completamente por debajo de los hechos y con los ojos cerrados, cuando yo ví que los socorristas efectuaban sus llamadas telefónicas desde el interior del contenedor que les habían facilitado en la playa como lugar donde guardar las cosas y lugar de trabajo, me he quedado de piedra viendo que estos estaban otro tras otro efectuando las llamadas telefónicas desde el interior de este contenedor que es de metal, yo se lo expliqué a uno de ellos que también había pasado una larga parte de su vida aquí en Namur en Bélgica, después dicho y sus colegas si tenían que efectuar una llamada telefónica la efectuaban desde afuera del contenedor y lejos de donde los demás se encontraban, creo que les ha entrado algo de lucidez durante el tiempo que estuve presente, lo que era más sorprendente es que estos no habían oído nunca hablar a nadie de esto y lo hacían por ingenuidad !



Estar siempre reprimiéndoles ya a veces te cae a tí pesado, pero es tu derecho de decírselo, que lo acepten o no eso es otro tema, si es que son inocuas estas frecuencias, por qué es que han bajado las densidades desde el 2001 en el norte de España !



Si es que son inocuas, yo en vez de bajarlas las aumentaría hasta lo que está previsto por la ley, ellos mismos se ponen en causa bajando las densidades, bien entendido, los jueces esto lo ignoran por ignorancia o ordenes que les llegan ?



Cuantos disponen de un medidor para saber de esto !

Yo puedo afirmar que en el mismo lugar en el 2001 se median 1.4 Voltios/m y ahora se miden 0.7 Voltios/m por qué bajar las densidades si es que son inocuas estas frecuencias ?

Lo max. que he hallado ha sido en Bilbao 1.0 Voltios/m, no sé si es porque son vascos y les quieren liquidar o es que en Bilbao son más ingenuos, pero en plena zona residencial, personalmente hallo tales hechos como someter esa populación a la muerte segura, en ese barrio había miles de familias que vivían por la densidad de casas que se aperciben en la zona, las otras densidades más altas que he hallado han sido en Cangas de Onís y en Llanes, el resto se encontraban por debajo de los 0.7 Voltios/m !

Incluso esa estaciçon que emitía a 2.8 Voltios/m en Celorio al lado de Llanes la han disminuido, ahora que alguien de Uds o de su familia contraiga algún tumor o cáncer y asigne en justicia a las operadoras con el tipo de justicia que se ve que hay hoy día en España, ese que robo dos gallinas para comer 8 años de cárcel, miren donde está el Sr. Roldan que se llevo 1.600 Millones de antiguas Ptas de los fondos ocultos de la Guardia Civil, miren que tipo de vida tiene el otro banquero que hasta alfombra tiene en el suelo de su celda, Internet, teléfono, comer a la carta, etc……………

El pequeño caballero solía decir que España iba bien, verán lo bien que va cuando llegue el momento ese, también el Ministro M. Rajoy dice que el chapapote se había terminado, tan idiotas cree que somos hoy día, en la playa donde yo iba hubo días que sacaban más de 50 Klgs de chapapote, de donde venia entonces ese chapapote, cada poco la gente venía a por aceite y papel para limpiarse los pies, a que no van a ver como están aún las piedras de la playa esa llenas de petróleo ?

Una cosa si que se debe de señalar, ahora los arquitectos de obras públicas parece ser que han encontrado la formula de hacer carreteras, por lo menos la autopista de Llanes a Oviedo es una autopista y el vehículo se comporta como debe de comportarse, pero las carreteras segundarias, sólo hay que ver cada semana la larga lista de muertos e heridos que salen y no todos son mencionados, das la curva con un vehículo de más de 1500 Klgrs hacía la izquierda y el vehículo te hecha hacía la derecha, das la curva hacía la derecha y el vehículo se inclina hacía la izquierda, es ahora comprensible de que aya tantas victimas cada semana en las carreteras españolas, luego está el alcohol, las drogas, las salidas, fiestas, etc…………

That’s not the way !

Lo que sí que he apercibido es que la gente es más sensata en España a la hora de utilizar el móvil cuando conducen, no sé si será por que los verdes saben bien escribir sanciones o es que son más sensatos de lo que arriesgan que en otros países, lo que dichos automovilistas no saben es que telefonear desde su vehículo es encajonar más radiaciones, que salgan fuera del automóvil y hagan la llamada que les será menos perjudicable para su salud, el resto la gente es tan ingenua como en otros países, la prueba la tienen ahí, por qué bajan entonces las densidades si es que no son perjudiciales para la salud estas frecuencias ?

Aquí tenéis la confirmación de que los derechos civiles de los españoles son violados sistemáticamente por la justicia española, aquí tienen un ejemplo:

Avilés (Asturias). El repetidor de telefonía móvil de la travesía de la Industria se mantendrá en su lugar después de que el Juzgado de lo contencioso Administrativo №. 6 de Oviedo haya anulado la orden de demolición que había dictado el ayuntamiento.

El gobierno municipal había ordenado la retirada de la antena de telefonía móvil de Retevisión en agosto del pasado año, pero después de una batalla legal emprendida por la compañía, el juez ha acabado por dar la razón a la empresa de comunicaciones. Un auto previo, dictado por el juzgado №. 2, habнa sido favorable al ayuntamiento, que reclamaba la demolición de la antena con arreglo a los criterios fijados por la ordenanza municipal que regula la instalación de antenas repetidoras de telefonía móvil.

Dicha ordenanza fija una serie de requisitos de carácter sanitario, medioambiental y estético que habrían de cumplir todos los repetidores móviles del concejo concernido.

Si en otras Provincias los TSJ concernida han dictado que dichos Ayuntamientos tienen competencia en sus Municipios, esto es contrario a lo que dicho Juzgado ha dictado, es lo que se califica corrupción activa de dicho hacia estos ciudadanos que en teoría están cubiertos en derecho Constitucional por la Constitución española Art. 43, es que dichos jueces lo han olvidado, es que la salud no pasa antes que los intereses financiaríos de dicho lobby, porque es que en Francia exigen ahora que los móviles se vendan con auriculares si es que son inocuos, esto es una prueba más de que es España la democracia es sólo un símbolo y farsa sin fundamento alguno, no es la primera vez que los jueces españoles violan los derechos de los ciudadanos en beneficio de esta industria que se sabe que sus actividades profesionales resultan ser letales en el tiempo, si el mundo científico ha hallado que a partir de 0.0195 Voltios/m el Ion de Calcio el que precisamente nutre nuestras células es ya afectado/perturbado por estás frecuencias entonces los jueces españoles carecen de lucidez jurídica a la hora de dictar sentencias que son contradictorias al derecho/derechos que en teoría los españoles tienen derecho, es lo que se puede calificar de anarquía moderna, luego vendrán llantos y lamentaciones, lo han buscado y lo van hallar !

Creo que dichos jueces no están conscientes de lo que les espera, que hagan referencia a lo que está estipulado en la Biblia sobre este tema, bien entendido, será para más tarde pero van a pagar sus consecuencias doblemente por ser dichos jueces, que bonito sería no hubiese aún un más allá !

Ya he tenido por desgracia dos ejemplos a que punto está corrupta la justicia española en la región valenciana, ya es demasiado, ahora puede uno comprender porque es que España se encuentra en primera fila para recibir lo que le vendrá de pleno lleno no muy lejano, han votado por dichos, recibirán lo que es merecido, deben de reflexionar seriamente por quien deben de votar en las próximas elecciones si es que se cuentan los votos, aquí en Bélgica las cuentas no salen, 9 y pico millones de belgas + los extranjeros con derecho a voto, quitas los menores de 16 años y los mayores de 70 años, el primer ministro creo que obtuvo 585.000 votos, el segundo unos 350.000 votos, el tercero unos 125.000 votos, hagan cuentas donde han ido el resto de los votos, es sólo una constatación real, si lo más esencial de un país el derecho Constitucional y este es sistemáticamente violado por los tribunales de diversas provincias, entonces creo que no se le puede denominar de un país democrático, no es decir que hacemos esto y somos los amos del negocio, hay otros parámetros que se olvidan de tener en cuenta y que dichos les van a costar lo más sagrado, sus propias vidas y esas de sus seres más queridos, Noe había igualmente advertido de lo que estaba por camino, que caso le han hecho ?, es de mismo con la actual situación, se advierte, se reitera, se vuelve a reiterar, después vendrá lo que debe venir !

Cuando se hace pasar primeramente los intereses financiaríos que los derechos de los ciudadanos, esto sólo desembocará en tragedia inmensa, sus ingenuidades la van a pagar con sus propias vidas, si no hubiese pasado por ese camino ya, me reservaría de hacer comentarios, no es porque no se resiente nada que esto no quiere decir que no hay nada, la prueba la tienen ahí, por qué con el mismo medidor se miden actualmente en las mismas localidades menos del 50% de densidades en las emisiones de las estaciones de base que he expuesto !

Por tanto la Sra. Ministra Ana Pastor os había dicho que estás frecuencias eran inocuas, dicha creo que os toma por idiotas o iletrados, si el mundo medical y el mundo científico, al no ser que no hayan sido corrompidos como ese Profesor americano, que después de enviarme una copia del articulo, lo traduzco electrónicamente le envió copia y me dice que él no ha sido quien me lo ha enviado, es ya demasiado, de mismo un investigador de la comunidad valenciana, resulta que va a Andalucía y pretende hacernos creer que 0.614 Voltios/m es una densidad a tener en cuenta, lo que hace hoy día la corrupción y el dinero, que hacemos con las hormonas que son ya afectadas a 0.275 Voltios/m, que hacemos con el EEG que es ya afectado a 0.087 Voltios/m, que hacemos con el Ion de Calcio que es ya afectado a 0.0195 Voltios/m ?

No se puede seguir metiendo a la populación como si dichos fuesen ingenuos o atrasados metales, se sabe que los campos electromagnéticos son letales en el tiempo, sea cual sea el tipo de campo eléctrico o magnético, pulsado o no pulsado, se sabe que los campos magnéticos son de mismo letales, cocinas eléctricas o Vitro cerámicas, etc……

Se sabe que estas hiper-frecuencias pulsadas interfieren con los biorritmos del cuerpo humano, se sabe de esto desde 1945, ya ha sido publicado lo que les sucedió a la populación inglesa que residía detrás de los radares militares en 1945, miles de estos ciudadanos ingleses han fallecido posteriormente, se sabe de lo que pasó en la Embajada de los EE.UU en Moscú entre 1953-1976, se sabe lo que ocurrió en Corea, se sabe de lo que ha hallado el Profesor polonés Stanislaw Szmigielski en 1996, se sabe de los dos últimos informes científicos nórdicos, se sabe de lo que ocurre cuando estás expuesto a proximidad de alguna estación de base de la telefonía móvil, hoy día no se puede argumentar que no es conocido todo esto, ver la larga lista de casos de cáncer y fallecimientos a proximidades de alguna estación de enlace de la telefonía móvil, no se puede seguir ignorando los hechos y los jueces no pueden seguir violando los derechos que los españoles tienen pleno derecho ante las jurisdicciones judiciales, luego les vendrá su castigo, que hagan referencia a la advertencia que el Creador les ha dado, está estipulado en la Biblia, no es invención propia, pero llegará el día que tendrán que dar respuesta de sus hechos ante ESE que no querrán estar ante ÉL !

© Copyright.
Bruselas (Bélgica) Francisco Gabiola Guerra
e-mail: cardasian7@yahoo.fr
imagen
Documento de respuesta al "Estudio Epidemiológico en el Colegio García Quintana" hecho público por la Consejería de Sanidad y Bienestar Social el 20 de Noviembre de 2001.
1. Antecedentes.
1.1. La sospecha de exceso de cáncer infantil en el Colegio Público García Quintana (CPGQ) y su relación con un gran número de antenas situadas en la azotea del edificio de la C/ López Gómez 5..
En el mes de junio de 2001 se puso en conocimiento del Ayuntamiento de Valladolid la preocupación de los padres del CPGQ ante la progresiva acumulación, desde los primeros meses del año 2000, de un gran número de antenas (probablemente 36 postes emisores, que correspondían a 9 estaciones-base) en la azotea del edificio de la C/ López Gómez nº 5, situada a tan sólo 46 metros de distancia del colegio. El 18-07-2001 se repite la notificación por parte de otros padres miembros del Consejo Escolar, dado que ya era conocida entonces entre los integrantes de la comunidad escolar la existencia de dos casos de cáncer infantil (una leucemia en una niña de 5 años, diagnosticada en diciembre de 2000, y un linfoma en un niño de 9, diagnosticado en febrero de 2001). En septiembre de 2001 se produce el tercer caso de cáncer, de nuevo una leucemia en una niña de la misma clase que la anterior, acontecimiento que se notifica verbalmente al concejal de urbanismo, Sr. Sumillera.
Desde ese momento, los padres de alumnos del CPGQ solicitan con carácter urgente la retirada cautelar de las antenas del edificio de López Gómez 5, basándose en el principio de precaución que cabría aplicar en esta situación ante las sospechas de que estos casos pudieran haberse producido por dichas antenas. Este principio es reconocido a nivel internacional por la Convención de Helsinki, el Acuerdo de Panamá, el Protocolo de Oslo, la Convención de Sofía, el Protocolo de Barcelona y el Acuerdo de La Haya (1). Además, tanto el Ministerio de Sanidad y Consumo, como la Organización Mundial de la Salud desaconsejan la ubicación de las estaciones base de telefonía próximas a espacios sensibles, tales como centros escolares (2, 3).
Por otra parte, los padres tienen conocimiento en ese momento de que todas esas antenas carecen de licencia de actividad y que por tanto fueron instaladas ilegalmente según la ley 5/1993, tal y como ha establecido la Jurisprudencia emanada del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (Sentencia de la Sala de lo Contencioso del 11/10/01). Posteriormente, se ha conocido también que fueron instaladas cuando el edificio tenía agotado su aprovechamiento urbanístico, lo cual haría ilegal igualmente la colocación allí de las estaciones base, en este caso a tenor de lo que establece el Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid. Pese a estas evidencias y ante la negativa por parte de las autoridades municipales de retirar la totalidad de las estaciones base (sólo se inicia a finales de septiembre de 2001 la retirada de tres estaciones, las cuales incluso carecían de licencia de obra), los padres comienzan entonces a adoptar distintas medidas que garanticen el respeto de sus derechos y, sobre todo, el del elemental derecho a la salud de sus hijos (peticiones a las autoridades implicadas, inicio de actuaciones en el ámbito penal y de lo contencioso- administrativo y acciones de movilización ciudadana).
En este contexto, en octubre se comunica la situación al Jefe del Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social y al Coordinador de la Zona Básica de Salud Gamazo-Centro, solicitándose la reunión del Consejo de Salud. En noviembre de 2001 es el Consejo Escolar del CPGQ el que solicita formalmente el cierre cautelar de las emisoras de Radiaciones No Ionizantes (RNI) ante el Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente y la Directora General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad. También se solicitó a la mencionada Dirección General la participación en el estudio que se iba a realizar de un representante del grupo de afectados. De ninguna de estas peticiones se ha obtenido contestación en la fecha en la que se elabora este documento.
Los padres del CPGQ elaboraron, contando con sus propios medios, una valoración científico-sanitaria provisional de la situación, contando además con el asesoramiento de diversos científicos y técnicos independientes, entre los que cabe citar:
- D. Luis Miguel Valles Casado, Médico Titular, Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Máster en Salud Pública por la Universidad de Glasgow, Oficial Sanitario y con ejercicio profesional en el Centro de Salud Centro-Gamazo (al que pertenece el CPGQ).
- D. José Represa, Doctor en Ciencias Físicas y Profesor Titular de Electromagnetismo de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valladolid.
- D. José Luis Fernández Ruiz, Catedrático de Física Médica de la Facultad de Medicina
de la Universidad de Oviedo
- D. Arturo Soria, Ingeniero experto en los efectos de las radiaciones no ionizantes (Madrid)

- D. Javier Sanz, Médico Especialista en Salud Laboral y Secretario de la Sociedad
Española de Especialista en Salud Laboral
Esta valoración más autorizada de la situación confirma las sospechas iniciales, en el sentido de que en el CPGQ se ha producido una incidencia de cáncer infantil desproporcionada y que un posible factor de riesgo son las RNI.
1.2. La actitud de las autoridades ante el problema.
Este riesgo detectado para la salud de los niños rápidamente genera una situación de alarma, desasosiego e incluso ansiedad entre los padres y otros familiares de los alumnos del colegio. Semejante situación, de por sí un problema de salud en la comunidad, no hace sino agravarse ante la actitud de las diversas administraciones, que niegan su colaboración y el diálogo directo con los padres; el cual es sustituido por declaraciones polémicas y descalificadoras en la prensa, de tal modo que tanto el Alcalde de Valladolid como el Consejero de Sanidad se niegan a recibir a los representantes de los padres (en el momento de redactar este documento siguen sin recibirlos).
El Ayuntamiento publica en la prensa un informe sobre mediciones de intensidad de campo, afirmando que están por debajo de los límites permitidos. La medición se efectúa para una gama de frecuencias (100 Mhz a 3,5 Ghz) dentro de las cuales no estaban emitiendo las antenas del CGQ (3.5 Ghz a 26 Ghz); además se realiza sin la colaboración de los padres y por parte de una empresa no independiente.
El Consejero de Sanidad y Bienestar Social declara a la prensa que el conglomerado de casos puede ser una coincidencia, adelantando así ya la conclusión del estudio deseada por la propia administración. Como a comienzos de noviembre se tiene noticia de la intención de constituir un comité de expertos para el estudio del conglomerado de casos de cáncer, el Consejo Escolar del CPGQ solicita la participación en el estudio. No obstante, y en contra de las recomendaciones nacionales e internacionales (4, 5, 6, 7), se excluye del mismo tanto a los padres de los niños enfermos como a los padres de los niños expuestos afectados. Se excluye también a los médicos de familia y pediatras de atención primaria de salud de la zona básica de salud Gamazo Centro. Tampoco se tiene noticia de que hayan sido consultados los pediatras de los pacientes.
2. EL ESTUDIO EPIDEMIOLOGICO “GARCIA QUINTANA”.
El 20 de noviembre se dio a conocer a la prensa el informe sobre el llamado "Estudio epidemiológico en el colegio GQ" en el que taxativamente se descarta la asociación causal entre la exposición a las radiaciones no ionizantes y el cáncer infantil. El estudio tiene dos partes, una primera denominada estudio epidemiológico descriptivo y una segunda denominada estudio etiológico, que vamos a analizar por separado. Pero, ante todo hay que señalar que, pese a su título, esa primera parte es simple y llanamente una descripción de casos y una estimación de incidencias, de tal modo que su valor para establecer la causalidad (relación causa-efecto entre RNI y casos de cáncer) es escaso o nulo. La segunda parte, el llamado estudio etiológico, es en realidad una conjetura apresurada sobre la etiología del cáncer (un tema ciertamente complejo) y la naturaleza de las ondas electromagnéticas, teniéndose en cuenta exclusivamente las mediciones oficiales y no independientes (además de insuficientes e incorrectas) que han valorado solamente niveles de protección frente a los efectos térmicos.
En cuanto a los "expertos" que firman el estudio hay que señalar que la composición del grupo está claramente sesgada: de los 12 miembros sólo 4 eran médicos, dos de ellos pertenecientes a la propia Consejería y, por lo tanto, es claramente cuestionable su independencia; mientras que el resto de los miembros pertenecen igualmente a las distintas administraciones (local, autonómica y estatal). Además, si consideramos como expertos en materia de salud pública aquellos autores de reconocido prestigio, bien por su actuación en el campo de la salud, bien por la publicación de trabajos de investigación en revistas nacionales o internacionales, hemos de decir que después de haber realizado una búsqueda bibliográfica utilizando las siguientes palabras clave: epidemiología y leucemia, epidemiología y linfoma, conglomerados y cáncer, exposición a campos electromagnéticos y cáncer; y el primer apellido con la inicial del nombre de cada uno de los expertos, no hemos hallado publicación alguna cuyos autores o coautores sean cualesquiera de dichos "expertos".
2.1. El estudio epidemiológico descriptivo.
La descripción de los casos del CPGQ que ha realizado la Consejería de Sanidad se basa únicamente en las historias clínicas, de tal modo que los propios autores del estudio descriptivo admiten la insuficiencia de la información para llevar a cabo dicho estudio. Se carece por tanto de datos importantes sobre variables demográficas, socioeconómicas y de exposición a posibles agentes cancerígenos. En efecto, en la descripción de los expuestos se constatan de manera manifiesta dichas carencias.
En definitiva, la descripción de los casos de cáncer infantil ocurridos en la provincia de Valladolid en el quinquenio 1995-2000 y en lo que va del 2001 carece de las mencionadas variables (demográficas, socioeconómicas y de exposición), echándose sobre todo en falta una herramienta muy útil en epidemiología descriptiva como es la cartografía sanitaria (mapas de riesgo donde se detallen los centros escolares y lugares de residencia de los enfermos). Cabe añadir también, en relación con la recogida de los casos, que Castilla y León carece de un sistema de registro oficial de tumores.
Otras informaciones complementarias, importantes para el estudio, están también ausentes, tales como la mortalidad por cáncer por grupos de edad y las tendencias de mortalidad. La incidencia de cáncer en adultos de la Zona Básica de Salud Gamazo-Centro se podría haber obtenido consultando a pediatras y médicos de atención primaria de este Centro de Salud.
Por lo que se refiere a la comparación de tasas, el método de estandarización y las pruebas estadísticas aplicadas son desconocidos, pues en ningún momento se explicitan. En el estudio se comparan grupos con diferente estructura de edad, ya que los alumnos del CPGQ están comprendidos entre 3 y 12 años y los enfermos de leucemia y linfoma de la provincia de Valladolid son extraídos del grupo de edad de 0 a 12 años. Al mismo tiempo se toma como tasa de incidencia a nivel nacional la mediana de las incidencias de leucemia y linfoma del grupo de edad de 0 a 14 años. Al no haberse establecido corrección alguna ocasiona una infravaloración de la incidencia en los escolares del CPGQ, aunque en cualquier caso hay que señalar que todo el planteamiento resulta incorrecto.
Además, el estudio descriptivo lleva a cabo una desagregación de los casos según el diagnóstico y la fecha de aparición. En efecto, se estudian las dos leucemias linfoblásticas agudas (LLA) de manera desagregada en el 2000 y 2001, incrementándose de este modo el denominador en casi el doble (de 455 pasa a 796 personas año) y no se corrige la ausencia en este grupo de los niños de 0 a 3 años. La incidencia que se obtiene para LLA (de 251,2) habría que multiplicarla 12/9; y de este modo se obtendría una tasa de 334,9.
Para el caso de linfoma, que apareció en el 2001, el denominador nunca debe ser de 796 personas-año, ya que sólo se toma este año 2001 como unidad de estudio y por lo tanto la cifra máxima ha de ser el número de escolares matriculados, es decir 455, a lo que hay que corregir por el factor 12/9 por la ausencia de niños menores de 3 años. La incidencia así obtenida es, entonces, de al menos 293 casos por 100.000 personas-año en riesgo.
Si se tomara el tiempo de exposición desde marzo del 2000 (mes en el que posiblemente comienzan a emitir las primeras estaciones base) hasta noviembre del 2001 (fecha de inicio del estudio) la incidencia resultante para la leucemia (LLA), corregida por 12/9, resultaría ser de 400 casos por 100.000, lo que supone ser una incidencia de 100 veces más sobre los casos esperados.
Por otra parte, si se agruparan LLA y linfoma, como entidades tumorales que afectan al sistema retículo-endotelial la incidencia superaría los 600 casos por 100.000.
Aún así, hay que señalar que el estudio llega, no obstante, a la conclusión de que la incidencia de leucemias en el CPGQ en los dos años considerados (2000 y 2001) es de 251 /100.000 personas-año y la media anual (mediana) en los periodos considerados para la comparación es de 4,3/100.000 personas-año, de tal modo que aunque en el Informe oficial sospechosamente no consta, esto significa que el riesgo estimado durante ese periodo en los niños del CPGQ es de 58 veces más. Esta sí que es una conclusión de tipo epidemiológico derivada del planteamiento del estudio que, como decimos, no figura en las conclusiones del informe.
Esta elevada incidencia determina la fuerza de la asociación de leucemia –linfoma con los posibles factores de riesgo, siendo la exposición a las radiaciones no ionizantes uno de los identificados en el conglomerado de casos de cáncer infantil del CPGQ.
Para dar una idea del valor del riesgo identificado en el CPGQ por el propio estudio de la Junta, hay que decir que en relación con el aumento del riesgo de cáncer de pulmón asociado al tabaco se ha encontrado un riesgo "sólo" 15 veces superior en los fumadores frente a los no fumadores, un exceso de riesgo que, por supuesto, ha sido valorado como muy alto; de los más elevados que se han encontrado hasta la fecha en epidemiología del cáncer.
Finalmente cabe añadir la extraña circunstancia de que no se hayan tenido en cuenta la ubicación del resto de casos de cáncer infantil diagnosticados en Valladolid en este periodo, y ello pese a que la prensa ha publicado la existencia de otros dos casos en colegios próximos a la acumulación de antenas, información que todavía no ha sido desmentida o aclarada por parte de la Administración.
2.2. El estudio etiológico.
Las conclusiones de esta parte del estudio, claramente la peor realizada y la más cuestionable, no se basan en el propio estudio (del que no cabe deducir ninguna prueba o indicio acerca de la etiología de los casos) y son por tanto juicios de valor en la mayoría de los casos totalmente gratuitos.
Referencias bibliográficas y etiología del cáncer infantil.
Según los propios autores del estudio etiológico este debe iniciarse con una revisión bibliográfica que puede ampliarse con una consulta con expertos. Sin embargo, examinado el documento a estudio, en esta segunda parte, llamada estudio etiológico, no se presenta ni una sola cita bibliográfica.
Junto a ello. se observan unos contenidos de dudosa veracidad. Por ejemplo, se afirma que “las ondas no pueden deteriorar el ADN, alterar complejos enzimáticos, ni inducir la formación de sustancias extrañas, que son los mecanismos de producción de los procesos cancerígenos” (sic). Sin embargo, la Asociación Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), que asesora a la OMS en esta materia, reconoció por unanimidad de todos sus expertos en su reunión de Lyon del 27-VI-2001, que ha sido observada una asociación consistente de carácter epidemiológico entre determinados campos electromagnéticos y el incremento del riesgo de leucemia infantil, y ello pese a que no se haya establecido todavía una explicación científica y a que no se hayan identificado efectos carcinogénicos o co-carcinogénicos en los estudios experimentales (8). Este hecho ha llevado a la OMS a considerar a estos campos electromagnéticos como factor de riesgo 2B (posible efecto carcinogénico en humanos) y a iniciar asimismo una revisión a nivel mundial de los efectos asociados a las RNI procedentes de antenas de radio, TV, rádar y teléfonos móviles, cuyos resultados serán publicados a partir del año 2005.
En otro momento se afirma en el Informe de la Consejería que “En esta discrepancia debe señalarse que no existe ningún estudio que haya aportado evidencia científica de grado suficiente demostrando riesgos como el cáncer entre estas personas” (sic). Aparte de que ese "grado suficiente" resulta ser una opinión subjetiva no apoyada en ningún tipo de soporte bibliográfico, hay que señalar que existen importantes estudios que dicen lo contrario. Se han llevado a cabo más de 140 estudios epidemiológicos, 100 de los llamados ocupacionales y 40 residenciales, y en estos estudios se han calculado más de 500 valores de riesgo de aparición de cáncer en personas expuestas a las RNI: por cada valor que no pone de manifiesto un riesgo existen 6 que sí lo encuentran; de tal modo que un meta-análisis que cuantifica de manera sintética los valores de los riesgos estimados en los estudios de más calidad ha encontrado un exceso global de riesgo de leucemias infantiles del 46% (9). Además, en el prestigioso Informe Stewart sobre telefonía móvil, de los 11 estudios epidemiológicos más importantes, que selecciona entre los llevados a cabo en todo el mundo sobre cáncer linfático y hematológico y radiación por radiofrecuencia, 9 encuentran riesgo significativo frente a tan sólo 2 que no lo encuentran (10).
En cuanto a la etiología de la leucemia el estudio de la Consejería da por establecida la existencia del conocimiento de las causas, caracterizando leucemias “de novo” y leucemias “secundarias”. “Por tanto de los datos anteriores podría inferirse que ninguna de las leucemias tienen rasgos diferenciales con respecto a lo esperado en la LLA infantiles que se presentan de novo (sin antecedentes previos conocidos de exposición a tóxicos, fármacos, radiación)” (sic). Esta arfimación se hace sin tener conocimiento alguno de la exposición a la que han estado sometidos los niños enfermos y sanos del CPGQ.
Con relación a la leucemia linfoide aguda, asegura que el grupo de edad por encima de los cinco años es el de mayor incidencia, lo que se contradice con la información internacional la cual acepta que el grupo de 0 a 4 años es de mayor riesgo (11, 12, 13).
Por lo que se refiere a la enfermedad de Hodgkin, es una enfermedad muy rara en la infancia y más propia de adolescentes y adultos jóvenes (13).
Calidad de las mediciones y otros mecanismos implicados.
En la azotea del edificio de López Gómez 5 se encuentran al parecer estaciones de "sistema de acceso radio" (LMDS). Dado que, según los autores del estudio, estos sistemas emplean frecuencias de entre 3,5 Ghz y 26 Ghz, hay que señalar que en septiembre y octubre de 2001 se realizó una medición de la intensidad de potencia para la banda de 100 Khz a 3,5 Ghz (se ha utilizado una sonda del tipo 18 EM Radiation Meter Emir-300 de N&G), frecuencias en las que, como ya hemos señalado, no estaban emitiendo todos los equipos de López Gómez 5. Los resultados de dicha medición fueron divulgados en los medios de comunicación, pretendiendo dar la imagen de situación controlada, tanto por parte del Ayuntamiento como por parte de la Consejería de Sanidad.
Sin embargo, es este un tema técnicamente muy complicado y fácil de manipular. Lo que se ha medido en el entorno del García Quintana ha sido exclusivamente si los niveles de exposición estaban dentro del marco legal vigente en Castilla y León. Pero esos niveles sólo garantizan protección frente a los efectos térmicos de las microondas, es decir sólo tranquilizan en el sentido de que en ese entorno no nos vamos a quemar, que no se va a producir calentamientos de tejidos orgánicos. Ahora bien, ¿qué ocurre con los efectos no térmicos, entre los que se han descrito multitud de posibles mecanismos cancerígenos (como por ejemplo la disminución de melatonina)?.
Pues ocurre que los niveles admitidos por el Reglamento de la Junta son 10.000 veces superiores a los recomendados por los expertos en la Conferencia Internacional de Salzburgo para prevenir efectos no térmicos y centenares o miles de veces superiores a los admitidos en Castilla-La Mancha o en Cataluña en zonas cercanas a colegios. Además, según ha publicado la prensa, en la actual situación (3 estaciones base menos que cuando se diagnosticaron los cánceres) en el García Quintana habría una exposición 1.610 veces superior a la tolerable en los colegios de Cataluña y Castilla-La Mancha (14).
Pero es que además, como ya hemos señalado, estas mediciones del GPGQ sólo han tenido en cuenta a las antenas que emiten a 3,5 GHz y no han medido las de banda más alta de 26 GHZ. En este sentido hay que señalar que los niveles de supuesta protección del Reglamento de la Junta no tienen en cuenta los riesgos asociados a las diferentes frecuencias, pese a que el Catedrático de Física Médica de la Universidad de Oviedo, José Luis Fernández Ruiz ha afirmado que en este caso lo importante no es la intensidad sino la frecuencia de las emisiones, al tiempo que ha asegurado que "bajo la responsabilidad de mis conocimientos y de la evidencia de los sucesos, para mí es evidente que se ha generado un problema de inducción por onda electromagnética", posibilidad que por supuesto no contempla ninguna de las mediciones oficiales que se han realizado.
Como tampoco tienen en cuenta estas mediciones otros posibles mecanismos, tales como el "batido" de ondas que han podido producir tantas antenas funcionando a la vez por superposición de señales de frecuencias próximas, como ha propuesto José Represa, profesor de electromagnetismo de la Universidad de Valladolid (15); ni la posibilidad de que hayan influido los campos electromagnéticos de muy baja frecuencia (ELF) generados por los numerosos cables que bajan por la fachada del edificio al lado del patio de recreo, o los generados por los transformadores y equipos que, en gran número, se acumulan en el sótano del edificio. Otro posible mecanismo, ni siquiera considerado, es la interacción entre las RNI y la contaminación atmosférica producida por los 17.000 vehículos que, según la Concejalía de Tráfico del Ayuntamiento de Valladolid, circulan todos los días por la calle López Gómez, mecanismo posiblemente implicado en el cáncer, según una Nota Informativa del Parlamento Europeo de febrero de 2001 (16).
En efecto tal y como señala dicha Nota los campos electromagnéticos generan "partículas cargadas que se unen a las partículas contaminantes del aire, que a su vez se unen a las personas. En ese momento, los contaminantes se adhieren a la piel o se respiran, en cuyo caso y debido a su carga, se quedan bloqueados en los pulmones". De este modo los campos electromagnéticos atraen y concentran "sustancias contaminantes de los tubos de escape de los coches". Esta nota alerta sobre "la función que pueden desempeñar los iones o las partículas cargadas en el aumento de los casos de cáncer". El estudio ha sido realizado por el científico Federico Brucciani, bajo la supervisión de Gras Chambers, director de la Unidad STOA (Evaluación de Opciones Científicas y Tecnológicas) del Parlamento Europeo.
Por último, cabe añadir que en todo caso las mediciones sólo pueden mostrar la situación existente en el mismo momento en que se realizan no reflejando lo que ha pasado antes o puede pasar después. La potencia de los equipos instalados en la azotea de la calle López Gómez se puede aumentar o disminuir por las operadoras desde su centro de control de red con lo que el nivel de las emisiones y, en consecuencia los datos que pudieran reflejar las mediciones, pueden ser alterados en minutos. De esta forma, una medición nunca podría decirnos el nivel de emisiones máximo que la antena podría tener instantes después de ser medida.
Periodo de exposición y tiempo de latencia.
Es esta una cuestión clave a la hora de aventurar hipótesis causales o de descartarlas, sin embargo los datos que aporta el estudio de la Consejería en este sentido resultan escasamente fiables, ya que en el mismo se afirma que las antenas empezaron a emitir en noviembre de 2000 sin aportar ninguna prueba de ello. Es más, el mismo día en que se hizo público el informe el Ayuntamiento de Valladolid descalificó esta aseveración, aportando otra fecha de inicio de las emisiones totalmente distinta, aunque también sin suministrar ninguna prueba al respecto. Si en algo tan esencial como es el inicio de las emisiones de RNI no se ponen de acuerdo Junta y Ayuntamiento, la credibilidad del estudio y de sus conclusiones queda seriamente comprometida.
En cualquier caso es conocido que respecto a las instalaciones de estaciones base del edificio en cuestión, los primeros contratos de arrendamiento, licencias de obras y suministro de electricidad están fechados en el primer trimestre del 2000. Lo que corrobora la existencia de relación temporal entre exposición a radiaciones no ionizantes y los casos de leucemia-linfoma.
Y esto es así porque, aunque aseguran los autores del estudio oficial que el tiempo de latencia para el cáncer "habitualmente" (sic) es muy largo -y es cierto para determinados tipos de cáncer sobre todo los que se producen en adultos, por ejemplo, se estima que el periodo medio de inducción para el cáncer de pulmón asociado a la exposición al tabaco puede ser de 30 años-, sin embargo para leucemia aguda y linfoma en la infancia y exposición a radiaciones, el tiempo de inducción puede ser muy corto, a veces de tan solo meses como lo confirman los estudios clásicos llevados a cabo en Hiroshima y Nagasaki (17). Además las RNI pueden actuar como factor inductor, promotor o de progresión de la carcinogénesis .
Es más. según algunos investigadores, con una exposición de 8 horas diarias durante 3 meses a campos electromagnéticos de 10 microW/cm2 de intensidad y 2.375 Mhz de fecuencia se producen ya cambios significativos en la composición de la sangre (18). Hay que tener en cuenta que los límites legales en Castilla y León admiten intensidades en los colegios de 700 microW/cm2, es decir 70 veces superiores a las consideradas por estos investigadores.
La plausibilidad biológica
La plausibilidad biológica de un posible factor causal de una enfermedad (es decir la verosimilitud del mecanismo por el que actuaría, ya que dicho mecanismo estaría dentro de lo que los conocimientos biomédicos corroboran) es una importante cuestión. En este caso, cabe afirmar que los conocimientos actuales sobre el problema no descartan la asociación causal entre leucemia/linfoma y exposición a las radiaciones de radiofrecuencia (es decir admiten que puede haber plausibilidad biológica), existiendo un importante número de estudios que han encontrado relación entre leucemia infantil y la exposición a campos electromagnéticos (19, 20). Por otra parte la enfermedad es reproducible en animales de experimentación (desarrollo del linfoma en ratones genéticamente predispuestos) si son expuestos a este tipo de radiación (21)
Acerca de las conclusiones.
En el estudio oficial se afirma que: “Por último debe indicarse que la existencia de otros factores de riesgo específico de cáncer en los tres casos, la exposición a otros posibles agentes carcinogénicos y /o otros antecedentes familiares y personales no pudieron ser completamente conocidos en todos los casos, por no figurar en la historia clínica aportada.” De aquí se deduce la escasa información que poseen los “expertos” para enumerar las nueve conclusiones del estudio.
Dentro de las conclusiones destaca la número 8 referente a “los tres casos oncológicos de los dos niños enfermos del colegio “García Quintana” son más acordes con una presentación esporádica “de novo” que con una atribución secundaria a una posible exposición carcinogénica determinada”. Esta conclusión no se deriva del estudio epidemiológico descriptivo, ya que en él no se registra factor de riesgo alguno, ni para enfermos ni para expuestos.
En la conclusión número 9 se dice: “Que no se ha podido demostrar una causa del conglomerado de casos de cáncer infantil en el colegio “García Quintana” habiéndose rechazado específicamente la hipótesis causal de atribución al campo electromagnético producido por las estaciones de telefonía ubicadas en el edificio López Gómez 5, situado en las proximidades del colegio”. Es obvio que no se puede demostrar la causa del conglomerado dado que no se ha diseñado estudio alguno a tal fin, y que rechazar específicamente la hipótesis causal de atribución al campo electromagnético en este trabajo es totalmente gratuito y responde únicamente al criterio de los denominados expertos.
3. CONCLUSIONES DEL DOCUMENTO DE RESPUESTA.
1ª . Que a pesar de la desagregación de los casos, la comparación de los diferentes grupos de edad y las carencias metodológicas dentro de la parte descriptiva del estudio, se admite la existencia de un conglomerado de cáncer infantil en los niños del colegio “García Quintana” en los años 2000/2001.
2ª. Que pese a la infravaloración del riesgo que el estudio lleva a cabo, se reconoce un exceso de riesgo de cáncer infantil en el CPGQ 58 veces superior a la media nacional. Desde el punto de vista epidemiológico esta es la única y más relevante conclusión que puede extraerse de dicho estudio. En estas circunstancias, es decir la existencia de un conglomerado de casos de cáncer infantil con una elevada fuerza de asociación, relación temporal y plausibilidad biológica no se puede excluir una exposición ambiental a agentes cancerígenos por los pacientes de este colegio; siendo las emisoras de RNI uno de los factores de riesgo identificados en el estudio que nos ocupa.
3ª. Cabe resaltar la pobreza del estudio en cuanto a la descripción de determinadas variables, del mismo modo que conviene destacar la escasez de referencias bibliográficas en el estudio del conglomerado y su ausencia en el estudio etiológico.
4ª. Hay que señalar la posible inexperiencia de las personas que integran el llamado “comité de expertos” a juzgar por la inexistencia de publicaciones propias relacionadas muy directamente con este problema, así como la impericia profesional en materia de epidemiología descriptiva, estudios de conglomerado de cáncer y estudios etiológicos. Lo cual nos hace pensar en la existencia de un único objetivo por parte de los estudiosos: emitir un informe cuyas conclusiones estarían predeterminadas y condicionadas de antemano por el grupo político dominante en el municipio y en la comunidad autónoma.
5ª. Las mediciones que se utilizan como referencia en el estudio carecen de rigor, son sesgadas e incompletas y no contemplan otras hipótesis, ni permiten evaluar varios posibles mecanismos implicados, algunos de ellos ampliamente documentados en la literatura científica.
6ª. Las conclusiones que constan en el informe, no se deducen del estudio, y son juicios de valor, en algunos casos gratuitos. Destaca la falta de seriedad y de rigor al establecer la secuencia temporal y el tiempo de exposición, pues la fecha de inicio de actividad de las antenas emisoras de RNI aportada en el estudio ha sido desmentida por el propio Ayuntamiento de Valladolid y no coincide con los datos más sólidos obtenidos por otras fuentes. Sin embargo, prácticamente el único argumento utilizado para descartar la relación causal con las RNI es precisamente el tiempo de exposición.
7ª La actitud sensata ante los valores de los riesgos encontrados y con independencia del juicio de causalidad que se pudiera establecer, es el cierre cautelar de la actividad, y diseñar un estudio epidemiológico con representación de los afectados y epidemiólogos de reconocido prestigio.
8ª. La aplicación del principio de precaución no depende de un conocimiento científico del riesgo, sino que está diseñado para proteger la salud incluso antes de que se pueda demostrar el daño y es un principio recogido el multitud de Acuerdos y Convenios internacionales. Por eso es este un caso en el que, sin duda alguna, debe ser aplicado retirando de manera inmediata un posible riesgo evitable, y cuya supresión no conlleva un perjuicio notorio para nadie.
9ª. El llamado pomposamente "estudio epidemiológico" es la última burla de la Administración a las inquietudes de los padres del CPGQ. Este "estudio" lo único que demuestra es una falta de sensibilidad por parte de quienes lo han encargado y elaborado.
Valladolid, 11 de diciembre de 2001

COMISION DE PADRES DEL C.P. GARCIA QUINTANA
Bibliografía.
1. José Luis Fernández de La Madrid (abogado). "Prevenir por precaución". El Norte de Castilla. 10-XI-2001, pág. 21.
2. Campos Electromagnéticos y Salud Pública. OMS. Nota descriptiva No 193. Revisado en Junio del 2000.
3. Informe técnico del comité de expertos sobre campos electromagnéticos y salud pública del Ministerio de Sanidad y Consumo, año 2000, que en su recomendación nº 9 dice textualmente: Por un principio de precaución deberían evitarse que el haz de emisión directa de las antenas de telefonía afecte a los espacios sensibles como escuelas, centros de salud, hospitales o parques públicos.
4. Guidelines for Investigating Clusters of Health Events. CDC. MMWR. July 27, 1990 / 39(RR-11);1-16.
5. Tormo MJ y Banegas JR. Mejorar la comunicación de riesgos en salud pública: sin tiempo para demoras. Revista Española de Salud Pública 2001;75: 7-10.
6. J. M. Borràs / C. A. González Aspectos sanitarios y sociales en la investigación de conglomerados de cáncer. Gaceta Sanitaria.1998. Volumen 12 - Número 3 p. 138 – 145
7. Investigation d´une suspicion d´agregation de lucemies dans la region de Gaillon (Eure) France. Rapport d’étude. Institut de Veille Sanitaire-- Avril 2001 –
8. IARC Press Release nº 136, june 27 2001. "IARC finds limited evidence that residential magnetic fields increase risk of childhood leuhaemia".
9. Angelillo IF y Villari P. Residential exposure to electromagnetics fields and chilhood leukaemia: a meta-analisis. Bulletin of World Health Organization,1999, 77 (11).
10. William Stewart and Independent Expert Group on Mobile Phones. "Mobile Phones and Health". 2000. (Table 5.19).
11. Antonio A. Martín García, Jorge L. Soriano García, Yaima H. Galán Álvarez, Armando J. Rodríguez Salvá y Leticia M. Fernández Garrote. Incidencia de las leucemias y los mielomas en Cuba (1986-1990). Rev Cubana Oncol 1998;14(1):63-70
12. Priscila Torres Babié, Margarita Graupera Boschmonar, Benigno Ravelo Felipe, Mariela García Jordán, Armando Rodríguez Salvá y Ramón Ropero Toirac. Incidencia del cáncer pediátrico en la provincia Santiago de Cuba (1990-1994) Rev Cubana Oncol 1999;15(3):203-7.
13. M. Pollán Santamaría, G. López-Abente Ortega, N. Aragonés Sanz, P. González Diego y A. Navas Acién. Incidencia y mortalidad por leucemias en España. SEMERGEN.Viernes 1 Junio 2001. Volumen 27 - Número 06 p. 313 - 316
14. David Aso. "El Decreto no calma". El Día de Valladolid, 1-XII-2001, pág. 3.
15. José Represa. "Que el bosque nos deje ver las antenas". Diario de Valladolid-El Mundo, 27-X-2001, pág.2
16. Nota Informativa nº 05/2001 "Campos electromagnéticos y salud" de la Dirección General de Investigación del Parlamento Europeo (nº PE. 297.563)
17. UNED: United Nations Environnemental Programme. Radiation, doses, effects, risks. Blackwell Publishers. Oxford, 1991.
18. Christian Thuile y Andrés Varga. Gefährliche Strahlunger. Molder Verlang, Viena, 2000, pág. 65.
19. Michaelis J, Schuz J, Meinert R, Zemann E, Grigat JP, Kaatsch P, Kaletsch U, Miesner A, Brinkmann K, Kalkner W, Karner H. Combined risk estimates for two German population-based case-control studies on residential magnetic fields and childhood acute leukemia. Epidemiology 1998 Jan;9(1):92-4
20. Cherry N. Probable Health Effects Associated with Base stations in communities. The Need for Health Survey. www.land-sbg.gv.at/cel/tower
21. Repacholi MH, Basten A, Gebski V, Noonan D, Finnie J, Harris AW. Lymphomas in E mu-Pim1 transgenic mice exposed to pulsed 900 MHZ electromagnetic fields. Radiat Res 1997 May;147(5):631-40.
Imagen
SEMINARIO EFECTOS BIOLOGICOS DE LA ENERGIA

Organiza: ¿?????????? ¿??????? ¿? ¿? ¿? VALENCIA E IBERDROLA
Centro de Formación de Postgraduado

Valencia del 22 al 26 de octubre de 2001-11-09


Exposición crónica a campos electromagnéticos de 50 Hz y su posible relación con diversos parámetros de salud

Dr. Claudio Gómez-Perretta
Centro Investigación
Hospital ¿???????????? ¿? ¿? ¿?
4600? Valencia
gomez_cla@gva.es

Atención: Se ha eliminado la dirección de este centro por petición específica del Autor.

Introducción

La electrificación en los países industrializados ha ido incrementando progresivamente el nivel medio de exposición a los campos electromagnéticos (CEM) de baja frecuencia.

En 1970, coincidiendo con la irrupción de los monitores ó VDT (VideoDisplayTerminal) en el ambiente de las oficinas modernas, aparece un nuevo síndrome llamado hipersensibilidad a la electricidad (Pearce, 1984). Aunque los síntomas varían para cada individuo los más frecuentes incluyen alteraciones del sueño, fatiga general, cefalea, dificultad para concentrase, mareo, tensión ocular, y alteraciones en la piel.

Típicamente, los síntomas aparecen de forma intermitente, desapareciendo cuando el individuo está fuera del alcance de los CEM. Aunque se presentan casos irreversibles, donde los trastornos se agravan y permanecen ya definitivamente.

En 1994 Sandyk, logró modificar diversas funciones cerebrales en enfermos de Parkinson y de Alzheimer estimulándolos con CEM de intensidades extremadamente bajas, del orden de picoteslas, corroborando empíricamente lo extremadamente sensible que es nuestro tejido cerebral a los CEM.

Finalmente, varios estudios epidemiológicos han concluido que la exposición a CEM está asociada con un aumento del riesgo de contraer cáncer particularmente las leucemias en los niños dando lugar a que el grupo de trabajo sobre CEM (NIEHS,1998) calificara a esta exposición como de posible acción cancerígena, coincidiendo con de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) que la clasifica dentro del grupo 2B.


Datos epidemiológicos sobre exposición ocupacional

Del libro publicado por la NIEHS sobre CEM y salud entresacamos (pag.108 y siguientes) que los primeros informes sobre problemas de salud asociados a CEM en el medio laboral se realizaron en la antigua URSS en subestaciones eléctricas (Asanova, 1966). Después, han seguido más de 100 estudios epidemiológicos destacando aquellos sobre depresión/suicidio, enfermedades cardiovasculares y cáncer. El estudio de Van Wijngaarden et al, (1999) puso de manifiesto que el riesgo de suicidio era mayor en electricistas y trabajadores de líneas de Alta Tensión con valores de riesgo relativo de 2.18 y 1.59 respectivamente. Además, incrementaba con el nivel de exposición a los CEM e inversamente con la edad de los sujetos. De esta forma observaron que el riesgo relativo era mayor en los menores de 35 años e hipotetizaron que una menor edad supondría una mayor vulnerabilidad para desarrollar depresión y secundariamente cometer suicidio. Estudios multicéntricos revelaron también que los tumores cerebrales y las leucemias se incrementaban en trabajadores de centrales eléctricas.


Datos epidemiológicos sobre exposición residencial

Un exceso de configuración de cableado eléctrico que sugería un alto flujo de corriente, con el consiguiente campo magnético, fue observado por Wertheimer y Leeper en Colorado (USA) junto a viviendas donde vivían niños que desarrollaron significativamente más cáncer que otros sin tal situación. El hallazgo fue más evidente en aquellos que habían vivido siempre en viviendas próximas al cableado de alta tensión y además parecía estar relacionado con la dosis de Radiación Electromagnética (REM) recibida, desechándose artefactos tales como la densidad de tráfico, clase social o estructura familiar. Posteriormente, Savitz y colaboradores confirmaron el riesgo de carcinogénesis de estas radiaciones no ionizantes

En resumen, y solo con respecto a las leucemias en niños, existen al menos 11 trabajos que asocian estadísticamente la exposición crónica a CM y dichos cánceres mientras que otros 6 no encuentran esa clara asociación. Una explicación plausible viene dada por Green y colaboradores en un reciente artículo publicado en la revista Cancer Causes and Control en 1999 donde evidencia que la disparidad encontrada puede deberse a aspectos metodológicos. Así, observa que cuando se realizan medidas continuas del CEM, los resultados evidencian una mayor asociación entre exposición y leucemia que cuando se efectúan medidas puntuales, siendo además más constatable para CEM superiores a 0.3 microteslas. Por ejemplo, el trabajo de Linet et al, (1997) que no encuentra asociación considerando la configuración del cableado y sí cuando utiliza medidas de CEM de 24 horas y considera exposiciones mayores de 0.3 uT.


Análisis del estudio epidemiológico sueco.

Los estudios epidemiológicos preliminares sobre cáncer infantil y exposición a CEM (Wertheimer-Leeper,1979; Savitz et al, 1988; London et al,1991, Kaune,1987, Barnes,1989, Zaffanella,1993), se basaban en el criterio de asociar un mayor CEM en viviendas con Alta configuración de cableado (HCC) con respecto a las de Baja configuración de cableado (LCC).

Sin embargo, la falta de mayor o incluso de una comparable asociación entre enfermedad y medida directa del CEM en casa de los controles y los pacientes objeto de varios estudios (Savitz et al, 1988, London et al, 1991) originaba dudas sobre esta supuesta relación causa/efecto.

Una posible explicación pudiera deberse a que en los estudios epidemiológicos caso/control, el caso es identificado varios años después de contraer la enfermedad mientras que la carga promedio de las líneas de transporte se incrementaba un 1,3 % anualmente (Feychting et al, 1993) de lo que se deduce que el valor de CEM contemporáneo no refleja el CEM existente en la fecha del diagnóstico y mucho menos el CEM de los años previos o de incubación de la enfermedad. El procedimiento seguido por Feychting et al, (1993) se centraba en una población de niños de menos de 16 años, 1 caso por 4 controles, y dentro de los 300 metros junto a líneas de 220 y 400 KV, durante el periodo: 1960-1985.

La medida del CEM contemporáneo se basaba en la cuantificación del CEM histórico a partir del conocimiento de la carga media anual proporcionada por los ficheros de las COMPAÑIAS ELELECTRICAS y teniendo en cuenta:

I= R Iexp2 MW + Iexp2MVAR
I(MW)= 1000( MWh(To) + MW(from)) / R3 V
I(MVAR)= 1000( MVAR(To) + MVAR(from)) / R3 V

 I :Corriente eléctrica en amperios
 I(MW): Corriente real promediada en amperios
 I(MVAR): Corriente reactiva promediada en amperios
 MWh(To) y MW(from) energía acumulada real en las dos direcciones
 MVAR(To) y MVAR(from) energía acumulada reactiva en las dos direcciones

B= a I Srms/Rexp2
B: teslas (T), a: 0.245 uT, Srms: raíz cuadrada de la distancia entre los tres conductores de la línea, R: distancia en metros.
El factor 1000 posibilita que las corrientes calculadas lo sean en amperios.

De esta forma, teniendo en cuenta la intensidad y distancia de la época del diagnostico de la enfermedad se calculaba la densidad del campo magnético (B), permitiendo asociar el valor de CEM histórico con la aparición del tumor.


Epidemiología sobre el cáncer de mama

El aumento de la incidencia de este tipo de cáncer en los países más industrializados y su incremento en trabajadores de centrales eléctricas ha servido para que muchos investigadores se plantearan seriamente la posibilidad de una asociación con la exposición a CEM. Recientemente, Feychting et al., (1998) encontraron un incremento de cáncer de mama en mujeres y hombres residentes junto a cables de alta tensión (por encima de 0.2 microteslas). El riesgo llegaba hasta 7.4 si se trataba de mujeres jóvenes (menores de 50 años) y el tipo de cáncer era estrógeno-dependiente. Más adelante profundizaremos acerca de la posible disminución de la hormona melatonina en presencia de CEM y que este descenso pudiera incrementar los niveles circulantes de estrógenos y aumentar así la susceptibilidad por los cánceres relacionados con las hormonas sexuales.


Efectos teratogénicos

Juutilainen et al., (1993) llegaron a la conclusión de que las mujeres expuestas a CEM de origen doméstico durante su gestación con intensidades superiores a 0.63 uT tenían más riesgo de aborto que aquellas expuestas a un CM inferior a 0.13 uT. Previamente, Delgado et al., (1983) describieron como se detenía la embriogénesis de un embrión de pollo cuando se le exponía a un CM de 1 uT de 100Hz de frecuencia. Más recientemente, Berman et al., (1990) mediante una exposición de CEM de 1 microtesla (100 Hz) que inducía un campo eléctrico de 0.1 microVoltio/cm en el interior del huevo de pollo irradiado originaba un 6 % de embriones anormales respecto de un grupo control. Posteriormente, Cameron y col. 1993 utilizando cultivos de células de ratón observaron un retraso en el desarrollo de la línea celular expuesta a una CEM de 10 uT. Sin embargo, un estudio de Veicsteinas et al,, (1996) no encontró ninguna alteración en embriones de pollo sometidos a un CEM de 200 uT (60 Hz) consistente con un campo eléctrico inducido de 10 microvoltios/cm. En una reciente replicación sobre los estudios con embriones de pollo, Farrel et al, (1997), utilizaron 2500 embriones encontrando un incremento de anomalías en el desarrollo de los embriones expuestos a un CEM de 1 a 4 uT(60 Hz) que inducía un campo eléctrico de 100 microVoltios/cm.


Carcinogénesis experimental

La hipótesis de doble fase de carcinogénesis comprende la de iniciación y la de promoción. Se acepta generalmente que los CEM no tiene suficiente energía como para dañar DIRECTAMENTE el ADN (Genotoxicidad). Sin embargo, procesos biológicos que pueden afectarse por los CEM dando lugar a sustancias con acción de radical libre(RL) por ejemplo, podría dañar INDIRECTAMENTE al ADN.

Solo un estudio (Khalil & Qassem, 1991) evidenció presencia de Aberraciones Cromosómicas(AC) en linfocitos humanos sometidos a un CEM sinusoidal con un pico de1.05mT e intervalos de 24-72 h de exposición. En otro modelo (Nordenson et al, 1992, 1994), con células humanas de líquido amniótico sí obtuvo un modesto pero consistente incremento en la frecuencia de AC comparado con controles. Mientras densidades de flujo magnético más alto (300 uT) no afectaba de esta manera, exposición intermitente, 15 segundos ON-OFF durante 72 horas producía AC con una menor densidad (30 uT). Sin embargo, con líneas celulares establecidas la exposición a CEM no parece inducir AC.

El ensayo “Comet” pretendía detectar fragmentación del ADN en células aisladas (Lai & Singh,1997ab, Singh & Lai,1998) encontrándose roturas de enlaces sencillos y dobles del ADN de cerebro de rata expuestas “in vivo” con densidades de 0.1-0.5mT(60Hz). La administración de Melatonina reducía este efecto sugiriendo que un mecanismo mediado por RL causara estas fragmentaciones.

Scarfi et al, 1994 no detectaron otra forma de evidenciar el daño del ADN como son la formación de micronúcleos (MN) en linfocitos humanos normales cultivados expuestos (50Hz); sin embargo con linfocitos de pacientes con síndrome de Turner apreciaron un incremento considerable de MN(80-100%) tras una exposición similar (Scarfi et al, 1997).

Estudios con Drosofila Melanogaster evidenciaron mutaciones con densidades de 5 teslas que fueron bloqueadas con vitamina E, sugiriendo que el daño sobre el ADN estaba mediado por radicales de oxígeno. Mutaciones del gen hprt de hamster chino (células ováricas) fue observado solo con exposiciones previas de radiación ionizante sugiriendo que en estas circunstancias la exposición con CEM solo no era capaz de producirlas (Walleczek et al, 1998: radiación gamma de 2 Gy).

Lacy-Hubert et al, (1998) recopilaron información acerca de la posible asociación entre CEM y síntesis de ARN. Goodman et al,1989,1992 encontraron un aumento de Beta Actina y Tubulina, Histona H2B, c-myc, c-src, mARN con CEM de 0.38-3.5mT, 1,5-15-60-72Hz con un máximo a 5.7 uT tras 20 minutos de exposición a 60Hz. CEM fuertes o exposiciones más prolongadas disminuía el efecto. Un incremento del antígeno largo T del ARNm y proteína en fibroblastos SV40 expuestos a 8uT (60Hz) durante 20 minutos fue descrito por Gold et al,(1994), Phillips & McChasney (1991) demostraron que un CEM de 3.5mT (72Hz) estimulaba la síntesis de ARNm y proteínas pero no la del ADN en líneas celulares leucémicas humanas con exposiciones efectivas entre 30 minutos y 4 horas.

Recientemente, los estudios sobre carcinogénesis se centran en un receptor de los ésteres forbol (promotores tumorales) como la Protein-Quinasa C(PKC) , de manera que linfocitos expuestos a 8mT (50Hz) incrementaban la unión PKC-ésteres forbol específicos sugiriendo que los CEM podrían modificar la respuesta celular de los promotores tumorales (Monti et al,1991; Holian et al,1996). Uckun et al, 1995 también encontraron un aumento de PKC en células humanas leucémicas expuestas a un CEM de 60Hz,100uT , indicando que el delicado balance de regulación de crecimiento de la línea B de las células linfáticas podría alterarse de esta manera. Otros autores como Miller & Furniss, 1998 no encontraron dicha activación siendo este grupo para la comisión NIEHS más fiable por la utilización de controles con garantía de exposición electromagnética cero.

Por otro lado, Stevens (1987) y Wilson & Matt (1997) han sugerido la hipótesis entre exposición a CEM y cáncer de mama (CM). Ratas expuestas a 7,12dimetilbenzoantraceno (DMBA) como iniciador de CM y posterior exposición con CEM (100uT) han conducido a Baum et al (1995); Mevissen & Löscher (1998) a concluir que al menos experimentalmente los CEM no inician el CM y sí acelera su crecimiento tumoral.

Otro proceso complejo bajo el control de señales de transducción que implica activación de receptores(hormonas...) es la proliferación celular (PC) y cuya posible alteración por los CEM ha sido ampliamente estudiada. Así, Katsir et al, (1998) demostraron un incremento dosis/respuesta de la PC con CEM de 50-100Hz,0.1-0.7mT, con un máximo a los 100Hz-0,7mT. Liburdy et al, (1993) evidenciaron un crecimiento de células de mama dependiendo de la concentración de estrógenos en el cultivo y que disminuía su cinética con la presencia de melatonina(10e-9 mol/L). Sin embargo, la acción antitumoral de la melatonina disminuía por la acción de un CEM de entre 0.2-1.2 uT con una acción máxima a 1.2 uT. Harland & Liburdy (1997) describieron que 1,2uT inhibía también la acción antiproliferativa del Tamoxifeno (antiestrógeno).
Stevens et al,1997 han propuesto que la supresión nocturna de melatonina (MLT) pudiera explicar la asociación descrita epidemiológicamente entre exposición electromagnética ocupacional y residencial con un aumento de riesgo de cáncer.

La melatonina es una hormona secretada principalmente por la glándula pineal (GP) durante la fase de oscuridad del ciclo luz-oscuridad o ritmo circadiano. Los ritmos circadianos cuando cuentan con señales ambientales (como la salida o puesta del sol) tienen un periodo exacto de 24 horas. Muchos sistemas circadianos se ponen en hora utilizando como señal el ciclo diario de iluminación y oscuridad alternantes que origina la rotación de la tierra alrededor de su eje. Los ritmos de esta clase persisten en la oscuridad permanente, mientras que una iluminación intensa y constante los hace desaparecer. De esta forma, durante el día la luz llega a la GP e inhibe la secreción de MLT. Durante la noche, la última neurona del “pathway” que controla el ritmo circadiano pineal libera nor-adrenalina que estimula la biosíntesis de MLT a través de la acumulación de AMPc. La función más conocida de la MLT en los mamíferos es la de transmitir la información relativa a los ciclos luz-oscuridad jugando el papel de un transductor activo neuroendocrino de la información ambiental. Aunque para su correcto funcionamiento solo debería depender de la luz ambiental se conoce en la actualidad que otros factores de origen endógeno o exógeno pueden afectar esta función: edad, sexo masculino, síndrome de Cushing, hipogonadismo hipogonadotrófico y alcoholismo parecen estar asociados con una menor secreción de MLT, mientras que sexo femenino, hipogonadismo hipergonadotrófico, deporte y ayuno parecen aumentarla. Además, otras patologías y fármacos pueden afectar su síntesis mientras se discute el papel que juegan el estrés, el peso y la talla.

Una vez liberada la MLT puede actuar sobre diferentes órganos a través de receptores específicos (retina, núcleo supraquiasmático, hipófisis, cerebro, vasos sanguíneos, tracto digestivo, ovarios principalmente. En la actualidad, se acepta su poderosa actividad bioantioxidante capaz de proteger al ADN del estrés oxidativo y de jugar un papel inmunomodulador, radioprotector y antitumoral. Por lo tanto, una disminución de la melatonina puede jugar a corto y largo plazo un papel crucial en la aparición de enfermedades neurológicas, cardiológicas, inmunológicas, generando una mayor vulnerabilidad frente a los agentes infecciosos además de favorecer la aparición de tumores.

Estudios en laboratorio y en el medio ambiente por exposición ocupacional o residencial han tratado de establecer o no si la secreción de MLT disminuye por la acción de los CEM. Teniendo en cuenta que en la GP la MLT es el producto final de la acetilación de la serotonina por la N-acetil-Transferasa (actividad enzimática regulada circadianamente) y posterior metilación de la N-acetil-serotonina por la hidroxi-indol-O-Metil-Transferasa y que finalmente la MLT es metabolizada para dar lugar a la 6 hidroxi-Melatonin-Sulfato (6-OHMS ) que es excretada por la orina, cualquiera de estos productos o sus enzimas reguladores podría ser a priori objeto de estudio.

De esta forma, los trabajos que muestran supresión bajo condiciones experimentales (laboratorio) apuntan a un mayor efecto en sujetos con niveles bajos de MLT (Graham et al, 1996) y retraso en la aparición del pico de MLT con exposición electromagnética (EM) al comienzo de la noche (Wood et al, 1997). En el caso, de los desarrollados bajo condiciones ambientales se describe una disminución del metabolito de la MLT, el 6-OHMS durante las últimas semanas de exposición (mantas eléctricas, 0.2-0.6uT, 8 semanas) en 7 de los 28 usuarios (Wilson et al, 1990), una disminución de 6-OHMS en días laborales y no en vacacionales( trabajadores de trenes, 16,7Hz,20uT) (Pfluger & Minder, 1996), sin efecto sobre 6-OHMS en trabajadores de estaciones eléctricas pero expuestos solo a 0.2uT. También se observa una reducción de 6-OHMS por exposición a CEM en el domicilio (Burch et al, 1998), disminución de 6-OHMS proporcional a la intensidad del CEM medido en el dormitorio(rango: 0-1.5uT) con un máximo en verano y en las mujeres que tomaban medicaciones que reducían la MLT (Kaune et al, 1997). Finalmente, un estudio con sujetos expuestos a VDT mostraba que la MLT disminuía los días laborales comparado a los festivos (Arnetz & Berg, 1996).


Alteraciones del sueño

Recientemente, la revista Journal of Sleep Research (Akersdtedt et al, 1999)publicaba un trabajo realizado en humanos demostrando que la hormona melatonina, producida por la glándula pineal, disminuía cuando se conectaba una fuente de radiación de un microtesla y se recuperaba cuando ésta se apagaba. El experimento de por sí concluyente no lo hubiera sido tanto si esto no hubiera sido correlacionado con una disminución objetiva mediante EEG de la calidad del sueño de los sujetos sometidos a la radiación electromagnética (EM).


Estudios celulares y moleculares relacionados con el bioelectromagnetismo

Un Campo Magnético (CM representado por el vector densidad de campo magnético, B) variable en el tiempo induce un Campo Eléctrico (CE representado por el vector de campo eléctrico E) dentro de un material, según la ley de Faraday. El CE, integrado sobre un límite cerrado es creado por la variación de flujo magnético perpendicular al área encerrada por el contorno IE dL = - II dB/dt. Ds (1)

Si consideramos un cilindro de radio r la ecuación anterior queda como:
E= pi f B r (2), que solo se aplica a medios homogéneos eléctricamente, mientras que en medios no homogéneos, E varía localmente por encima o debajo del E promedio. De la ecuación (2) se deduce que a mayor radio se requiere un menor B para inducir el mismo E.

Por ejemplo, un ratón (r=1.25cm) requeriría 10 uT mientras que en humanos (r=12.5cm) se necesitaría un B de1uT para inducir el mismo E.
Por otro lado, la permeabilidad magnética (u) de los tejidos vivos es prácticamente igual a la del espacio libre de manera que el CM interno es igual al CM externo.

Así, por ejemplo 100uT (60Hz) en el cuerpo humano (r=15cm) induce un E de 2.8x10-3V/m, en un disco de Petri (r=3cm), 0.56x10-3V/m, mientras que si B es 0.3 uT (60Hz) induciría un E de 8.5x10-6 V/m en el cuerpo humano. Los E inducidos dependen también de la conductividad tisular (CT) de forma que a mayor CT menor E inducido. La tabla 1, muestra valores de E según la CT de diversos órganos.

Luego aplicando este criterio los valores de CEM cotidianos estarían muy por debajo del umbral de estimulación, de por ejemplo el Nervio Periférico que es de 1V/m. Sin embargo, si tenemos en cuenta las interacciones a escala molecular promediando espacial y temporalmente las señales EM externas se reduciría sustancialmente los umbrales de detección considerados por los modelos electromagnéticos clásicos.

De esta forma, los CEM pueden alterar la movilidad de los iones por la inducción de fuerzas transversales, rotaciones de las moléculas y por la presencia de mecanismos celulares de apertura-cierre de canales iónicos y de receptores con o sin actividad enzimática dando lugar a la amplificación de las señales incidentes y/o almacenamiento de los efectos producidos.

De ahí que si consideramos que la movilidad de los iones (ue) en los fluidos biológicos es de 10-7 m2/Vs y que la relación entre un E externo y el E existente (Eo) es directamente proporcional a ue y al B aplicado, tenemos que para un B de 10-4 T y Eo de 10exp-11 V/m, un E aplicado 10exp-11 veces menores que Eo sería capaz de modificar la movilidad de los iones.

Por otro lado, un B sinusoidal da lugar a un torque o rotación continua de iones de manera que sin tener en cuenta el entorno y asumiendo CE uniforme a lo largo de la membrana un E de 10exp-3 V/m daría lugar a una energía de10exp-13 kbt inferior al umbral de alteración de la rotación del enzima que es del orden de 10exp-5 kbt y por lo tanto, no modificaría bajo esta situación ideal la rotación molecular del enzima ni la reacción química secundaria.

Procesos que modifican la detección de señales Electromagnéticas:

Los procesos biológicos(PB) responden probablemente a los CEM de una forma heterogénea y dependiente de la naturaleza de cada sistema celular o subcelular implicado. Los sistemas celulares, podrían clasificarse según el tiempo que necesitan para originar una respuesta fisiológica, en función del tipo de receptor implicado (canales iónicos, enzimas, segundo mensajeros...), según el “turnover” de cada enzima y responderían dependiendo de parámetros del CEM como la amplitud, frecuencia, orientación o fenómenos especiales como el de resonancia estocástica. Así, en el primer caso, la interacción de un ligando(sustancia con afinidad por un receptor específico) se une a un receptor originando una respuesta inmediata (liberación de AMPc, histamina o anticuerpos) o tardía (migración y proliferación celular). De esta forma, un CEM actuando continuamente tendría más probabilidad de afectar a un PB lento que a uno rápido y probablemente con una menor intensidad de las calculadas teóricamente.

La presencia de canales iónicos individuales que se abren y cierran aleatoriamente origina un potencial con una “resistencia de acceso” que los iones deben superar para acceder al citosol o interior de la célula. Un CEM capaz de modificar el ratio de apertura/cierre de manera que el número de canales iónicos tendiera a infinito llegaría a incrementar la relación señal/ ruido hasta 100. La apertura/cierre de los canales iónicos sigue la ley de Poisson de forma que Galvanovsky & Sandblom (1997) indican que si se produjera un desfase en el ratio de esta apertura/cierre (tiempo de apertura diez veces más lento que el de cierre) se generarían unos armónicos que cuando el número de canales excediera de 1000 posibilitaría la detección de CEM de muy baja intensidad.

En este sentido, el MODELO DE GAILEY (1994) predice que 1 uV inducido como potencial de membrana puede ser detectado tras milisegundos por 10 ex+8 canales, dudando que células aisladas puedan detectar estas magnitudes.
Sin embargo, grupo de células sincronizadas como las que forman el sistema nerviosos central, sí podrían detectar señales tan débiles.

Se sugiere además, que la sensibilidad celular se relaciona con el amplio incremento de la permeabilidad dieléctrica que se produce a bajas frecuencias (Foster-Schwan,1986). De esta forma, si un CEM aplicado (Et) produce una polarización sobre la superficie de la membrana se incrementa la permeabilidad dieléctrica (u) y secundariamente la fuerza ejercida por unidad de área (Fs)

Fs= Grad u x uo Et exp2 (Newton/m2)

Además, según McLeod et al., (1993) un CEM sinusoidal con una fuerza resultante que actúe CONTINUAMENTE, pudiera ser la causa de los efectos debidos a CEM de baja intensidad.

Otro proceso que podría incrementar la recepción de señales EM fue enunciado por Otter (en prensa), que indicó que el componente de CEM perpendicular al glicocalix del es suficientemente amplio para afectar la polimerización del citoesqueleto por el mecanismo browniano ( modificación de la moción termal de la membrana que permite extender este proceso al citoplasma).Pero es difícil que este proceso se produzca con un CE muy inferior a 10e-4 V/m (1uV/cm), excepto que las proteínas sean particularmente SENSIBLES y a una frecuencia particular.

Otro aspecto de interés es el que un CEM pueda inducir a una –s cargas en la superficie celular o sobre la matriz extracelular (MEC) debido a la densidad de carga fija y baja de esta última y alterar productos de secreción ( factores de crecimiento) de forma muy importante. Según McLeod (en prensa) una inducción de carga del orden de 0.1-10 uC/m2 sobre substratos de crecimiento puede afectar significativamente el desarrollo celular y la morfología.

Otro aspecto crucial lo constituye la presencia de CEM estáticos, el más notorio el de la tierra (ver apéndice) y la aceptada interacción de éstos con los CEM generados por la actividad industrial. En este sentido, según la fuerza de Lorentz, una carga(q) de masa (m) que se mueve a velocidad (v) en un CEM estático (Bs), seguirá en el vacío una trayectoria circular de radio (Rc).

Si Rc= v x m/q x Bs, siendo la frecuencia ciclotrónica fc= wc/2pi ,
la velocidad angular (wc) sería igual a: wc = q x Bs/m

Si un CEM se aplica como en un ciclotrón o se induce por un CEM alterno en la misma dirección que Bs, la velocidad tangencial AUMENTARIA en la órbita Rc.

Sin embargo, parece solo un modelo teórico ya que en realidad los iones como el Calcio por ejemplo, están hidratados o se mueven en fluídos densos por lo que la wc dependería también del número de moléculas de agua.

De esta forma, el Modelo de Lednev o del Oscilador Cargado (OC) trata de introducir y refinar el modelo de resonancia ciclotrónica introduciendo aspectos como el que la unión débil del ion con las proteínas (VºGº: Ca++--calmodulina) se pueda comportar como un OC. De esta forma, una excitación endógena produciría una vibración del OC en el rango espectral infrarrojo, de manera que un Bs podría originar dos nuevos niveles vibracionales wa y wb (efecto Zeeman) separados por la frecuencia ciclotrónica del ion. Si se aplica entonces un CEM externo (B1) en paralelo con Bs cambiaría la probabilidad de transición del ión (P) según:

P= k1+(´1) exn K2 Jn(x) cosd; y según la función de Bessel J(n(x) = n Bi/Bs), que relaciona ambos CM, según la magnitud de B1 se podría producir un máximo (resonancia) o un mínimo. Así, este modelo no solo predice la frecuencia ciclotrónica sino también el valor de las amplitudes relativas de B1 y Bs que darían lugar a esta RESONANCIA.

Las consecuencias fisiológicas derivarían de que por ejemplo, la calmodulina es ubicua y esencial en los PB ya que interacciona con enzimas calcio-dependientes regulando sus actividades. Por esta razón, cualquier CEM que modifique la biofísica de la unión Calcio—Calmodulina podría afectar sensiblemente a un número enorme de procesos biológicos.

Otro aspecto relacionado con lo anterior contempla una variante denominada resonancia paramétrica iónica y que establece que la estimulación dentro de la banda de resonancia es capaz de modificar los NIVELES VIBRACIONALES de iones como el vanadio, magnesio, manganeso e hidrógeno dependiendo de la orientación de Bs y B1 entre sí y que el modo EXCITADO VIBRACIONAL tenga una larga vida media o superior al tiempo de exposición del CEM.

De esta forma se remarca que otros ángulos además del perpendicular y paralelo pueden ser claves en estos procesos.

Una dificultada para aceptar que la fisiología celular pueda afectarse por CEM débiles deriva de que los procesos endógenos producen mucha más energía que la debida al CEM exterior. Sin embargo, electrones libres se podrían afectar incluso por CEM débiles ya que la por la ley de Lorentz se conoce que la interacción de un CEM depende también de la velocidad de la partícula (v) y ésta se relaciona con la movilidad eléctrica(u) por v=ueEo de manera que la magnitud de los efectos sobre la moción de una partícula cargada dependería de la relación entre el CEM aplicado (fuerza transversal/carga q) y el CE existente que es igual a ueB.

La movilidad de los electrones a lo largo de enlace pi de la molécula del ADN puede ser sorprendentemente larga (Freifelder, 1985) pudiendo dar LUGAR A UNA DEFLECCIÓN TRANSVERSAL (Blank & Goodman, 1997). De esta forma, la investigación sobre la hipotética interacción e influencia de CEM y más si incluso pueden afectar CEM débiles de mayor presencia y ubicuidad en nuestras vidas es vital, ya que la transferencia de electrones de largo recorrido intramolecular e intermolecularmente juega un importante papel en la dinámica de los PB. Ejemplos específicos y relevantes comprenderían la oxidación del Citocromo C o la función Na+/K+ ATPasa.

Otro aspecto de sumo interés es el posible efecto de los CEM sobre la reacciones químicas con el resultado de formación de radicales libres (RL). Los RL se generan en muchos PB (Freifelder,1985) como productos intermedios conociéndose que las reacciones químicas con RL son fuertemente influenciadas por CEM estáticos (Bs).

Los CEM externos (B1) bajos pueden también afectar a estas reacciones actuando resonantemente con Bs de forma que si dos electrones están formando un enlace químico y éste se rompe resultando dos RL, la siguiente recombinación de ambos solo es posible si los 2 electrones conservan sus espines opuestos y que les permitía ocupar la misma órbita. Entonces, si un CEM interno o externo afectara el momento de spín imposibilitaría la reunión y consolidaría la formación de ambos RL. En este sentido, es posible que B1 pequeños en presencia de Bs puedan afectar a las RQ que envuelven RL como productos intermedios como revela el estudio de Canfield et al., (1994) mostrando una producción de tripletes con un B1 de 0.7uT cuando el Bs era de 50 uT. Sin embargo, parece existir una alta conflictividad a la hora de establecer conclusiones definitivas ya que por ejemplo Adair (1997) duda de que B1 de 5uT o inferiores al campo magnético terrestre promuevan RL , mientras que Grissom (1995) acepta tal posibilidad a B1 muy bajos por el efecto de propagación o de reacción en cadena que puede originar cada RL producido. Finalmente, Eichwald & Walleczek (1996) hipotetizan la existencia de un Factor Ampliación (1-100) derivado de una mayor acción sobre las reacciones enzimáticas que sobre la formación de RL.

En definitiva, se acepta que la formación de RL no es lineal concluyendo que tales interacciones no lineales pueda ser causa de la controversia científica, aceptándose que los CEM de 0.1mT pueden dar lugar a RL sin descartar que otros mucho más bajos produjeran tales efectos.

Otro aspecto de gran interés lo constituye la existencia de procesos de
biomineralización en el cerebro humano y en una línea celular humana de leucocitos leucémicos que posibilitaría que CEM incluso débiles pudieran interaccionan con estas partícula magnéticas (Kirscvink et al, 1992). Sin embargo, Adair 1993, sobre un modelo de partículas magnéticas flotando en un fluido propuso que CEM inferior a 5uT no podrían generar suficientes efectos biológicos sobre estas partículas magnéticas. Según la NIEHS (p377) falta conocer la función e interacción de estas partículas para formular un modelo matemático adecuado de forma que se requeriría ecuaciones no lineales o si lineales que los coeficientes no fueran constantes y al menos que el B1 fuera perpendicular al Bs y la deflección del magnetosoma fuera muy pequeña. De cualquier forma, según Polk (1994) incluso en un modelo sobresimplificado una acción combinada de múltiples magnetosomas podría aumentar la señal/ruido por encima de la unidad con un CEM de 60 Hz y 2 uT.

Se sugiere también clásicamente, que un CE inducido de 10ex3(10uV/cm) es improbable que afecte fisiológicamente porque los CE internos originados por la actividad cerebral o cardiaca son del orden 10exp6 veces mayor. No obstante, está basado en un criterio de linealidad de los procesos sin tener en cuenta la resonancia estocástica y otros efectos ya comentados.

Además según los estudios de Sandyk y Bardasano et al (comunicación personal), se ha podido modificar la función cognitiva del cerebro de parkinsonianos avanzados con solo picoteslas (15 Hz).

En resumen, aunque es evidente que la energía de los procesos biológicos es mucho mayor que la generada dentro de los organismos vivos por los CEM externos, existe la posibilidad de detectar señales mucho más bajas de las esperadas debido a la presencia de estructuras celulares(varios miles de receptores) o formación de sustancias intermedias(radicales libres) capaces de amplificar los estímulos recibidos...

Los procesos biológicos se producen lejos del equilibrio térmico, de forma dinámica o variables en el tiempo con productos intermedios y regulados por enzimas. Los procesamientos de las señales no dependen solo de la amplitud sino también de la frecuencia y duración de las oscilaciones.

Debido a que la permeabilidad magnética de los tejidos es igual a la del espacio libre no se espera un incremento de B intratisular excepto para la biogenicmagnetita.

Finalmente, según el NIEHS (p.383 del Working Group Report) se sugiere que un CE de 10e-3-10e-4 V/m puede afectar a los Procesos Biológicos.


Conclusiones

Es fundamental, desde el punto de vista de la biología considerar los niveles de exposición según varios parámetros, como el tiempo medio de exposición, la potencia de la exposición, la idiosincrasia o radiosensibilidad de cada sujeto y por último condiciones especiales como el embarazo, la edad y el estatus de salud.

En cuanto al tiempo de exposición podríamos hablar de exposiciones transitorias (viajeros de trenes, pacientes sometidos a radiodiagnósticos etc.), exposiciones prolongadas ( trabajadores de centrales eléctricas, del ferrocarril, debidas a utensilios como pantallas de ordenador, o manejo de aparatos con radiaciones elevadas (magnetoterapia, secadores de pelo...) y exposiciones crónicas (residentes próximos a líneas de alta tensión, transformadores...).
Si tenemos en cuenta solo el factor tiempo y que la glándula diana, afectada por las radiaciones electromagnéticas, tiene un ritmo circardiano con un pico de producción durante el sueño de una a tres horas aproximadamente desde su inicio y, por lo tanto es en este momento cuando es más vulnerable parecer ser, creemos que la exposición residencial podría ser enormemente dañina.

Por todo lo expuesto, argumentamos seriamente sobre los niveles de radiación considerados en la actualidad por los organismos competentes ya que los estudios que describen una asociación entre exposición y cáncer, especialmente leucemias en niños y cáncer de mama en adultos, hombres y mujeres muestran un riesgo relativo entre moderado y muy alto por encima del índice 4 para exposiciones por encima de 0.3 uT. Además, y si se confirma definitivamente la correlación inversa entre melatonina y exposición a campos magnéticos habría que aceptar como muy plausibles la asociación de depresión, suicidio, trastornos del sueño e incluso demencias (acción antiperoxidativa de la melatonina) con la exposición a estas radiaciones.

En resumen, creemos que las recomendaciones de los organismos tales como el NIEHS y la OMS de extremar la precaución no están encontrando el respaldo de la sociedad e instituciones en su conjunto, desde los propios afectados hasta los organismos competentes. Solo los muy avezados conocen que hay que alejarse lo más posible de los campos magnéticos, ya sean líneas o fuentes de emisión como pantallas de TV, ordenadores, transformadores...

Además, Ahlbom y Feychting indicaron en un reciente artículo publicado en los Anales de la Academia de las Ciencias de Nueva York que generalmente la interpretación de los resultados especialmente sobre radiaciones electromagnéticas y cáncer es conservadora. Según estos autores incluso los trabajos que evidencian una correlación significativa entre cáncer y exposición a REM mejor aceptados por su rigor y metodología son interpretados con gran precaución esperando que otros trabajos con posterioridad puedan confirmar los hallazgos actuales, y así sucesivamente. Un ejemplo de este conservadurismo es el estudio dirigido en USA por M. Linet, y del que este estudio la Editorial de la revista enfatiza la falta de asociación entre exposición y leucemias pero no tiene en cuenta que los datos del artículo son positivos para valores altos de exposición, por encima de 0.3 microteslas y cuando la medida de Campos Magnéticos es continua durante las 24 horas del día.


Apéndice

Campo magnético terrestre
Su valor sobre USA está en el rango 45-50 uT y se considera fundamentalmente estático debido a que cualquier pequeña variación de Bs requiere mucho tiempo dando lugar a campos eléctricos de muy baja intensidad y menor que los generados por la actividad industrial cuyo B1 cambia 50-60 veces por segundo.

Sin embargo, pueden modificar los efectos de los CEM de origen industrial y
pueden influir sobre el momento del electrón-spin.

Solo bajo determinadas condiciones son capaces de inducir corriente eléctrica


Tabla 1
VALORES PROMEDIO DE CE INDUCIDO TEJIDOS HUMANOS
B=1ut, 60 Hz orientado desde los hombros->pies darían lugar:
_____________________________________________________________
Cerebro 0.1-0.17 S/m *1 11-12 uV/m*2
LCR 1.5-2.0 2.8-5
Pulmón 0.07-0.09 21-28
Riñón 0.27 14-24
Próstata 0.11-0.4 17-22
_____________________________________________________________
*1: Conductividad tisular *2: CE inducido
A mayor CT menor CE inducido
A mayor heterogeneidad tisular mayor rango de variación

Bibliografía

Adair,1997 In. The Annual review of Research on Biological Effects of EM Fields from the Generation. Pp 20: 20-22 San Diego, CA

Ahlbom & Feychting,1999 Annals New York Academy of Sciences. 27-33

Akersdtedt et al., 1999 J. Sleep Res. 8: 77-81.

Asanova, 1966 Gigiena Truda I Professionalnye Zabolevaniia, 10: 50-52

Arnetz & Berg,1996 J. Occupational Medicine. 38: 1108-1110

Bardasano et al., Comunicación personal

Barnes, 1989 Bioelectromagnetics 10: 13-21

Baum et al., 1995 Carcinogenesis, 16: 119-125

Berman et al., 1990 Bioelectromagnetics, 11: 169-187

Blank & Goodman, 1997 Bioelectromagnetics, 18: 111-115

Burch et al, 1998 Scand J.Work Environm Health, 24(3): 183-189

Cameron et al., 1993 Journal of cellular Biochemistry, 51: 417-425

Delgado et al., 1983 Journal of Anatomy 134: 533-551

Eichwald & Walleczek, 1996b Biophysical J. 71: 623-631

Farrel et al., 1997 Bioelectromagnetics, 18, 431-438

Feychting et al., 1993 Am J. Epidem. 7: 467-481

Feychting et al., 1998 Epidemiology 9: 392-397

Foster-Schwan, 1986 Polk, C. & Postow, E. (eds) pp: 27-96. CRC Press, Inc.: Boca Raton, FL

Freifelder, 1985 Freifelder, D. (ed) Jones and Barlett, Inc.: Boston

Galvanovsky & Sandblom, 1997 Biophysical J. 73: 3056-3065

Gold et al., 1994 Bioelectromagnetics, 15: 329-336

Goodman et al., 1989 Biochimica et Biophysica Acta, 1009: 216-220

Goodman et al., 1992 Electro-and Magnetobiology, 11: 19-28

Graham et al., 1996 Bioelectromagnetics, 17: 263-273

Green et al., 1999 Cancer Causes and Control 10: 233-243

Grissom,1995 Chemical Reviews, 95: 3-24

Harland & Liburdy, 1997 Bioelectromagnetics, 18: 555-562

Holian et al., 1996 Bioelectromagnetics, 17: 504-509

Juutilainen et al.,1993, Bioelectromagnetics 14: 229-236

Katsir et al., 1998 Bioelectromagnetics, 19: 46-52

Kaune, 1987 Bioelectromagnetics, 8: 315-335

Kaune et al., 1997 EPRI, Fred Hutchinson Research Center: Palo Alto, CA.

Khalil & Qassem, 1991 Mutation Research, 247: 141-146

Kirscvink et al., 1992 Proceedings of the National Academy of Sciences, 89: 7683-7687

Lacy-Hubert et al,98 FASEB Journal, 12: 395-420

Lai & Singh,1997a Bioelectromagnetics, 18: 446-454

Lai & Singh,1997b Journal of Pineal Research, 22: 152-162

Liburdy et al,1993b Journal of Pineal Research, 14: 89-97

Linet et al., 1997 The New England Journal of Medicine 337: 1-7

London et al., 1991 Am. J. of Epidemiology, 9: 923-937

McLeod et al., 1993b Blank, M. (ed) Electricity and Magnetism in Biology and Medicine

Mevissen & Löscher 1998 J of Toxicology and Enviromental Health, 53: 401-418

Miller & Furniss, 1998 J. of Biological Chemistry 49: 32618-26

Monti et al., 1991 J. of Bioelectricity, 10: 119-130

NIEHS, 1998 National Institute of Environmental Health Sciences of the National Institutes of Health. NIEHS working group report. NIH publication nº 98-3981; August 1998 NC 27709

Nordenson et al,1992 B Norden, C. Ramel, eds., Oxford: Oxford Science Publications, 240-250

Nordenson et al, 1994 Bioelectromagnetics, 15: 293-301

Pearce, 1984 Health hazards of VDT´s. John Wiley & Sons: New York

Phillips & McChasney, 1991 Cancer Biochemistry Biophysics, 12: 1-7

Polk, 1994 Bioelectromagnetics, 15: 261-270

Pfluger & Minder, 1996 J. Of Pineal Research, 21: 91-100

Sandyk. 1994 Int. J. Neurosci 77: 23-46

Sandyk. 1994 Int. J. Neurosci 4: 185-225

Savitz DA, 1988 Am. J. of Epidemiology, 128: 21-38

Scarfi et al., 1994 Mutation Research, 306: 129-133

Scarfi et al,1997b Bioelectrochemistry and Bioenergetics, 43: 221-226

Singh & Lai,1998 Mutation Research 400(1-2): 313-320

Stevens, 1987 Am J. Epidem. 125: 556-561

Stevens et al., 1997 The melatonin hypothesis: Breast cancer and use of electric power pp 1-760 Batelle Press: Columbus

Uckun et al., 1995 J. of Biological Chemistry, 270: 27666-27670

Van Wijngaarden et al., 1999 Occup Environ Med 56: 567-74

Veicsteinas et al,1996 Bioelectromagnetics, 17, 411-424

Walleczek et al,1998 Radiation Research, 1-30

Wertheimer-Leeper, 1979 Am. J. Epidemiology, 109: 273-284

Wilson et al., 1990 J. Of Pineal Research, 9: 259-269

Wilson & Matt, 1997 RG Stevens,B.W.W., LE Anderson (ed) pp: 527-552. Battelle Press: Columbia, Ohio

Wood et al. 1997 J. Of Pineal Research, submitted.

Zaffanella, 1993 Survey of residential Magnetic Field Sources.Vol 1: Goals, results, and conclusions. Reprt TR-102759-V1. Palo Alto, CA : Electric Power Research Institute
imagen
TELEFONIA MOVIL ¿LA NUEVA PLAGA DEL SIGLO XXI?
Recopilado por el Dr. Nick Begich y James Roderick


Earthpulse Press ha estado siguiendo el desarrollo de las nuevas tecnologías a lo largo de los últimos 10 años. Nuestros esfuerzos en materia de investigaciones y publicaciones se han centrado en el impacto de las nuevas tecnologías tanto sobre la salud humana como en los sistemas operativos del planeta. La idea de que ambos pudieran estar siendo impactados de varias maneras debido a la introducción de nuevas formas de energía vendría a ser la historia medioambiental del siglo veintiuno. Uno de los nuevos factores punteros que hay que señalar son las tecnologías de telefonías móviles que se espera estén alrededor del 1.3 billón de usuarios en todo el mundo en el año 2005.
Los teléfonos móviles han sido una de las industrias de más rápido crecimiento en la historia moderna. El uso de las comunicaciones electrónicas para el ciudadano medio empieza con la introducción de los buscapersonas en los años 1970, sistema que se expandió al uso de teléfonos inalámbricos y teléfonos móviles hacia el final del siglo. La mayoría de la gente tiene tanto teléfonos inalámbricos como teléfonos móviles para uso fuera o dentro de casa. Estos aparatos están popularizándose de tal manera que sus costes se abaratan cada día mas y sus precios seguirán bajando mientras el mercado aumente en envergadura y tecnología haciendo que puedan operar cada día de forma más barata. Pronto Internet y otras conexiones se añadirán al mundo del control remoto haciéndonos más productivos, mas conectados y posiblemente menos saludables.
En las siguientes publicaciones intentamos ponerle al día de las investigaciones e informes habidos en los últimos 10 años referente a teléfonos móviles e inalámbricos. A menudo en los debates el inalámbrico no se menciona; no obstante debería saberse que muchos de estos teléfonos no son potencialmente diferentes de los otros en su impacto sobre nuestra salud.

LAS REPERCUSIONES SOBRE LA SALUD

Las repercusiones de los teléfonos móviles y otros aparatos sobre la salud se están convirtiendo rápidamente en el centro de muchas investigaciones. Los resultados confirman, para muchos investigadores, las observaciones hechas durante varios años acerca de los efectos de las pequeñas fuentes de energía sobre los seres vivos. Se ha descubierto que pequeñas cantidades de energía cuando se liberan en la forma adecuada pueden tener los mismos efectos que una dosis masiva de productos químicos. La complejidad de los seres vivos se ve influenciada por los campos más insignificantes de energía electromagnética. Sabemos desde hace tiempo que los sutiles efectos de la luz y el color cuando son interpretados por el ojo humano se materializan en una imagen, así como el sonido de una ola, que es otra forma de energía, es a su vez transformada por el oído y el cerebro en un sonido que podemos entender.
Sin embargo, otras formas de energías no son todavía bien entendidas por ser su existencia un añadido muy reciente en la historia medioambiental del hombre.
Los efectos de los campos electromagnéticos (EMFs) continúan siendo constatados en todo el mundo. Experimentos llevados a cabo en China en el MICROWAVE INSTITUTE OF ZHEJIANG MEDICAL UNIVERSITY demostraron los efectos de la exposición a los campos electromagnéticos ambientales (EMFs) en 1170 sujetos. La reacción visual era más lenta y las pruebas sobre memoria a corto plazo dieron resultados más bajos en algunos grupos expuestos a altas intensidades. También observaron que esos campos de energía podían afectar al sistema nervioso central y al sistema inmunológico.
Los datos indicaban que una exposición crónica a los campos electromagnéticos (EMFs) estaba asociada a ciertos cambios significativos en algunos parámetros fisiológicos. Al mismo resultado llegaron en un laboratorio americano en el que se demostró con experimentos su impacto sobre los iones de calcio que son importantes para el mantenimiento de las funciones normales en los tejidos del cerebro. Esto podría afectar las funciones del sistema nervioso. Las pruebas demostraron que las radiaciones de radiofrecuencia modulada pueden inducir respuestas en las células del tejido nervioso en una amplia gama de especies animales, incluidos los humanos. De esta pequeña constatación derivan significantes implicaciones para la salud de las personas.
Otro campo que se ve afectado es el del desarrollo prenatal en los mamíferos. Las mujeres embarazadas deben de ser cautelosas en el uso de teléfonos móviles tras ver que la radiación producida por estos aparatos causa alteraciones en embriones de pollos.
Científicos Estadounidenses probaron las radiaciones de los teléfonos móviles en mas de 10.000 embriones de pollos y tras ver los resultados algunos investigadores recomiendan a las mujeres embarazadas prescindir del teléfono móvil hasta que los riesgos puedan ser claramente demostrados. El inglés Roger Cohill especialista en telefonía móvil dijo que los resultados eran enormemente preocupantes. El posible efecto de la radiofrequencia (RF)sobre el desarrollo prenatal ha sido investigado en ratones. Este estudio consistía en una medición de los niveles de radiofrecuencia y sus repercusiones sobre sujetos vivos en varios lugares cercanos a una antena. En esas instalaciones se midieron intensidades en la potencia de RF comprendidas entre los 168nW/cm2 y 1053nW/ cm2. Se registro un progresivo descenso en el numero de recién nacidos por área lo que termino en una irreversible esterilidad.
Los investigadores Australianos han encontrado una fuerte relación entre teléfonos móviles y cáncer. Durante un periodo de 9 a 18 meses, los ratones expuestos a las radiaciones de teléfonos móviles tuvieron el doble de tumores que los ratones que no lo estuvieron. Tras la publicación de informes que relacionaban teléfonos móviles con peligro para la salud la industria telefónica ha intentado desacreditar los resultados y aconseja a sus ejecutivos repetir constantemente “los hombres no son ROEDORES”. Pero tal y como me comento un investigador el ADN es siempre ADN. En lo que se refiere al proceso normal de desarrollo de las células, humanos y animales actúan de forma muy similar.
El cuerpo se ha de ver dentro del contexto en el que opera. El cuerpo no es un sistema cerrado sino, mas bien, un sistema abierto que intercambia energía con todas las fuerzas que están alrededor de él. El cuerpo humano busca su propio equilibrio. La interacción de energía requiere una correspondiente respuesta del cuerpo. A un nivel energético esto significa cambios químicos, tensión del organismo y otras interacciones que pueden ser tanto benignas como peligrosas. Las nuevas técnicas que utilizan bajas pulsaciones de frecuencia de campos magnéticos ( telecomunicación digital p.ej.) han levantado la polémica sobre sus interferencias en el sistema biológico del hombre.
Los hombres expuestos a la influencia de estos campos magnéticos se ven extremadamente alterados en su actividad alfa tanto durante como después de una exposición de varias horas.
Este efecto biológico es inducido por campos de intensidad más bajos todavía que los aceptados como limites mínimos. A la vista de estos resultados aquí está la importantísima pregunta acerca de las posibles influencias perjudiciales para las personas expuestas a campos magnéticos de pulsación, especialmente los que operan con el nuevo tipo de comunicación digital (GSM STANDARD). Cada una de estas investigaciones se limita a un área muy restringida que estudia algunas formas de ondas, frecuencias y modulaciones dentro de un mar de posibilidades. Cada uno de estos tests supone el sacar de una playa un granito de arena cada vez. En estos tests vemos que algunos campos de energía son perjudiciales para la salud mientras que otros no lo son y son estos últimos los que están siendo utilizados para crear soluciones a los problemas de salud que se están planteando. Con el tiempo cabe esperar que la distancia entre los distintos campos de investigación se disipará al mejorar la comunicación entre las diferentes áreas de investigación.
En los últimos años se han hecho numerosos trabajos de investigación en el campo de los efectos biológicos de los campos electromagnéticos. Ha quedado patente que incluso los niveles bajos de radiaciones electromagnéticas pueden alterar los ritmos del sueño, afectar la capacidad de defensa del cuerpo contra el cáncer al perjudicar el sistema inmunológico y además cambiar la naturaleza de las señales de comunicación eléctrica y química entre las células. Las investigaciones también han demostrado que esa energía puede favorecer el desarrollo del Alzheimer.Los resultados se basan en previos descubrimientos que apuntaban ya hacia la hipótesis de que la exposición a campos electromagnéticos estuviera asociada con la aparición de Alzheimer.Los informes siguen avalando estos mismos resultados que se van repitiendo alrededor del mundo. Al mismo tiempo la industria de la telefonía móvil está cambiando los modelos, diseños y alterando otros factores que hacen la evaluación de sus efectos todavía más difícil. Los datos existentes indican que las radiaciones de radiofrecuencia de intensidades relativamente bajas (SAR<2W/Kg) pueden afectar al sistema nervioso. Cambios en la barrera hematoencefalica, morfología, electrofisiología, funciones neurotransmisoras, metabolismo celular y efectos genéticos han sido detectados en el cerebro de los animales tras exposiciones a radiaciones de radiofrecuencia. Estas alteraciones pueden llevar a cambios funcionales en el sistema nervioso. Cambios en el comportamiento se han detectado en animales tras la exposición a radiaciones de radiofrecuencia. Nuevas investigaciones indican que la exposición a radiaciones de teléfonos móviles hace que los glóbulos rojos filtren hemoglobina dejando así la puerta abierta al desarrollo de infartos y cálculos renales. Investigadores expusieron muestras de sangre a radiaciones de tipo microondas y vieron que incluso a niveles más bajos que los emitidos por los teléfonos móviles, los glóbulos filtraban hemoglobina. El mes pasado, científicos de la Universidad Lund en Suecia vieron que 2 minutos de exposición a las radiaciones de los móviles pueden discapacitar la barrera hematoencefalica haciendo que las proteínas y toxinas se filtren al cerebro. Esto puede potenciar el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer, la esclerosis múltiple y el Parkinson.Los síntomas descritos por los usuarios de teléfonos móviles incluyen agotamiento, perdida de memoria y mareos. Los científicos británicos están proponiendo que los teléfonos móviles lleven una advertencia sanitaria acerca de sus efectos nocivos. En medio de este crecimiento imparable de las comunicaciones móviles también se está disparando el interés acerca de las posibles conexiones entre los teléfonos móviles y los problemas de salud ya sea desde un dolor de cabeza a un tumor... El bio-electromagnético Roger Coghill nos dice que los teléfonos móviles son la aplicación más radioactiva que se haya inventado desde el horno microondas y la gente se los está pegando a la cabeza que es indiscutiblemente la parte mas sensible del cuerpo. Los móviles emanan radiaciones microondas de las cuales el cerebro humano puede absorber hasta el 60 %. Tenemos el caso de un ingeniero que comentaba que sufrió unas importantes perdidas de memoria a corto plaza. En el año 1995 empezó sufriendo de entumecimiento de cabeza y tuvo importantes perdidas de memoria a corto plazo tras la utilización de un teléfono móvil digital durante meses con una frecuencia que superaba las 6 horas diarias. En Inglaterra la plataforma nacional de protección contra las radiaciones (NRPB) ha establecido unos estándares de protección. Los limites recomendados de radiaciones se miden en ratios específicos de absorción-el total de las radiaciones repartidas en un gramo de tejidos-. La NRPB recomienda un limite de 10 milivatios por gramo, a pesar de que los limites orientativos propuestos por Europa son 5 veces más restrictivos.
¿Cuántas evidencias acerca del peligro de los móviles deberán ser demostradas antes de que la industria telefónica admita los riesgos? El científico Clas Tengelfeld que está escribiendo un libro acerca de los efectos de los campos electromagnéticos se muestra pesimista.”Hay mas de 15.000 estudios científicos sobre el tema. Me temo que la realidad es que nos queremos saber la verdad.”
Según un informe australiano los niños pueden ser más sensibles a las radiaciones microondas indicando además que estos las absorben en una proporción 3,3 veces superior a los adultos.
Hay varios informes sobre los dolores de cabeza causados por los teléfonos móviles. Los hay efectuados en la década de los 60 y de los 70 que nos muestran que los teléfonos móviles causaban dolores de cabeza en los usuarios. Las frecuencias con las que transmiten están en la banda de las que tienen máxima penetración en la cabeza. Lo más relevante de estas investigaciones sobre las radiaciones microondas realizadas en los años 60 son los dolores de cabeza que padecían los usuarios.Es decir que hace 30 años ya se observaban estos fenómenos debidos a la exposición a energías microondas que estaban aproximadamente en las mismas frecuencias y modulaciones que las de nuestros teléfonos móviles actuales.
Las investigaciones demuestran que la exposición a radiaciones microondas de baja intensidad debilitan la barrera hematoencefalica, dando lugar a un efecto biológico que permite la liberación de peligrosas sustancias químicas en el interior del mismo. El departamento de Defensa de los Estados Unidos paralizó los experimentos llevados a cabo con energías microondas de baja intensidad al ver que llegaban a esta misma conclusión, lo cual es preocupante. El aceptar que surgen unos efectos tras la exposición a radiaciones de baja intensidad limitaría grandemente las exposiciones militares. Limitar la exposición del personal militar tendría un impacto en muchos de los sistemas nacionales de defensa. El problema es esta mentalidad -ojos que no ven corazón que no siente- que ya ha demostrado ser peligrosa en el pasado tanto para civiles como para militares. Investigaciones en Suecia demostraron que las radiaciones de los teléfonos móviles podrían facilitar la absorción de elementos tóxicos por el cerebro. Estas averiguaciones podrían explicar las enfermedades que vienen padeciendo los soldados americanos que han participado en guerras de alta tecnología. Los síntomas inexplicables de los soldados norteamericanos en Kuwait son sospechosos de estar vinculados a la toma de la medicación contra el gas nervioso. Las radiaciones microondas en las que se han visto envueltos los soldados en estas guerras podrían haber debilitado la barrera hematoencefalica haciendo que la medicación fuese absorbida por el mismo. La posibilidad de que esa sea la explicación está siendo investigada por Las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en cooperación con los investigadores de LUND.
Datos de investigaciones anteriores nos indicaban ya, que el sistema dopamine/opiate podía estar relacionado con los dolores de cabeza e indicaba que estos podían ser debidos a las radiaciones de los teléfonos móviles. La energía utilizada en aquellas pruebas era aproximadamente la misma en frecuencia, modulación y alcance que las emitidas por los teléfonos móviles actuales. Las primeras investigaciones del Doctor Frey ya daban buena fe de ello antes incluso de la aparición de los teléfonos móviles y debido a ello, las investigaciones tuvieron escaso impacto sobre la industria y no se discutieron los resultados. Los investigadores alemanes nos dicen que la exposición a los campos electromagnéticos producidos por los móviles puede subir la tensión arterial. La exposición del hemisferio derecho a un campo electromagnético de radio frecuencia durante 35 mn puede causar un aumento de la actividad en el eferente simpático que incrementa la presión arterial entre un 54 y 10 mm Hg, debido mayoritariamente a una mas acusada vasoconstricción. Los teléfonos móviles pueden causar súbita confusión y perdida de memoria a corto plazo, de acuerdo con las conclusiones de los investigadores británicos. Las señales emitidas por los móviles alteran la parte del cerebro que controla la memoria y el aprendizaje según resultados de investigaciones llevadas a cabo por la Defense Establishment Research Agency. Según el director del proyecto Doctor Rick Hold esta es la primera evidencia real de que este tipo de ondas tiene efectos sobre el cerebro.
Científicos de la Universidad de Colorado han hallado que los usuarios habituales de teléfonos móviles tenían bajos niveles de melatonina- una hormona primordial en la prevención del cáncer. Un estudio llevado a cabo en Australia ha relacionado los teléfonos móviles con un significativo aumento de cáncer cerebral mientras que un sondeo realizado en Suecia sugiere a que usar un móvil durante mas de 15 minutos podría provocar dolores de cabeza y agotamiento físico. El área de investigación más difícil es la que atañe a la complejidad de las interacciones posibles. No obstante se pueden averiguar muchas cosas estudiando las fuentes de los campos electromagnéticos para determinar tanto sus efectos sobre la salud como las maneras de limitar la exposición humana. Es difícil negar que las radiaciones de radiofrecuencia de baja intensidad pueden afectar al sistema nervioso. Los datos hasta la fecha disponibles sugieren una compleja reacción del sistema nervioso cuando este se ve expuesto a radiaciones de radiofrecuencia. Las exposiciones a las radiaciones producen varios efectos en el sistema nervioso. La respuesta no tiene por que ser proporcional a la intensidad de las radiaciones. Otros parámetros de exposición como la frecuencia, la duración, el tipo de ondas, la amplitud de modulación, etc.. son importantes para determinar las respuestas biológicas. Para entender los posibles efectos sobre la salud de las radiaciones de radiofrecuencia de los teléfonos móviles hay que entender primero los efectos de los diferentes parámetros y como interactúan entre ellos. Como hemos aumentado nuestra exposición tanto a los productos químicos como a las radiaciones de radiofrecuencia en las tres ultimas décadas hemos asistido a un aumento de los canceres cerebrales en todos los grupos de edades en un 1% mas por año. Desde 1980, en el grupo de los mas de 65 años hemos asistido a un aumento del 2,5 %. En el grupo de los de 85 años aproximadamente el aumento ha sido en torno al 500 % desde el año 1973.

EL TELÉFONO INALÁMBRICO

Los teléfonos móviles no son los únicos en estar en el centro de la polemica. Los teléfonos inalámbricos de alta frecuencia que tenemos hoy en día pueden emitir niveles de radiaciones similares a los de los teléfonos móviles. Por razones de salud un numero cada vez mayor de científicos y demás expertos se opone a los teléfonos móviles. Dicen que un riesgo de cáncer esta asociado con señales de fuerte voltaje y alta frecuencia. Tenemos inalámbricos que pueden operan desde los 60 hasta los 900 megahercios- una media mas alta que los 835 megahercios de los teléfonos móviles. El nuevo 2.4 GHz es todavía más potente y puede transmitir durante varios kilómetros sin perder la señal.

¿TUMORES CEREBRALES?

Dos nuevos estudios han mostrado evidencias de los vínculos entre los teléfonos móviles y los tumores cerebrales. Los estudios no son totalmente concluyentes pero los Suecos y los Americanos recomiendan a los usuarios moderación en el uso de los móviles hasta que se sepa mas sobre el tema. Los estudios del Doctor Hardel, que todavía no se han publicado, se centran en los enfermos afectados por tumores cerebrales y este ultimo encontró una correlación entre el uso de teléfonos móviles y el cáncer. Su estudio muestra que el teléfono móvil, independientemente del lado de la cabeza en el que se mantenga el teléfono, incrementa el riesgo de tumor cerebral en una proporción de 2,5 veces más.
Algunos de los más importantes investigadores actuales fueron contratados por Motorola para llevar a cabo ciertos experimentos. Uno de los dos más importantes expertos en radiaciones comenta a The Express, que las compañías multinaciones intentaron influenciar los resultados de sus investigaciones. El profesor Ross Adey, un biólogo, vio como sus conclusiones estaban siendo retiradas por Motorola antes de que terminara siquiera su investigación. Esta empezaba a mostrar que los móviles afectaban al numero de tumores de cabeza en animales. Al Doctor Henry Lai, que estuvo estudiando los efectos biológicos de los campos electromagnéticos durante 20 años se le sugirió por tres veces cambiar los resultados acerca de cómo estos causaban alteraciones del ADN en los ratones. Ambos científicos han estado involucrados a lo largo de sus vidas en varios proyectos de investigación tanto académicos como militares. De hecho muchas de sus observaciones acerca de las repercusiones de las EMF´s sobre la salud han servido anteriormente al ejercito con el fin de conocer las aplicaciones de estas armas potenciales.
Jerry Phillips, doctorado en bioquímica, trabajó con el profesor Adey en las investigaciones subvencionadas por Motorola que comenzaron en el año 1991. Habla de una cordial relación entre ellos hasta que los estudios empezaron a relacionar las exposiciones con un aumento en las incidencias de tumores cerebrales en los ratones. Motorola se mostraba inflexible sobre un hecho; Phillips nos comenta que “Adey no debía relacionar de ninguna manera las consecuencias sobre el ADN con las radiaciones “. Motorola ha manipulado las investigaciones que yo mismo y otros investigadores les hemos entregado, nos dice Adey. Básicamente esa manipulación ha consistido en parar la investigación cuando empezábamos a ser demasiado inquisitivos. Adey vio que algunas frecuencias de RFR rebajaban las incidencias de tumores en ratones. A Motorola no le intereso este punto de la cuestión, no queriendo admitir en ningún momento que pudieran darse efectos biológicos derivados de los RFR sean del tipo que sean.
Phillips, Adey y otros investigadores dijeron que estaban viendo un fuerte paralelismo entre lo que estaba ocurriendo hoy y lo que ocurrió hace unas décadas cuando las industrias tabaqueras negaban lo que hoy es evidencia.
A pesar de que el 40 % de la energía emanada por los teléfonos móviles es absorbida por la cabeza, esa cantidad no es lo suficientemente significativa como para causar calentamiento. Los indicios apuntan a que los daños en el ADN serian los principales problemas de salud relacionados con los móviles. Sugieren que las RFR podrían inhibir la capacidad de auto-reparación del ADN. Por primera vez en su historia, el hombre mantiene un transmisor de alta potencia pegado a la cabeza, nos dice Ross Adey
profesor de bioquímica en la Universidad Riverside de California. Cuando hablas por un movil, tu voz es transmitida desde la antena en forma de radiaciones de radio frecuencia que van desde los 800 a los 1990 megahercios dentro de la banda de las radiaciones microondas. No es de sorprender entonces, que sea ahora cuando se empiece a ver que las radiaciones de radiofrecuencia microondas puedan tener serias repercusiones sobre la salud.
Las investigaciones siguen su curso esta vez con otro estudio mayor llevada a cabo en Europa. El mayor estudio que se haya hecho sobre las posibles vinculaciones entre teléfonos móviles y el cáncer empezara este año. Casi 9.000 afectados de cáncer de 14 países serán entrevistados por científicos en un estudio patrocinado por la Comisión Europea. Los investigadores quieren establecer de una vez por todas si hay alguna relación entre teléfonos móviles y tumores u otros tipos de cáncer. Los resultados del estudio se divulgarán alrededor del año 2004.
Según las investigaciones llevadas a cabo por un investigador de la Universidad de Washington, las radiaciones microondas similares a las emitidas por los teléfonos móviles pueden afectar la memoria a largo plazo. Henri Lay, profesor que investiga en el departamento de bioingeniería de la Universidad de Washington, ha relacionado la disminución de la memoria a largo plazo y del sentido de la orientación en ratones con las exposiciones a radiaciones microondas similares a las de los teléfonos móviles. La exposición publica a las radiaciones electromagnéticas está creciendo en todo el mundo debido a la introducción en el mercado de teléfonos inalámbricos, móviles, buscapersonas y antenas en comunidades diseñadas para transmitir sus señales de radiofrecuencia. Prácticamente, la revolución a la que estamos asistiendo ahora en la ciencia, está basada en un creciente reconocimiento de que las exposiciones a radiaciones de radiofrecuencia de bajas intensidades pueden ser detectadas en tejidos vivos y redundan en efectos biológicos bien definidos. Los efectos biológicos que se derivan de la exposición a las radiofrecuencias incluyen cambios en las funciones de las membranas de las células, metabolismo, señales de comunicación entre las células, activación de los proto-oncogenes y muerte celular. Los efectos resultantes que se observan en las diferentes investigaciones incluyen alteración del ADN, aberraciones en cromosomas, aumento en la producción de radicales libres, tensión en las células y envejecimiento prematuro, cambios en las funciones de las membranas celulares incluyendo perdida de memoria, disfunciones de aprendizaje, dolores de cabeza y cansancio, desordenes del sueño, condiciones neurodegenerativas, reducción de la secreción de melatonina y cáncer.
Algunos científicos están incluso diciendo que el uso constante de teléfonos móviles causa envejecimiento prematuro. Las radiaciones de bajo nivel de los teléfonos móviles ”queman” las células del cuerpo, deterioran la piel y terminan por dar al usuario un aspecto macilento. Los estudios llevados a cabo por el Colegio de Ciencias Biológicas de la Universidad de Nottingham son la ultima investigación preocupante con respecto a los efectos de los teléfonos móviles sobre la salud. El Doctor David de Pomerai, quien está al cargo del equipo de investigación, nos dice: “Poco a poco las células dejan de trabajar correctamente y el proceso vital se hace menos eficiente.” También nos comenta que los usuarios habituales de teléfonos móviles son como los adictos consumidores de tabaco que están inhalando toxinas que deterioran las células sin darle tiempo al cuerpo para recuperarse.


LAS REPERCUSIONES EN NIÑOS


Mientras algunos fabricantes incitan los niños a adquirir teléfonos móviles, los expertos nos dicen que las radiaciones penetran los cráneos y cerebros de estos mas profundamente que los de los adultos, pudiendo estas radiaciones causar tumores o afectar de alguna otra manera un cerebro en desarrollo. El ABC News escribe en su publicación que varios modelos de teléfonos móviles exceden el limite de radiaciones especificadas en las directrices del FCC. El Doctor Ross Adey, investigador cuyos trabajos han sido ampliamente publicados, deja bien claro que “ los niños no deberían ser incentivados, ni autorizados a adquirir teléfonos móviles ”.
Hay que saber que los datos disponibles hasta la fecha con respecto a los campos electromagnéticos y el cáncer, (especialmente leucemia, cerebro y pecho) son demasiado inconsistentes para establecer una relación de causa y efecto, pero hay bastantes evidencias acerca de su vinculación como para levantar serias sospechas. De hecho, la epidemiología ha visto numerosos ejemplos donde las casualidades eran al principio descritas como poco convincentes y a veces invalidaban los experimentos que mostraban débiles asociaciones con una influencia ambiental dada. Tales asociaciones se encontraron entre el cólera y el beber agua contaminada con elementos fecales, entre el fumar y el cáncer de pulmón o entre la exposición al vinyl chloride y algunas formas de cáncer de hígado. Todas estas asociaciones fueron altamente cuestionadas en el pasado y están ahora bien reconocidas.


INVESTIGACIONES ACTUALES SOBRE MOVILES CONFIRMAN ANTERIORES ESTUDIOS ACERCA DE SUS RIESGOS


A pesar de que millones de Americanos usan teléfonos móviles, los Europeos empezaron a utilizarlos mucho antes y ahora padecen los consiguientes efectos. Mónica Sandstrom, del Swedish National Institute for Working Life desvelo datos de un sondeo hecho por su agencia sobre los usuarios de teléfonos móviles -5.000 en Noruega y 12.000 en Suecia-. “ Un cuarto de los usuarios Noruegos, comenta, siente calor en o detrás de la oreja cuando utilizan sus teléfonos móviles... El 20 por ciento también sufre frecuentes dolores de cabeza y cansancio tras usar un teléfono móvil. Al final el 47 por ciento de las personas que utilizaron móviles durante 1 hora o más al día sufrieron mareos, dificultades de concentración, perdidas de memoria y sensaciones de calentamiento. El 9 de marzo la Asociación de Consumidores Chinos ( CCA) publicó una preocupante advertencia acerca de las radiaciones electromagnéticas de los móviles chinos y la forma en que estos podían afectar a los usuarios. De acuerdo con la CCA las pruebas realizadas han puesto de manifiesto que las radiaciones de algunos teléfonos móviles llegaban a los 10.000 micro vatios por centímetro cuadrado. Los periódicos subrayaron un estudio de la China´s Northern Communications University que decía que la mitad de las radiaciones de los teléfonos móviles era absorbida por el cuerpo y otro cuarto por el cerebro.
Los expertos que estudian los teléfonos móviles están a la espera de investigar los nuevos estudios hechos en Polonia que establecen un vinculo entre estos aparatos y el cáncer. El Sunday Mirror dice que 20 años de estudio han establecido el vinculo más sólido hasta la fecha, demostrando una incidencia muy alta de muerte por cáncer en soldados expuestos a radiaciones microondas “ las mismas que las emitidas por los teléfonos móviles “. Usar un teléfono móvil también podría influir drásticamente en su comportamiento sexual según unas recientes investigaciones. Científicos realizaron pruebas en ratas utilizando radiaciones microondas de niveles similares a los de los teléfonos móviles. Descubrieron que las ratas expuestas tenían menos niveles de testosterona en la sangre que las no expuestas. A mayor intensidad de radiación menos testosterona producían las glándulas sexuales, resultando en una disminución de la actividad sexual. Los resultados de estas pruebas están siendo estudiados en Inglaterra donde los científicos están llevando a cabo investigaciones similares.
Las actuales directrices de precaución con respecto a la telefonía móvil suponen que no hay efectos perjudiciales mientras las radiaciones microondas que emiten no causen calentamiento en los tejidos del cuerpo. Los limites de exposición están pensados para protegernos solamente de las excesivas temperaturas causadas por la absorción de energía, un peligro conocido que está vinculado a la intensidad de las radiaciones microondas. Pero las células vivas no responden de forma térmica a los campos producidos por los teléfonos móviles a intensidades inferiores a las establecidas como umbral de seguridad.
Las radiaciones ionizantes son un factor de riesgo bien demostrado en los tumores cerebrales. Durante estos últimos años la exposición a las radiaciones microondas de los teléfonos móviles ha sido discutida como un factor de riesgo. Un estudio de control de unos casos concretos fue llevado a cabo con una evaluación de las exposiciones mediante un cuestionario. Se determinó que la exposición a radiaciones ionizantes, el trabajar en laboratorios y el trabajar en la industria química incrementaban el riesgo de tumor cerebral. Utilizar un teléfono móvil se asoció con un riesgo incrementado de tumor en el área anatómica mayormente expuesta. Además de los campos eléctricos de frecuencias extremadamente bajas, muchos millones de usuarios de móviles en todo el mundo también están ahora expuestos a campos de radiofrecuencia en su entorno más inmediato. Cabe esperar que estos nuevos patrones de comportamiento sean ya de por vida, con exposiciones intermitentes en la cabeza gracias al teléfono móvil que añade su granito de arena a una ya compleja exposición diaria a los EMF que se agregan a otras múltiples fuentes de emisiones.
La industria de la telefonía móvil continua ignorando los riesgos y siempre se remite a posteriores investigaciones. Entendemos que hacen falta rotundas pruebas para alterar los fundamentos de la ciencia. Esto ocurrirá cuando el impacto de las energías de baja intensidad se pueda comprender. Mientras tanto, esperando unas pruebas a posteriori, los estudios no reconfortan demasiado al publico. Aplicar el ”principio de la precaución” es un buen principio en una era en que las tecnologías se duplican cada pocos meses y el impacto de esa tecnología puede no ser reconocido hasta varios años después. Mientras tanto necesitamos encontrar medios para reducir los riesgos y las exposiciones a los EMF especialmente aquellos producidos por los teléfonos inalámbricos y móviles.

UNA INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE PATROCINADA POR LA INDUSTRIA DE LA TELEFONIA MOVIL

El Doctor George Carlo es el presidente del Instituto Carlo. Es socio del American College of Epidemiology, y es un especialista en evaluar riesgos en materia de salud publica. Sus trabajos incluyen desde estudios relativos a riesgos medioambientales y
productos al consumo, a la eficacia y seguridad de los aparatos farmacéuticos y médicos. El Doctor Carlo ejerce en la facultad de la George Washington University School of Medicine. Ha ejercido en diversas modalidades de ámbito científico, incluyendo su condición de socio del Congress Office of Technology Assessment Agent Orange Advisory Panel en Estados Unidos, es presidente de las investigaciones sobre tecnologías radiofónicas y director del proyecto sobre salud publica en materia de implantes de pecho. Este sería el perfil de la persona que se encuentra tras el estudio más importante de telefonía móvil de este pasado siglo y que es sin duda el precursor de la tormenta.
La industria de la telefonía móvil ha intentado influir sobre las investigaciones y se le ha sugerido pagar para hacer sus investigaciones independientes. Las compañías involucradas intentaron controlar la información a la vez que está se hacia asequible al publico. En 1996 la polémica empezó a asomar con la siguiente noticia.”Motorola Inc. según un documento interno suyo a fecha de diciembre de 1994, planeo hace dos años la forma de colaborar con la Cellular Telecommunications Industry Association y la Wireless Technology Research L.L.C. para desacreditar los resultados hallados en las investigaciones y que trataban de los posibles daños para la salud derivados de los teléfonos móviles. La compañía con la que buscaban colaboración era una firma que finalmente se gastó unos 27 millones de dolares de telefónica para evaluar los daños derivados de los teléfonos móviles. La industria telefónica sigue poniendo un especial énfasis en la información y se mantiene a la escucha de lo que se comenta en los debates públicos, siempre dispuesta a incriminar. La U.S. wireless Industry, respondiendo a una proliferación creciente de información acerca de los efectos de los teléfonos móviles sobre la salud en medios de comunicación e Internet, está llevando a cabo un esfuerzo para crear en todo el mundo una red que comparta información para hacer un recuento de la publicidad negativa. Esta red, llamada la Wireless Industry Global Information Network o WIN mantuvo su primer encuentro el 10 de diciembre de 1998 en Londres. También sabemos que esta organización se estableció con bastante anterioridad a los resultados de los primeros informes.
Las cosas se les empezaron a escapar de las manos. La investigación de mayor relevancia patrocinada por telefonía móvil publicó el informe y sus resultados. El Doctor Carlo evaluó prudentemente los resultados pero dejó bien claras sus inquietudes. Se debía imponer la precaución porque según el director de este programa podía haber una relación entre los teléfonos móviles y el cáncer. “Los datos al ser importantes sugieren una mayor investigación“ nos dice George Carlo, presidente del grupo de investigación patrocinado. “Estamos ahora en un dudoso terreno lleno de sombras en el que nunca nos habíamos visto inmersos hasta ahora. Cuando uno llega a este terreno, lo mejor que puede hacer es dejar que el publico conozca las conclusiones de los informes para que cada cual pueda, según su criterio, actuar en consecuencia.“
La WTR fue fundada en 1993 por la industria telefónica y patrocinada con 25 millones de dólares para llevar a cabo estudios independientes. Los estudios se centraron en 46 tests sobre células animales para ver posibles daños genéticos inductores de cáncer. Las investigaciones fueron llevadas a cabo en la Universidad Stanford y en el Integrated Laboratory Systems in Research Triangle Park. El programa que duró cerca de 6 años ha relanzado el debate publico acerca de si los teléfonos móviles pueden causar cáncer o cualquier otro problema de salud a los 70 millones de usuarios de teléfonos móviles de la nación. De hecho el presidente de WTR, George Carlo, afirma que los nuevos estudios sugieren un posible vinculo entre los móviles y el cáncer. Aunque el Doctor Carlo nos dice que los resultados no llegan a ser considerados un problema de salud publica, si insiste en que los resultados exigen seria atención por parte del gobierno y de la industria telefónica móvil. La industria telefónica no pagó probablemente 27 millones de dólares a investigadores pensando que los resultados de las mismas iban a ser negativos. Sin embargo, un estudio patrocinado por ella lo hizo y los resultados son ampliamente concluyentes.“Uno podría llegar a la conclusión de que las radiofrecuencias causan daños genéticos”, dice George Carlo. “Esto ha resultado ser una inmensa sorpresa”. “Los resultados son ahora una necesidad de cara a una acción coordinada para la salud publica a la espera de que haya más investigaciones sobre los riesgos” añade. “Cuando hay 200 millones de personas que están expuestas a los teléfonos móviles, no puede uno detenerse a esperar que se cumpla el lento proceso de las investigaciones científicas”. Los primeros informes del Doctor Carlo se enmarcan dentro de un enfoque prudente que se limita a constatar hechos que luego se encarga de demostrar la ciencia. Sus investigaciones muestran una seria preocupación basada en los indicios pero estos no llegan a ser decisivos. Por eso piensa que la industria telefónica debería tomarse esto en serio y continuar las investigaciones. En un sorprendente ataque hacia la industria para la cual trabajo anteriormente el Doctor Carlo acusó telefónica de no tomarse en serio el tema de la seguridad. “Las compañías están ahora gastando millones intentando desacreditarme porque básicamente, no les ha gustado lo que les dije” revelo a The Express recientemente. Me siento enfadado y defraudado. Tras presentar sus resultados a las compañías telefónicas en febrero, dijo que estas fallaron en no tomar las adecuadas medidas para proteger a los usuarios. El Doctor Carlo, un científico líder en temas de salud publica afincado en Washington, dijo:
“ Ellos han mostrado un total desinterés hacia los usuarios de móviles”. El director del proyecto llevó la información a las personas adecuadas con la esperanza de que el publico pueda ser protegido al meno mediante el principio de precaución. El Doctor Carlo en su capacidad de director de la Wireless Technology Research escribió una carta a la CEO de AT&T que tiene serias implicaciones legales contra los fabricantes de teléfonos móviles, que afirman que no hay ninguna prueba que evidencie los efectos adversos de los móviles sobre la salud. Con una amplia difusión de esta carta, seguir sosteniendo esta afirmación podría ahora exponerles a serios litigios en la misma forma que ha ocurrido con la industria tabaquera.
Citamos unos párrafos de la carta del Doctor Carlo enviada al director de AT&T, C.Michael Amstrong, y que se refieren a los riesgos potenciales presentados:

&#61623; La proporción de muerte por cáncer cerebral entre los usuarios de teléfonos móviles es mas alta que entre los usuarios de teléfonos fijos.
&#61623; El riesgo de neuroma acústico, un tumor benigno del nervio auditivo es un 50% más alto en las personas que han utilizado teléfonos móviles durante 6 años o más y la relación entre la cantidad de tiempo al móvil y la incidencia del tumor siguen una curva proporcional.
&#61623; El riesgo de tumor rare neuro epithelial fuera del cerebro se incrementa en mas del doble en los usuarios de teléfonos móviles si los comparamos con personas que no los utilizan.
&#61623; Parecía haber algún tipo de correlación entre los tumores cerebrales localizados en la parte derecha de la cabeza y la aplicación del teléfono en ese lado de la misma.
&#61623; Los estudios de laboratorios que buscaban la viabilidad de que las radiaciones generadas por una antena de teléfono causara daños genéticos funcionales fueron positivos y estos seguían unas pautas de relación entre exposición y efectos.

También indiqué que mientras nuestros estudios sobre incidencias de cáncer cerebral no mostraron relación con el uso de teléfonos móviles, la gran mayoría de los tumores que fueron estudiados no entraban dentro del supuesto alcance de las radiaciones de un teléfono móvil. Debido a esa distancia los resultados son cuestionables.
Hoy me siento extremadamente frustrado y preocupado, teniendo la certeza de que la industria telefónica no ha dado los pasos apropiados para proteger la salud de los consumidores en este periodo de dudas. Estoy preocupado porque la industria telefónica está perdiendo una gran oportunidad mientras trafica con la opinión publica, a través de estrategias creando la ilusión de que posteriores investigaciones pueden ayudar al consumidor de hoy, y haciendo falsas afirmaciones acerca de la seguridad. Lo mejor que podría hacer la industria telefónica es implantar paso a paso verdaderas medidas de protección para el consumidor. Hoy esas importantes medidas de protección para el consumidor faltan: es decir una información completa y honesta que permita un juicio informado para los consumidores acerca de los riesgos que asumen. En el programa ABC El Doctor Carlo continuó expresando su consternación sobre la forma en que fue manipulado por la industria telefónica.”No se puede garantizar que los móviles sean seguros. Es totalmente cierto, pero esto siempre ha sido así. “
Los teléfonos móviles transmiten una señal microondas desde una antena a una estación de base a menudo a kilómetros de distancia. Contra mas lejos está la antena, o si el teléfono está dentro de un edificio o coche, mas potencia debe desplegar este para iniciar o mantener la conexión. Dependiendo de lo cerca que esté la antena de la cabeza esta puede absorber hasta el 60 % de las radiaciones y alcanzar el área circundante penetrando algunas radiaciones entre los 3 y 4 centímetros el cerebro.
El Doctor Carlo también fue mencionado por el ABC News por sus declaraciones:” La industria telefónica ha salido al paso y dice que hay miles de estudios que prueban que los móviles son inocuos y seguros y el hecho es que no hay todavía estudios realmente significativos, dice George Carlo. Estamos entrando en un terreno en el que tenemos ahora evidencias directas del posible daño de los móviles. Sin embargo esta industria que mueve 200 billones de dólares al año mantiene que los teléfonos móviles son seguros.
La FDA como resultado de esta y otras investigaciones finalmente anunció un estudio propio. “Reguladores federales en tema de seguridad están investigando si las radiaciones microondas de los teléfonos móviles causan cáncer u otro tipo de enfermedades. La investigación fue promovida por dos estudios que fueron patrocinados por la industria telefónica debido a que la Food and Drug Administration necesitaba investigación adicional. La cuestión de la seguridad de los teléfonos móviles llevó recientemente a la Metrocall of Alexandria, tercera compañía del país en buscapersonas y uno de los mayores vendedores de teléfonos móviles AT&T a pedir a su personal de ventas que aconsejara a los padres que estén considerando comprar un móvil para sus hijos pequeños o adolescentes, adquirir mejor un buscapersonas debido a los potenciales problemas para la salud de los móviles.”


RESPONSABILIDADES Y POSIBLES LITIGIOS


En los primeros días de la controversia la industria telefónica desarrollo un inmenso esfuerzo de relaciones publicas de cara a pleitos y artículos adversos aparecidos en prensa. Paul Staiano, presidente de Motorola General Systems declaró “ cuarenta años de investigaciones y más de 10.000 estudios han demostrado que los teléfonos móviles son seguros.” Esta afirmación de la industria telefónica fue una increíble exageración. No obstante desde entonces la industria telefónica se ha centrado en estudiar los efectos de las demás fuentes de radiofrecuencia que no son originadas por los teléfonos móviles así como los diferentes niveles de exposición distintos de aquellos a los que están expuestos los usuarios de teléfonos móviles.
La industria telefónica no le ha contado a la opinión publica la totalidad de la historia como por ejemplo las escasas investigaciones que ha habido sobre los efectos biológicos que se dan con las exposiciones de bajo nivel, similares a las de los teléfonos móviles”- nos dice Louis Slesin, editor de Microwave News y detractor de la postura de la industria telefónica con respecto a las cuestiones de seguridad. Al publico se le ha dado una información muy limitada sobre los riesgos de la telefonía móvil y de los distintos campos electromagnéticos manteniéndose esta en los oscuros reductos de los círculos académicos. El hecho es que estas crecientes evidencias se hacen cada vez mayores y los riesgos reales de estos campos energéticos empiezan a conocerse muy bien.
La posibilidad de encontrarse frente a otro escándalo publico como lo fue el del tabaco estaba en puertas cuando se mantuvo una audiencia cerrada en el Congreso para establecer unas regulaciones y recomendar mas investigación acerca de los efectos sobre la salud de los campos electromagnéticos. Allí se sugirió moderación en el uso de los teléfonos móviles hasta que haya más información acerca del tema, mientras que un documento de la FDA, fechado del 14 de febrero de 1992 sugería también: “ Aquellas personas que pasan largos periodos de tiempo colgados de un teléfono móvil deberían considerar el utilizar los teléfonos convencionales para conversaciones largas y reservar sus móviles para conversaciones más cortas...”. Muchas investigaciones han sido patrocinadas por industrias telefónicas, instituciones académicas, laboratorios gubernamentales y organizaciones militares de investigación. El problema constante en el debate de los riesgos es el conocimiento limitado del hecho de que solamente unos campos muy especifico cuando interactúan con nuestros cuerpos pueden tener consecuencias significativas sobre nuestra salud. Estos efectos varían según las poblaciones siendo algunos mas potenciados y otros menos. Esto tiene que ver con nuestras diferencias físicas y bioquímicas. Las investigaciones llevadas a cabo por las industrias telefónicas están ignorando muchos de los datos que ya aparecieron anteriormente en otros informes referentes a los riesgos para la salud.
La FDA concluida el 8 de febrero de 2000 nos dice que: “ Hay actualmente insuficientes bases científicas para afirmar que las tecnologías de la telefonía móvil son seguras y que no suponen riesgos para los millones de usuarios. Un significativo esfuerzo en la investigación, incluyendo experimentos con animales, es necesario para asentar las bases que establezcan el riesgo que estas suponen para la salud de las personas. La FDA ha comenzado un estudio que durará entre 3 y 5 años para estudiar algunos de esos efectos. Esto está en la línea de las conclusiones a las que llegó el estudio de George Carlo que, juntamente con otros más recientes muestran que las emisiones de los teléfonos móviles son un factor de riesgo creciente para la salud de las personas.
El enfoque de FDA y la aversión del gobierno de los Estados Unidos para definirse con respecto a esta cuestión están directamente relacionados con las maquinaciones y manipulaciones de unos hechos tras los cuales se oculta un problema que concierne a muchos. En este momento las evidencias están haciendo que algunas personas se atengan al “principio de precaución” con respecto a los posibles efectos adversos de los teléfonos móviles y otras fuentes de radiaciones de radiofrecuencia.
Otros gobiernos están abordando el problema desde otro enfoque. El Senado Australiano aprobó recientemente ( abril de 2001) una investigación de las emisiones electromagnéticas(EME) particularmente las originadas por los teléfonos móviles. El Senador Allison dijo que la investigación era necesaria debido al fracaso de los pasos encaminados a asegurar que la salud publica sea debidamente considerada bajo unas establecidas regulaciones de cara a los teléfonos móviles. El ministro de comunicaciones y las industrias telefónicas rechazan lo que la mayoría de los Australianos ya conocen de forma intuitiva; que el calor desprendido por el móvil no es el único riesgo potencial para la salud. Los estudios para determinar si hay una relación entre el cáncer y las radiofrecuencias móviles siguen y otros están ya en curso. Un estudio patrocinado por la Mc Caw Cellular Communication determinara si la suma de RF EMF emitidas por los teléfonos móviles y sus patrones de absorción por cabeza y cerebro. Este estudio fue completado con unos estudios adicionales que costaron unos 27 millones de dólares. El estudio de Carlo, en su condición de estudio patrocinado por la industria telefónica indicaba serias implicaciones para esta.
Los riesgos asociados con los teléfonos móviles están siendo considerados como demasiado grandes incluso para las mayores compañías de seguros. El tema de la seguridad de los teléfonos móviles ha llevado a un asegurador de la compañía líder Lloyd a negarles seguros a los fabricantes de teléfonos contra los daños en la salud de los usuarios. El temor al posible vinculo de los teléfonos móviles con enfermedades como el cáncer o el alzheimer ha llevado a John Fern del grupo de aseguradoras Stirling a negarles a los fabricantes un seguro contra los posibles litigios a los que se tendrían que enfrentar si los móviles resultasen ser dañinos a largo plazo.
Las compañías de seguros están investigando los riesgos a través de la información de la que disponen. Para ellas el nivel de evidencias que necesitan para decantarse por la seguridad no debe ser quizás tan alto como el que necesita un científico que debe llegar a la conclusión de que “ esto es un hecho científico “. ¿Pero quien tiene la razón, y cuando deben los argumentos para la salud publica estar por debajo de aquellos que son validos para las compañías de seguros?. Si quedara demostrado que las señales de modulación de pulsación digital tienen efectos adversos que actúan como detonantes que deterioran la salud – entonces los fabricantes podrían enfrentarse a una aluvión de litigios por no avisar de las posibles repercusiones de estos aparatos sobre la salud.
La compañía Lloyds en Londres, según tengo entendido, rechazó asegurar a fabricantes y vendedores de teléfonos móviles. Los empresarios también podrían objeto de litigio. A los empresarios generalmente se les pide que establezcan unas saludables condiciones de entorno laboral. Un cierto numero de empresarios espera de sus empleados que cumplan con su trabajo y responsabilidades utilizando teléfonos móviles durante 4 horas seguidas. Podría resultar ser un sistema poco saludable de trabajo por el cual se les podría llegar a pedir responsabilidades por los daños derivados de ello.
Avances tecnológicos razonables que puedan disminuir los riesgos están siendo considerados por los empresarios que necesitan el teléfono móvil para el trabajo de sus sus empleados. El riesgo de encontrarse frente a futuros litigios va en aumento si no se toman las debidas medidas para facilitar un saludable entorno laboral. Merloni Elletrodomestici Spa. Tercer fabricante Europeo de aparatos eléctricos ha decidido por razones de seguridad equipar sus empleados con teléfonos de Banda Dual capaces de operar con micrófono y auriculares. Esta decisión viene precedida por una campaña de prensa en Italia sobre los peligros de las ondas electromagnéticas. La otra cuestión es que quizás en las soluciones se estén creando otros riesgos. Como se describe en las investigaciones el alejar el teléfono de la cabeza ayuda a reducir la exposición en lo que se refiere a esta área pero sigue habiendo exposición del resto del cuerpo a los efectos de la radiación.
Las soluciones de cara a la seguridad interesan cada día más, pero la información se queda a menudo rápidamente obsoleta. Estas se verán con mas detalle un poco mas tarde.
Las estaciones base o torres pueden también plantear riesgos. “Las instalaciones de estaciones bases para sistemas de telefonía móvil se han visto aplazadas o rechazadas por una fuerte oposición publica debida a la preocupación de que las emisiones de RF de estas estaciones bases puedan ser causantes de cáncer en niños. En los Estados Unidos, por ejemplo, el 85 % del total de las estaciones bases necesarias están todavía por construir. El aumento significativo de estos sistemas y sus interacciones con otros campos de energía como nuestras casas, coches y lugares de trabajo pueden significar un importante aumento en los riesgos para la salud.
Las organizaciones internacionales tienen también la mirada puesta en los riesgos debido al aumento del interés por parte de la opinión publica, de las pruebas científicas y de las implicaciones de las industrias telefónicas. En mayo de 1996, en respuesta a un creciente interés publico en varios estados sobre los posibles efectos en la salud de exposiciones a unas cada día más diversas y numerosas fuentes de EMF, la organización mundial de la salud lanzó un proyecto internacional para establecer los efectos sobre la salud y el medioambiente de la exposición a los campos magnéticos y eléctricos, que se ha dado a conocer como el “Proyecto Internacional de los EFM”. Otros estudios también siguen confirmando los efectos biológicos. Finalmente ha habido recientemente un estudio patrocinado por el Bavarian State Government en Alemania que encontró efectos adversos en la salud de ganados a raíz de la instalación de una antena de Telecom.. Se descubrió después de un tiempo que la causa del fuerte descenso de la producción de este rebaño y los grandes desordenes de comportamiento en algunas reses estaban relacionados con las transmisiones microondas de esta antena. Cuando las reses fueron llevadas a otro lugar y transcurrido un tiempo la producción de leche y el comportamiento de las reses volvieron a sus patrones normales.
Las investigaciones continúan y los efectos sobre la salud van en aumento. Con unos 1.3 billones de personas que se espera usen estos aparatos en el año 2005 los riesgos deben ser comprendidos y asumirse las responsabilidades. Quizás asistamos en el siglo XXI a unos litigios que sobrepasen las increíbles indemnizaciones a las que hemos asistido con la industria tabaquera.


ESCOGIENDO EL LADO DE LA SEGURIDAD


El 31 de octubre de 1996, la Academia Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos, la National Research Council (NAS/NRC), hizo una critica de la información sobre los campos electromagnéticos: Possible Health Effects of exposure to Residential Electric and Magnetic Fields.Las conclusiones de este informe fueron que “no hay pruebas concluyentes y coherentes que apoyen que las exposiciones a campos magneticos y eléctricos produzcan cáncer, efectos adversos de neurocomportamiento o defectos en el desarrollo o reproducción.
De significativa importancia son las palabras “concluyentes” y “coherente”. Como la frase mas oída en términos legales “mas allá de cualquier duda razonable” concluyente y coherente” implican un cierto nivel de pruebas que justifican algo mas serio. Usando ese tipo de razonamiento, el comité NCR concluyo que las investigaciones no muestran que las exposiciones a los campos electromagnéticos a un nivel de entorno residencial causen efectos adversos para la salud.
La FDA está investigando si los móviles pueden causar cáncer, basándose en 2 estudios sin publicar que muestran un vinculo entre los teléfonos móviles y el cáncer.”Un estudio de la American Health Foundation de Nueva York, vio que los usuarios de móviles tienen el doble de probabilidades de desarrollar un cierto tipo de tumor cerebral que las personas que no los utilizan. El segundo estudio mostró que la cadena del ADN en la sangre se rompe cuando está expuesta a grandes dosis de radiaciones de teléfonos móviles, abonando de esta manera el terreno para el desarrollo del cáncer. “No estamos seguros de lo que significa esto” dice Carlo, un epidemiologista que estuvo al frente del proyecto que se desarrollo desde el año 1993 hasta el año pasado.”Esto podría ser una colosal coincidencia o la punta del iceberg.” La Organización Mundial de la salud ha identificado las necesidades de la investigación en relación con las radiaciones de radiofrecuencias y hace algunas observaciones interesantes, también con una gran cautela a la hora de suponer riesgos mas allá de los conocidos por la industria telefónica.
La mayoría de los estudios han examinado los resultados a corto plazo, la exposición de la totalidad del cuerpo a los campos de radiofrecuencia a unos niveles bastante mas altos que los normalmente asociados con las comunicaciones inalámbricas. Con la llegada de aparatos como los walkie-talkies y los teléfonos móviles se hace aparente que algunos estudios vinculan las consecuencias de las exposiciones localizadas con los campos RF.

Cáncer: Actuales evidencias científicas indican que las exposiciones a los campos de RF, como los emitidos por los teléfonos móviles y sus estaciones bases, no parecen susceptibles de inducir o desarrollar cáncer.
Otros riesgos para la salud: Científicos han nombrado otros efectos derivados del uso de los móviles incluyendo cambios en la actividad cerebral, tiempos de reacción y patrones de sueño.
Interferencias electromagnéticas: Cuando los teléfonos móviles se usan cerca de algún aparato medico, hay una posibilidad de que causen interferencia. También se da la posibilidad de interferencias entre los teléfonos móviles y el sistema electrónico de los aviones.
Es interesante anotar que las interferencias en circuitos electrónicos son ampliamente conocidas pero sus efectos sobre el instrumento más sensible-el cuerpo humano- son todavía ferozmente combatidos por muchos.

REDUCIENDO LOS RIESGOS

Mientras que los efectos de los EMF/EMR sobre la salud se hacen cada vez mas conocidos, especialmente con relación a los móviles, aumenta proporcionalmente el numero de los así llamados aparatos de protección que se han publicado en revistas de salud como aparatos “curalotodo” y que afirman dar total protección frente a las exposiciones de todo tipo de campos electromagnéticos originados por el hombre.
Earthpulse investigó los aparatos ofrecidos y demás soluciones a los problemas relacionados con los móviles e inalámbricos caseros. No es realista asumir que estos deben o deberían ser eliminados ya que estos aparatos han revolucionado las telecomunicaciones y seguirán contribuyendo a su cambio. Sin embargo, reducir su potencia y la emisión de radiofrecuencias podría conseguirse. Esfuerzos significantes deberían hacerse para determinar que emisiones son dañinas y cuales pueden ser potenciadas para promover la salud. Estas son algunas sugerencias:
1. Reducir el uso del móvil esta siendo visto universalmente como el mejor paso-los niños no deberían utilizarlo. El uso en interiores aumenta la exposición significativamente porque la fuerza de señal requerida para establecer una conexión desde el interior de un coche o edificio es mucho mayor. Los inalámbricos para casa deberían ser remplazados por los teléfonos convencionales.
2. Si sigue utilizando un teléfono móvil o un inalámbrico aleje el teléfono del cuerpo cuando este en Standby. Cuando lo utilice, el teléfono debe de estar lo mas alejado de la cabeza- incluso 6 o 9 centímetros pueden reducir significativamente la exposición porque la densidad de la energía cae muy rápidamente conforme aumenta la distancia del cuerpo. Mantenga la antena alejada de la cabeza y sin apuntar al cuerpo. Las radiaciones de cualquier origen obedecen las leyes inversas de cuadrado. Esto es, contra más lejos esta del origen de la emisión menos intensa es la exposición a la radiación. De hecho cae con el cuadrado de la distancia de la fuente. Si estás a unas 2 veces lejos de un fuego sientes 1/4 de su calor, pero si te alejas 4 veces solo notaras el 1/16 del calor.
3. La mayoría de los aparatos del mercado no tienen ninguna ciencia que los avale. Ninguno de estos aparatos que afirma eliminar todas las emisiones tienen una base científica. Hemos podido encontrar 2 sistemas que son avalados por la ciencia y con patente estadounidense. Uno de estos aparatos esta manufacturado bajo el nombre de Cell/Wave Guard. Comprobamos que un 61 % de las radiaciones no penetraban en el organismo. Esto representa una importante reducción pero no se sabe si esto e suficiente para protegernos de todos los efectos adversos potenciales. No obstante, hasta la fecha es la mejor tecnología fácilmente adquirible. Este aparato está disponible en Earthpulse Press Incorporation en cooperación con el Earthpulse Research Institute


Earthpulse Press Incorporated
P.O. Box 201393
Anchorage, Alaska, U.S.A. 99520
Tfno: 1-9072499111 o 1-8886901277
Fax:1-9076961277
www.earthpulse.com
imagen