La PRENSA Informa
 
La PRENSA Informa
Te contamos la penúltima
A.S.A.C.E.M.
Lectura Recomendada
Conócenos mejor
Enlaces de Interes
Estudios e Investigaciones
Recomendaciones
Peticiones y Alegaciones de ASACEM
La PRENSA Informa
 
Esta sección hace referencia a 23 artículos publicados en Prensa Hispana.
imagen
___ECOLOGISTAS EN ACCIÓN____
Alegaciones contra dos estaciones de telefonía movil

1/06/2004

Ecologistas en Acción de Salamanca ha formulado alegaciones contra la concesión de licencia ambiental para la instalación de estaciones de telefonía móvil en el depósito de Chinchibarra y sobre el Centro de Artes Escénicas. A pesar de lo acordado en pleno municipal y de la promesa efectuada pública y reiteradamente por el Concejal de Medio Ambiente de no autorizar licencia ambiental en las citadas ubicaciones, el pasado 17 de mayo se publicaba en el BOP de Salamanca anuncio de exposición al público de solicitudes de licencia ambiental formuladas por la empresa AMENA. Como se sabe, el Ayuntamiento, ante la contundencia con la que se movilizaron los vecinos afectados, dio marcha atrás a la solución pactada con las operadoras de ceder estos solares municipales para este tipo de instalaciones. Sin embargo, Ecologistas en Acción tiene experiencia en materia de incumplimiento de compromisos suscritos por el mismísimo alcalde de la ciudad, por lo que no puede fiarse de meras declaraciones de intenciones y ha impugnado las solicitudes formuladas por la operadora.

Así mismo alerta a los vecinos para que no se fíen de las palabras hasta que no se hayan denegado las licencias y recuerda que existen otros 8 lugares de preferente localización algunos muy próximos a zonas habitadas y que no han sido descartados por el ayuntamiento. Nos referimos al Centro Multiusos Sánchez Paraíso, Parque de Bomberos, Edificio La Salle, Depósito de agua del Teso de los Cañones, Pabellón Municipal de Tejares, Potabilizadora municipal, entre otros. Ecologistas en Acción advierte a quienes habiten cerca de estas instalaciones sobre el riesgo de que el Ayuntamiento autorice la instalación en las mismas de nuevas estaciones de antenas de telefonía móvil pues la ordenanza municipal vigente ha definido estos solares como “lugares de preferente localización”.

Finalmente de la misma forma Ecologistas en Acción de Salamanca ha presentado recientemente recursos de reposición contra las autorizaciones de las siguientes estaciones de telefonía móvil solicitadas por AIRTEL en Prior, 13; Canalejas, 128; Carmelitas, 20-28; Lagunas de Villafáfila y Padre Cámara, 18-20 y por Telefónica en Federico Anaya, 55 y Cándido Albarrán, 16.

imagen
____DIARIO de NAVARRA INFORMA_____
Unos expertos dicen que los límites legales para las antenas de móviles son inseguros
Los especialistas participaron en un acto de la plataforma de vecinos afectados

EDURNE ELÍO. PAMPLONA

El Parlamento foral decidirá dentro de unas semanas si pone más límites y condiciones que las que marca la ley nacional a las 300 antenas de telefonía móvil que hay en Navarra. Pero ayer los vecinos de la plataforma de afectados por las antenas, a las que culpan de sus dolores de cabeza e insomnio, quisieron ya adelantarse al debate parlamentario y aportar, además de sus quejas, el testimonio de varios especialistas. Una catedrática, un doctor en medicina, un ingeniero y un abogado aseguraron que las antenas están causando daños en la salud y que los límites legales establecidos son inseguros.


El ingeniero industrial es Miguel Muntane Corominas, un hombre que abandonó su casa en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) hace cuatro meses, después de que a su hijo de 23 años le diagnosticasen la enfermedad de Addison (Destrucción de la hormona del estrés) y su cobaya muriese, hechos que relaciona con la antena de telefonía que irradia a 5 metros de su ex domicilio. El doctor se llama Claudio Gómez Perreta y es jefe de sección del centro de investigación del Hospital Universitario de La Fe, de Valencia. Ha estudiado sobre los efectos biológicos de las antenas y asegura que todavía no se puede dar un número, una medida que garantice que la antena sea segura para la salud y que, por eso, "hay que ser prudentes e ir al mínimo". La catedrática es uno de los expertos que elaboraron el último informe técnico para el Ministerio de Sanidad sobre campos electromagnéticos y salud. María Jesús Azanza, como así se llama, investiga sobre este tema desde 1987 en la Universidad de Zaragoza y afirma que las ondas de los móviles afectan a las personas y son capaces de modificar la función de las neuronas. El abogado Alberto Arrate consiguió la primera sentencia en España en la que un juez relacionó las antenas de telefonía móvil con un problema de salud.

Los cuatro explicaron ayer sus conocimientos en Pamplona, en una conferencia organizada por la plataforma de vecinos afectados por las antenas de telefonía móvil. Pocos días después de que la Unión Europea comunicase que los límites que impone la ley para las antenas son seguros, estos especialistas criticaron esa ley, de la que el ingeniero Muntane dijo incluso que "sólo protege a las operadoras de telefonía". La doctora Azanza indicó que en los niveles que fija la ley como seguros "el sistema nervioso puede verse afectado y pueden producirse también efectos térmicos". "Hay antecedentes sobre las consecuencias de las ondas electromagnéticas, similares a las que emite la telefonía móvil, que señalan entre sus efectos no sólo patologías relacionadas con el sueño, sino también el cáncer, especialmente, linfomas y leucemias", añadió el doctor Gómez Perreta.

Límites más bajos

El investigador del Hospital de La Fe de Valencia puntualizó, no obstante, que por el momento no se puede concluir científicamente una relación directa entre las antenas de telefonía móvil y el cáncer, aunque de la misma manera tampoco se puede negar. Por ello, abogó porque se rebaje el nivel de emisión de las antenas al menor posible que permita la comunicación por móvil. El experto, con el que coincidieron los otros tres ponentes, recomendó que la densidad de potencia (niveles de exposición) de las antenas sea inferior a 0,1 microwatios por centímetro cuadrado, 4.500 veces menos que el límite actual. Esta cifra, que fue recomendada por un comité de expertos en Salzburgo, es la misma que ha propuesto el grupo parlamentario Batzarre para regular las antenas de telefonía en Navarra.



Miguel Muntane Corominas: "Las antenas deben estar a más de 500 metros de la población"

Sus conocimientos de ingeniería industrial y su experiencia como vecino de antenas de telefonía móvil han convertido al catalán Miguel Muntane Corominas en un miembro activo del movimiento ciudadano de afectados por las antenas de telefonía, además de en autor de varios trabajos en este campo. De hecho, Muntane ha diseñado un nuevo sistema de colocación de antenas que, a su juicio, "minimiza el impacto de las ondas en la salud". El método consiste en la colocación de pequeñas antenas receptoras en las farolas que capten las señales de los móviles y las envíen a las grandes antenas reemisoras situadas a un mínimo de 500 metros de las zonas habitadas. "Hay que separar los emisores y receptores", dijo.

Además, Muntane demandó que las compañías informen sobre la potencia que emiten los teléfonos móviles, según dijo, 3 millones superior a la que se recibe del sol. Y por ello, recomendó no guardar los portátiles cerca del cuerpo.

imagen
SUIZA-TELEFONIA MOVIL
Autoridades advierten de posible peligro salud de telefonía UMTS
Berna, 29 may (EFECOM).- La Oficina Federal del Medio Ambiente de Suiza ha recomendado revisar las disposiciones que regulan la entrada en funcionamiento de la tercera generación de teléfonos móviles por sus supuestos riesgos para la salud.
La Oficina ha dirigido su recomendación a la Comisión Federal de Comunicaciones, basándose en los resultados de un estudio holandés, según informaron hoy fuentes oficiales, confirmando una información aparecida en el diario "Neue Zurcher Zeitung".
El estudio en cuestión indica que la salud de los usuarios de esa nueva telefonía empeora bajo la influencia de las radiaciones UMTS, lo que no es el caso con la tecnología GSM.
"Si un nuevo estudio independiente confirmase esos resultados, la Oficina Federal del Medio Ambiente pedirá al Gobierno que exija una drástica reducción de los valores límite de los rayos no ionizantes", declaró un portavoz de esa entidad.
Los preparativos en curso para la introducción de esa nueva tecnología podrían resultar malas inversiones, motivo por el cual la Oficina del Medio Ambiente ha pedido a la Comisión de Comunicaciones que revise los plazos y condiciones de cobertura UMTS para los concesionarios.
El estudio, encargado a la Escuela Politécnica y la Universidad de Zúrich por la Oficina Federal de la Salud Pública, cuyos resultados espera la autoridad del Medio Ambiente antes de tomar medidas está actualmente en fase de preparación, según el Gobierno.
La Comisión Federal de Comunicaciones no quiere bloquear por el momento el montaje de las redes de UMTS. Su presidente, Fulvio Caccia, argumenta que si el nuevo informe, que se espera para comienzos de 2005, confirmasen los resultados del anterior estudio holandés, se revisarán a la baja las prestaciones de esas nuevas redes.
En diciembre de 2003, una amplia alianza de médicos, organizaciones ecologistas y de protección de consumidores exigieron que se aplazase la introducción de la nueva tecnología UMTS, basándose en el mismo estudio holandés, y reclamaron mayor claridad sobre el riesgo que supone para la población.
La Comisión Federal de Comunicaciones se opuso a ello argumentando que Suiza tiene valores límites de emisión de radiaciones inferiores a los de otros países y que las autoridades de los países que utilizan ya la tecnología UMTS no la han puesto en tela de juicio tras la publicación del estudio holandés sobre sus supuestos riesgos. EFECOM
imagen

COMENTARIOS IMPORTANTES.
En Japón se ha investigado la alteración de la sangre por las ondas electromagnéticas:
" el flujo de sangre en el cerebro de las personas que padecen de irritación por las ondas electromagnéticas cambia cuando están expuestos a estas ondas emitidas por aparatos como los teléfonos móviles y las líneas eléctricas".

¿Confusión sanitaria en el siglo 21?.
¿Cómo es posible tener miles de millones de usuarios y carecer hasta ahora de un método para comprobar la alteración sanitaria de la hipersensitividad?
"Hasta ahora no tenemos un método para comprobar la hipersensitividad a las ondas electromagnéticas".
--------------------------------------------------------------------------------
Japon.
Estudio sobre la alteración del flujo de sangre en el cerebro.
2003 Kyodo News (c) Established 1945 August 19, 2003
Estudio: Cambios el flujo de sangre al cerebro con la exposición a ondas de radio.

TOKIO. 19 de Agosto 2003 (Kyodo via COMTEX)—Investigadores japoneses dijeron el jueves que han encontrado que el flujo de sangre en el cerebro de las personas que padecen de irritación por las ondas electromagnéticas cambia cuando están expuestos a estas ondas emitidas por aparatos como los teléfonos móviles y las líneas eléctricas.
El grupo de investigadores midió los cambios en la cantidad de flujo de sangre en 10 personas, cinco de las cuales tienen síntomas de electrosensitividad a las ondas electromagnéticas. Encontraron que el flujo de sangre en el cerebro en los que tenían hipersensitividad fluctuaba con la exposición a las ondas.
Las conclusiones se espera contribuirán a la comprensión de los síntomas como dolor de cabeza y fatiga, para los cuales la relación causal con las ondas electromagnética permanece desconocida.
Los investigadores creen que los síntomas estaban causados en cualquier caso porque las ondas electromagnéticas perturban el sistema nervioso y por esto causa cambios en el flujo de la sangre, o que se reduce la capacidad de mantener el flujo de sangre cerebral a un nivel seguro.
En la investigación participa Ko Sakabe del Instituto del Hospital Kitasato y la organización no gubernamental de medio ambiente Japan Offspring Fund.
Muchas personas con irritaciones relacionadas con las ondas electromagnéticas también tienen problemas con el movimiento sus ojos y anormalidad en la reacción de sus pupilas a la luz.
"Nosotros queremos realizar más investigación con más casos y mayor precisión", dijo Sakabe.
Hasta ahora no tenemos un método para comprobar la hipersensitividad a las ondas electromagnéticas. Un indicador es que los síntomas desaparecen o mejoran cuando los pacientes se distancian del medioambiente afectado por las ondas.

En algunos casos, otros factores aparte de las ondas electromagnéticas se decía que eran la causa de las enfermedades.
imagen
El claustro de profesores del colegio Madre de Dios nos ha comunicado que a un alumno del centro le han diagnosticado un cáncer en la cabeza"

Los profesores y las monjas de Madre de Dios alertaron el pasado mes de enero a los propios vecinos de la "considerable falta de asistencia de alumnos aquejados de fuertes dolores de cabeza y huesos.

Eso no es normal; los niños pueden tener fatigas, fiebres, gripes, pero fuertes dolores de cabeza y de huesos no lo he oído en mi vida"
--------------------------------------------------------------------------------
3 septiembre 2003
DIARIO DE JEREZ

medio ambiente
Denuncian casos de cáncer en un barrio próximo a una antena

Los vecinos de la calle Isabel Marín vuelven a exigir al Ayuntamiento que "cumpla la ley" y retire la plataforma de telefonía del tejado
RAQUEL BENJUMEDA.

JEREZ. Los vecinos de la calle Isabel Marín, próxima a la Ronda de San Telmo, denuncian la existencia de un caso de leucemia en una vecina y otro de tumor cerebral en un alumno del centro escolar Madre de Dios, próximo a una central de telefonía móvil que la Gerencia Municipal de Urbanismo clausuró en noviembre de 2002 por carecer de licencia y que casi un año después de la orden continúa activa. "Es cierto que aún no se ha demostrado científicamente los riesgos que la existencia de una instalación de este tipo tiene para la salud, pero el claustro de profesores del colegio Madre de Dios nos ha comunicado que a un alumno del centro le han diagnosticado un cáncer en la cabeza", explica Teófilo Santana, vecino de la calle Isabel Marín.
Los vecinos de La Gloriosa, nombre del movimiento vecinal, están convencidos de que las emisiones de la antena de telefonía móvil están relacionadas con la dolencia del menor, que, por cierto no es la única. Santana asegura que los profesores y las monjas de Madre de Dios alertaron el pasado mes de enero a los propios vecinos de la "considerable falta de asistencia de alumnos aquejados de fuertes dolores de cabeza y huesos. Eso no es normal; los niños pueden tener fatigas, fiebres, gripes, pero fuertes dolores de cabeza y de huesos no lo he oído en mi vida", asevera Santana.
Lo cierto es que no es la primera vez que los de Isabel Marín, calle en la que está instalado el mástil desde hace más de cinco años, denuncian esta situación. El pasado mes de enero la barriada comenzó a recoger firmas para exigir al Ayuntamiento la clausura definitiva de la central, una iniciativa que, a pesar de contar con la colaboración de más de quinientos afectados por la cercanía de la instalación, ha tenido poco calado municipal, a tenor de la escasa contundencia con la que está actuando la GMU, según Teófilo Santana. "Lo único que pedimos es que el Ayuntamiento cumpla con la normativa, no estamos exigiendo otra cosa; que se cumpla la ley. Esta central no tiene licencia para estar aquí, ¿por qué entonces hay tanta pasividad?", se pregunta este vecino, que empieza a pensar que "existen intereses ocultos entre el Ayuntamiento y la empresa Auna para mantener la actividad en ella".
El pasado mes de abril la Gerencia Municipal de Urbanismo comunicó por escrito a los vecinos de Isabel Marín que "la entidad Auna Telecomunicaciones ha obtenido la licencia para el desmontaje de la torre tubular e instalación de parabólicas de telecomunicaciones, cumpliendo así con la normativa de impacto ambiental". Sin embargo, Teófilo Santana critica que la empresa de telefonía se está limitando a "camuflar la instalación" y que "en ningún caso está procediendo al desmontaje".
Este periódico intentó ayer contactar con los máximos responsables del departamento de Comunicación de Auna Telecomunicaciones sin conseguir resultados.
Los vecinos por su parte aseguran que van a continuar con su lucha particular para 'derrocar' al gigante que está instalado sobre sus tejados desde hace cinco años.
UNIDOS. Varios vecinos enseñan la antena el pasado mes de enero
BORJA BENJUMEDA
imagen
NOTICIA APARECIDAD EN DIARIO SUR DIGITAL

LA FALTA DE UNANIMIDAD EN UN BLOQUE DE MALAGA IMPIDE LA COLOCACIÓN DE UNA ANTENA BASE DE TELEFONIA MOVIL.

ENRIQUE MIRANDA/MALAGA.

La negativa de tres vecinos de un edificio del parque Mediterráneo de instalar una antena de telefonía en su bloque ha llegado a buen puerto. Una sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga ha dictaminado que se suspenda la colocación de una estación base para teléfonos móviles, a pesar de que la mayoría de los propietarios habían llegado a un acuerdo con la empresa de telecomunicaciones impulsora de las obras.

El juez considera que la antena que se pretendía instalar en el edificio de la plaza Mateo Luzón de la capital implicaba «una alteración en la estructura del edificio que modifica un elemento común del inmueble», por lo que según la Ley de Propiedad Intelectual, se requiere la unanimidad de los propietarios «y ello no se ha conseguido».

Obras paralizadas

Esta sentencia es una de las pocas del país que confirman el requisito de unanimidad para la instalación de antenas de telefonía y puede sentar jurisprudencia. Además, la importancia de la decisión también radica en que las obras que llevaba a cabo la empresa de telecomunicaciones Nortel Networks (que desarrolla redes de telefonía para terminales de tercera generación UMTS) se paralizaron unos días después de su inicio, ya que los vecinos demandantes denunciaron ante el Ayuntamiento de Málaga irregularidades en la instalación.

En julio de 2000, la junta de propietarios del bloque de la plaza Mateo Luzón decidieron por mayoría ceder la azotea del edificio a la empresa Nortel Networks a cambio de una compensación económica. Sólo tres propietarios votaron en contra, por lo que la comunidad siguió adelante con el proyecto. Los tres vecinos que se mostraban disconformes con la decisión de colocar la antena en la azotea decidieron solicitar a la Gerencia de Urbanismo una revisión del proyecto de la empresa instaladora. Los técnicos de Urbanismo confirman que la empresa había solicitado licencia de obra, pero que todavía no había sido concedida. Esta circunstancia provocó que la Policía Local paralizara las obras el 26 de enero de 2001, cuando los trabajos se habían iniciado sólo cinco días antes.

Sobrepeso en la azotea

Cinco meses después, una resolución judicial acordó como medida cautelar la suspensión del acuerdo que se llevó a cabo en la reunión de vecinos. Según la sentencia, el proyecto de la empresa de telecomunicaciones es «vago e impreciso al no tener en cuenta el estudio de la azotea». Las instalaciones previstas resultaban una sobrecarga en la cubierta del edificio, ya que superaban «con creces» el peso máximo establecido. La resolución también aclara que la antena podría afectar a los materiales de la parte superior del edificio con riesgo para los propietarios de las viviendas del bloque ubicadas en las plantas superiores.

Esta sentencia dictaminada en Málaga puede servir de ejemplo a seguir para otros casos de instalación de grandes antenas de telefonía. En ocasiones, las comunidades de vecinos sacan adelante este tipo de proyectos a pesar de que algunos propietarios estén en contra. En casos en que no haya modificación en la estructura del edificio o alteración visual en la fachada, el acuerdo se puede adoptar con el voto positivo de las 3/5 partes de los vecinos. Sin embargo, en el caso de que se considere probado que se modifica la estructura, un sólo voto en contra sería suficiente para evitar las obras de instalación, según se contempla en la Ley de Propiedad Vertical.

Las pocas sentencias que hay en España sobre la instalación de antenas de telefonía está provocado, en parte, por las pocas denuncias que suelen hacer los vecinos. Los importantes gastos que implican iniciar un juicio, el desconocimiento de la normativa y lo complejo que suelen ser los procesos poco invitan a ello.

ÚLTIMOS CASOS EN MÁLAGA:

Noviembre 2002: Vecinos del barrio en la capital de El Ejido impiden la colocación de una antena.

Junio de 2002: El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria desmantela una antena por incumplir la normativa.

Marzo de 2002 El pleno municipal de la localidad de Comares acuerda retirar todas las antenas del casco urbano.

Enero de 2002: El Ayuntamiento de Málaga desmantela por primera vez una antena de móviles ilegal.
imagen
imagen
imagen
15/3/02
MARCO F. PAYÁ MÉDICO Y MIEMBRO DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE NUEVA YORK «El móvil produce insomnio, dolores de cabeza e irritabilidad» Un experto recomienda no usarlo en el coche, en ascensores y en parkings subterráneos Los niños y adolescentes no deberían utilizarloSUSANA DE JUAN ALICANTE No es necesario crear alarma social, pero el doctor Marco Francisco Payá, ex director de la Facultad de Medicina de París-Norte, miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York y experto en los efectos de las señales que transmiten los móviles, puntualizó ayer en el Colegio de Médicos, las agresiones que puede sufrir el cuerpo humano con el uso continuado de estos aparatos. ¿Realmente hay que preocuparse de si es perjudicial el móvil? Sí. Estamos frente a una alarma social. No es una catástrofe, pero tampoco hay que tomarlo como si no pasara nada. La mayoría de estudios han sido realizados con frecuencias que no corresponden a su uso real. Aunque el teléfono no esté en uso sigue siendo dañino porque emiten constantemente unas ondas que lo ponen en contacto con la antena más cercana. ¿En qué puede afectar? De manera global, hay estudios que demuestran una relación entre las señales del móvil y una alta mortalidad embrionaria. También se produce una bajada en las hormonas inmunoglubina G, que influyen directamente en el descenso de la capacidad de nuestro organismo para luchar contra el estrés. Pero además se le ha relacionado con lesiones oculares como las cataratas y con tumores en el ojo. A la larga tiene estas consecuencias, ¿pero hay alguna inmediata? Se han medido varios parámetros por los especialistas, pero lo más destacable es la irritabilidad, los dolores de cabeza y el insomnio. ¿Afecta a todos por igual o hay algunas diferencias? Ante todo, señalar que las fundas protectoras no sirven de nada contra las señales que emite. Según los pediatras, hay que evitar que el niño y el adolescente usen y abusen del móvil porque están en una etapa de crecimiento y se pueden producir malformaciones en el cerebro al recalentarse con este aparato. Las embarazadas deben limitar también su uso. Su uso está muy extendido. ¿Puede dar algunos consejos para reducir su perjuicio? Hay que evitar por todos los medios dormir con el teléfono encendido en la mesita de noche. Hay que alejarlo de la cabeza y si es posible apagarlo. Alejar también el móvil de cinturones porque aumenta los riesgos de sufrir tumor de testículos o de ovarios. Si en el coche no se dispone de antena, no usarlo porque las ondas no salen del vehículo y son más dañinas. Ni en ascensores, ni en parkings. ¿Qué es más dañino un móvil o una antena? Si la antena está frente a su casa y apenas sale, sin duda la antena. Pero si está lejos y el teléfono se usa más de 6 minutos al día, el móvil perjudica poco a poco al cerebro.
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
Edición Impresa de Hoy

ASTURIAS, 22/03/2002
GIJON

Fernández Ruiz: «La causa fundamental de los casos de Valladolid es electromagnética»

El profesor señala que el problema de las antenas está teniesdo un enfoque erróneo

M. FDEZ.-MIRANDA

La causa «fundamental» de las enfermedades detectadas en niños del Colegio García Quintana de Valladolid «es electromagnética», según el profesor de Biofísica José Luis Fernández Ruiz. El centro vallisoletano ha sido uno de los principales focos del rechazo social hacia las antenas de telefonía móvil, un tema del que ayer habló este docente de la Universidad de Oviedo. Su charla se celebró en el Antiguo Instituto, en un acto presentado por el periodista de LA NUEVA ESPAÑA Javier Morán y organizado por el Club de Prensa.

Según el profesor, el problema de las antenas está recibiendo un enfoque erróneo, ya que no se trata de una cuestión de intensidades. «Hay que establecer la dependencia de los mecanismos biológicos con la frecuencia. Si esa sintonía se da, entonces la intensidad acentuará el desequilibrio fisiológico, pero previamente debe darse la sintonía», explicó Fernández Ruiz. Por eso el profesor criticó el hecho de que los operadores «se cubran de legalidad» con sólo establecer unos determinados límites de intensidad de las radiaciones.

«Todavía no se conocen esos mecanismos internos de la interacción de la radiación con los tejidos humanos», indicó el profesor. «Ahora podemos establecer los efectos del campo eléctrico y del magnético por separado. El eléctrico actúa como agente polarizante de las células y trastorna sus mecanismos de carga. El magnético actúa en los núcleos celulares y origina cambios en la orientación de los procesos bioquímicos, es decir, podría haber una repercusión oncológica».

«Yo no voy en contra de la civilización, pero me interesa preservarme de sus consecuencias», dijo Fernández Ruiz, cuyas ideas se apoyan en el estudio de 4.500 publicaciones científicas, según declaró.

imagen
imagen
imagen
imagen
LA PRESIDENTA DE LA O.M.S. RECONOCE QUE LE AFECTAN LOS TELEFONOS MOVILES
El prestigioso periódico noruego "Dagbladet" acaba de publicar, el pasado 9 de marzo, en su primera página (*) que la expresidente de Noruega, médico de profesión y actual Jefe a nivel mundial de la OMS (Organización Mundial de la Salud) Gro Harlem Brundtland, de 62 años de edad, reconoce que tiene grandes problemas con los móviles, por lo cual no los puede utilizar, sitiendo las alteraciones también cuando alguien los utiliza a menos de 4 metros de donde está ella. El periódico hace una larga entrevista a Gro Harlem en la que esta afirma: "Poco a poco entendí que tenía sensibilidad hacia esta radiación, y para que no pensaran que era una histérica, hice varias pruebas: ha habido gente en mi oficina con el móvil escondido en su bolso y, sin saberlo yo, han controlado mis reacciones. Siempre he reaccionado igual cuando el móvil estaba conectado. Asi que no me queda duda".
Añade Gro Harlem que "no tenemos suficiente base científica todavía para hacer advertencias claras a la población, y que, por ejemplo, no está demostrado que la radiación de los móviles pueda producir tumores cerebrales. No obstante, la OMS trabaja actualmente en un gran estudio a nivel mundial, y dentro de 2-3 años va a haber ya datos más precisos sobre este problema. Pero -afirma la Jefe de la OMS- entiendo a los investigadores que advierten de los posibles peligros para la salud. Pienso que hay razones para tener cuidado, y no utilizar el móvil más de lo necesario. Y los más jovenes, con más razon. En todo caso debemos seguir el principio de precaución ("føre var", en noruego)". Entonces -concluye el periodista-, aunque no hay evidencia suficiente, ¡la jefa siente los efectos en su propio cuerpo!.
COMISION DE PADRES DEL C.P. GARCIA QUINTANA DE VALLADOLID
Tfnos de contacto: 670 976 048 (Luis Martín) / 607 397255 (Paco Izquierdo)
Notas:
(*) Se puede consultar la página original del periódico en el que se publica la noticia (está, lógicamente, está en noruego):
http://www.dagbladet.no/nyheter/2002/03/09/318013.html
imagen
El Partido Popular llama la atención sobre el caso de tres niños con tumor en un colegio de Figueras (Gerona) situado junto a una antena.

La diputada Alicia Sánchez Camacho se dirigirá al parlamento (catalán) pidiendo se investigue esta situación.

MARC BATALLER (Figueras, Gerona)

La polémica de las antenas de telefonía móvil continúa más viva que nunca. Tras una semana de tensión en L’Escala (otro lugar de Gerona) ahora es el Partido Popular el que ha alertado sobre el caso de tres niños con tumores cerebrales en el colegio de los Escolapios de Figueras situado a pocos metros de una antena. La diputada Alicia Sánchez Camacho ya ha anunciado que formulará una pregunta al Parlamento para que se aclare esta situación. Según ha explicado uno de los padres, su hijo de 9 años va a morir, mientras que dos niñas de una edad similar se recuperan actualmente. “No criminalizo a nadie. No sé si el tumor tiene relación con la antena. Quiero simplemente exponer el caso”, dice el padre. Desde el Ayuntamiento aseguran que la antena cumple los límites legales de radiación.
“Es extraño que en poco tiempo se produzcan tres casos de cáncer en una escuela. Además, dos de los niños afectados iban a la misma clase. La verdad es que hay muchas coincidencias. Por eso, pediremos a la Generalidad (gobierno autónomo catalán) que investigue si hay relación entre la antena y estas enfermedades. “No estoy diciendo que la antena tenga la culpa. Eso no lo sabemos, pero es extraño que haya tantos casos”. La antena se encuentra en el tejado de un edificio particular de la calle Perelada, a poquísimos metros del colegio. Aunque su impacto visual sea nulo, pues casi no se ve desde la calle, los vecinos de los alrededores iniciaron el año pasado una recogida de firmas para solicitar su desmantelamiento (o su retirada). Consideraban que podía tener efectos negativos. Los responsables del centro educativo y la asociación de padres y madres (de alumnos del colegio) también reclamaron la retirada y se reunieron en diversas ocasiones con el alcalde. El alcalde Armangué les dijo que estaban a la espera de ciertos estudios para saber si (la antena) se ajustaba o no a la ley. Según ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Anna Morillas, ya se han recibido algunos informes sobre el tema. “El Centro de Telecomunicaciones de la Generalidad ha confirmado que las radiaciones de esta antena no son nocivas y se ajustan a la normativa”, apunta la concejala. Morillas añade que la antena que afecta al colegio de Los Escolapios es de Telefónica. Aparte del caso de Figueras, el Partido Popular tiene previsto tomar otras iniciativas parlamentarias respecto a las antenas. Próximamente presentará una proposición no de ley para que se haga un estudio sobre las antenas en la demarcación para ver si cumplen el decreto de la Generalidad (Decreto 148 de 29 de mayo de2001). “Queremos que haya más control de estos aparatos, dijo la diputada Sánchez Camacho, que ayer se encontraba en Portbou en una reunión.
imagen
Fuente EFE. Información Diarios de Sevilla 3/1/2002 17:01 | Fuente: EFE


Alarma por los casos de cáncer
La mitad de las antenas de Sevilla son ilegales, según los afectados

La mitad de las 300 antenas de telefonía instaladas en el casco urbano de Sevilla son ilegales y la ordenanza que prepara el Ayuntamiento no les exigirá de forma retroactiva el cumplimiento de la normativa, según denunció hoy a la Asociación de Afectados por Campos Electromagnéticos (ASACEM).
Redacción

La presidenta de la asociación, María Dolores Mateos, dijo que el próximo 15 de enero se abrirá el plazo para que los ciudadanos presenten alegaciones a la ordenanza municipal sobre antenas de telefonía, ocasión en la que exigirán que estos artilugios se instalen, según su potencia, a más de 500 o 1.000 metros de la zonas habitadas.
Lo más grave del proyecto, según ASACEM, es que la ordenanza no se prevé retroactiva, lo que equivale a "legalizar todas las antenas que se han colocado sin cumplir los trámites legales" y que, según sus datos, son la mitad de las 300 existentes en el casco urbano de Sevilla.
María Dolores Mateos recordó que la barriada sevillana de San José de Palmete se movilizó el verano pasado por un caso similar al del colegio de Valladolid, cerrado a raíz de detectar varios casos de cáncer infantil.
La salud de los sevillanos está en jaque", aseguró Mateos, quien destacó que su asociación pretende que el Ayuntamiento "evite que prevalezcan las razones económicas sobre la salud, que es un bien protegido por la Constitución".
Insomnio, estrés, jaquecas y nerviosismo
Recordó que "muchos estudios alertan sobre la relación de las ondas electromagnéticas con el cáncer" y añadió que los efectos de las antenas comienzan a notarse desde el primer día en "insomnio, estrés, jaquecas y nerviosismo".
María Dolores, vecina de la barriada sevillana del Polígono de San Pablo, creó ASACEM junto con su marido para oponerse a un centro-base de tercera generación que una empresa de telefonía pretendía montar en su azotea, y la asociación dispone ya de estatutos y está legalmente inscrita desde hace unos meses para defender a quienes se sientan afectados por la instalación de antenas de telefonía.
imagen
Amigos:

Llamo vuestra atención sobre la votación realizada entre lectores de El Mundo y publicada en el día de hoy (pág. 2 de la edición impresa). La pregunta formulada fue "¿Perjudican las antenas a la salud?"

Nº total de participantes: 6.404
Sí perjudican: 4.231 66%
No perjudican: 2.173 34%

Da la impresión pues de que la batalla de la opinión pública, al menos entre los lectores de El Mundo, la vamos ganando, pese a todo lo que el suplemento de Salud de dicho periódico publicó el día anterior.

La encuesta va acompañada de dos artículos: uno a favor del SÏ (que da la casualidad que es mío) y otro a favor del NO del subdirector de EL Mundo y responsable del área de Salud (El Dr. José Luis de la Serna), que os adjunto para completar la información.
Imagen
Aquí exponemos la balanza del SI y del NO
OPINION | EN LA RED : Telecáncer

Hágase justicia, aunque se hunda el mundo (Fernando I de Alemania)
Domingo, 13 de enero de 2002
AÑO XIV. NUMERO 4.425.
Noticias actualizadas las 24 horas



Telecáncer
ARTURO SORIA

Perjudican las antenas a la salud?
SI


Unos expertos dicen blanco; otros, negro. Y el ciudadano de a pie que los escucha, no puede menos que sumirse en la perplejidad y
poner un gran interrogante a lo que afirman unos y otros.
En mi caso, el interrogante se mantuvo abierto durante muchos meses, en los que devoré información en los más variados idiomas.Así descubrí que los límites máximos de exposición a la radiación de antenas podían variar, en términos relativos, entre márgenes amplísimos: 1 (Salzburgo), 100 (Suiza e Italia), 9.000 (España) o 100.000 (Reino Unido). No sé quién tiene razón, me dije, pero ya tengo algo claro: sospecharé de todo aquel que pretenda hacerme creer que existe consenso entre los científicos.
Luego averigüé que en bastantes países ex comunistas la opinión dominante entre los médicos es, desde hace decenios, que los campos electromagnéticos pueden ser nocivos para la salud. Es más, llegan a distinguir diversos síndromes de microondas. Véase, por ejemplo, la bibliografía científica rusa y ucraniana al respecto, tan copiosa como inquietante, pues detalla muchas experiencias, de 10 y más años de duración, con cobayas humanas forzosas sometidas a radiaciones similares a las de la telefonía móvil, algunos de cuyos resultados han confirmado recientemente investigadores occidentales. Una vez que me cercioré que eso es así, concluí que las investigaciones de los países ex comunistas se pueden aceptar, matizar o rechazar, pero no ignorar.
Seamos rigurosos, claman las autoridades y las operadoras, ya que no hay pruebas científicas de que sean nocivas para la salud.¿Y qué? Tampoco las hay de lo contrario. Pero sí hay indicios de que ningún científico puede pasar por alto: conglomerados de cáncer que multiplican por bastante más de 60 las tasas habituales de
incidencia de esta enfermedad. En inmuebles colindantes con el famoso edificio repetidor de Valladolid se han registrado 11 casos de cáncer en dos años. Casualidad, dice en la televisión el oncólogo Francisco López Lara. ¿Y también es casualidad lo de San José de
Palmete, donde hay un caso de cáncer cada cinco viviendas en el entorno inmediato a una antena? ¿Es casualidad lo ocurrido en los institutos de Ronda o los colegios de Córdoba? Expertos y políticos de toda laya, no os engañéis: lo de Valladolid no es más que la punta del iceberg. El síndrome de los microondas, vulgo telecáncer,
existe: los cuatro conglomerados que acabo de citar suman unos 30 cánceres sospechosos. Ante tan terribles indicios, se pondrá de
manifiesto, a partir de ahora, quién tiene o no conciencia.
Arturo Soria y Puig es ingeniero de Caminos.
No hay motivo de alarma
JOSE LUIS DE LA SERNA
Perjudican las antenas a la salud?
NO
El escándalo carece de motivo. El que las antenas de telefonía móvil cercanas al colegio de Valladolid puedan ser la razón de las cuatro leucemias detectadas en los niños que acuden a esa escuela no tiene base científica en la que sustentarse. Ayer, el suplemento de SALUD de este periódico publicó un extenso reportaje en el que se
exculpaba a las radiaciones electromagnéticas no ionizantes de nivel
controlado (como las que emiten los estigmatizados aparatos) de provocar el cáncer de los escolares en Valladolid o en cualquier otro punto de España. A esta conclusión que sorprenderá a una gran
proporción de ciudadanos que creen que ese tipo de radiaciones son peligrosas se llegó después de haber hablado largo rato con muchos de los mejores especialistas españoles y tras haber estudiado buena
parte de la bibliografía científica que se ha publicado sobre el tema en revistas científicas de prestigio probado.
Cabría preguntarse cómo es posible que algo que está muy claro para aquellos que conocen la intimidad física y biológica del
electromagnetismo, y que está muy bien reglamentado, se haya distorsionado tanto y esté alarmando a parte de la ciudadanía.
Los expertos opinan que en los medios de comunicación de masas se tiende muchas veces a alarmar sin sólidos motivos. La ciencia es
complicada y a veces explicarla para que los no iniciados entiendan que, por ejemplo, el que aparezca alguna que otra vez una pequeña
acumulación de casos de una enfermedad maligna en un área concreta es una casualidad sin razón conocida tras de ella, no es una tarea simple.
No obstante, los investigadores insisten en que hay que hacer un esfuerzo para no dejarse impresionar tan fácilmente ni por falsos síndromes de los Balcanes que se quedan en nada con el paso del tiempo ni por inexistentes epidemias de meningitis, aunque fallezca un pequeño porcentaje de afectados por esa patología.Lo que sí es comprensible es que la palabra radiación asuste.Sin embargo, no tiene el mismo significado para la salud pública las que son ionizantes, capaces de lesionar el núcleo de las células y generar un cáncer, que las no ionizantes, como las de los tendidos eléctricos o las de las antenas de los teléfonos móviles. Los
estudios sobre los efectos biológicos de este segundo tipo de radiaciones son tajantes: no tienen potencialidad para provocar tumores malignos. En cualquier caso, en biociencia siempre es bueno
mantener el principio de precaución y seguir estudiando, sin disminuir la guardia, todos los riesgos que las nuevas actividades humanas pudieran provocar.
José Luis de la Serna es subdirector y responsable del área de Salud de EL MUNDO.
La Verdad - Albacete
García Guerrero asegura que Urbanismo «está paralizando» todas las ANTENAS

La Verdad - Albacete
La Junta denuncia que Defensa vaya a instalar ANTENAS en la comunidad sin su autorización

Faro de Vigo - Comarcas
Ninguna de las once ANTENAS de telefonía de Mos dispone de licencia de actividad

El Norte de Castilla - Valladolid
Los padres del Quintana se concentrarán los martes hasta que retiren las ANTENAS

El Periódico de Aragón - Deportes
Las ANTENAS de móviles, otra vez operativas por orden judicial

Ideal - Noticias
Una ordenanza municipal regulará la instalación de ANTENAS de telefonía móvil

Imagen
EL TUBO DE ENSAYO

CIENCIA E INVESTIGACION
Jueves, 31 de enero de 2002, pág 33 (nº 439)
Levante-EL MERCANTIL VALENCIANO

Manuel Portolés

La portentosa vida del "electromagnético"

Tras el método científico los resultados de la experimentación deben publicarse para conocimiento de la comunidad internacional. Dato a dato, publicación tras publicación, la ciencia construye o destruye hipótesis, olvida o crea nuevas teorías. Con frecuencia deben de pasar meses o incluso algún año, desde que obtenidos los resultados en el laboratorio, estos son transformados en un manuscrito y aceptados por los "referees" (expertos) y editores de una revista científica. Los trabajos, desde un prestigio medio-bajo (3ª división en fútbol) hasta muy alto ("Champion Leage"), se recogen en repertorios de información y bases de datos que facilitan su búsqueda.

Sorprende la ceguera de la UE para con la literatura científica sobre los campos electromagnéticos y su injerencia en la salud. La radiación es hoy en día 250 veces mayor que en 1992 y sigue creciendo. Afirmaciones como "la UE descarta que los campos electromagnéticos de la telefonía móvil sean nocivos para la salud", que han recogido estos días los medios de comunicación. como respuesta al "calentamiento social", no son ciertas.

No obstante, antes de escribir estas líneas he vuelto a las bases de datos a comprobar que autores como Hardell (Suecia), Galeev (Rusia), Repacholi (Suiza), French (Australia), Stang (Alemania), Carlo, Singh, o Malyapa (EE.UU.) por citar algunos, contrarios a la idea de la UE, no han descrito modificaciones a sus trabajos anteriores diciendo que interpretaron mal los resultados de sus experimentos. Comprenderán que un centenar de autores no se equivocan todos a la vez, ni en un mismo sentido, ni tampoco están patrocinados por alguna empresa de palomas mensajeras, contraria a los móviles.

Zapatero a tus zapatos

Un "experto" de la UE, el Dr. Terracini presento la semana pasada en Madrid un informe, ya publicado en octubre de 2001, para explicar que no hay peligro con las "antenitas". No se eligió muy bien al portavoz. Terracini de la Universidad de Torino, ya trabajó en un conocido síndrome "made in Spain" que causo miles de muertes y "jodió" la vida a más de 20.000 españoles, les hablo del síndrome del Aceite Tóxico. Un tema poco exitoso para la medicina.

Recientemente, este italiano, ha trabajado en el asbesto y la presencia de cáncer en poblaciones cercanas a una fabrica de cemento, demostrando junto a sus colegas la existencia de una tasa de cáncer de pleura 20 veces mayor que en la población no expuesta. El asbesto es conocido desde 1898 y ha sido utilizado, mezclado con el cemento, para fabricar revestimientos en edificios. A comienzos del siglo XX se apuntó que su inhalación produciría tumores en el pulmón, pero se siguió utilizando, sin hacer caso a los científicos críticos. Hoy sabemos que tras inhalar microfibras de asbesto, estas se adhieren al tejido pulmonar y generan quistes. La asbestosis camina hacia la insuficiencia respiratoria, pero sus síntomas aparecen entre 20 y 30 años después de la inhalación; asociada al tabaco induce cáncer de pulmón. Este ejemplo me imagino que debe de preocupar a los expertos de la UE, y no debería de repetirse.

Además, Terracini no ha publicado, al menos hasta ayer (véase las bases de datos), ningún trabajo sobre campos electromagnéticos o telefonía móvil y salud. Doctores tiene la UE, pero de buenas voluntades ya estamos hasta las narices.

También llama la atención oír a algún que otro ingeniero de telecomunicación dando clases de salud a la población, y después, verle entrar por las puertas de un recinto hospitalario buscando solución a su enfermedad. El ejemplo contrario también existe.

Lamento que la ministra Burilés, doctora, pero en económicas, este tan mal asesorada y confusión tras confusión, con malentendidos y explicaciones apresuradas y poco claras, contribuya a que los españoles desconfíen de su Ministerio de Ciencia y Tecnología. El ciudadano se pregunta, ¿cómo puedo creer a la señora Ministra si antes trabajó para numerosas empresas de comunicaciones?. Hispasat, Retevisión, Alehop, Eresmas, Iddeo, etc... Me gustaría ver a un científico profesional en la dirección del Ministerio.

Economía y salud

En conclusión, el problema de la telefonía móvil no es solo de salud, es también económico pues las operadoras han invertido enormes cantidades de dinero en un mundo, antes en expansión y ahora cercano a la saturación, millones de euros en un sistema de comunicación (antenas sobre los tejados) pronto obsoleto. Cuando el negocio recupere, sino lo ha hecho ya, varias veces la inversión, los tejados se despoblaran de las cuatro toneladas de peso de las instalaciones de telefonía móvil, y aterrizarán sobre el asfalto miniaturizadas y camufladas entre el mobiliario urbano (farolas, semáforos, anuncios...); y al no verlas el problema social desaparecerá, pero no el nivel de radiación electromagnética.

Por ello, se demanda el principio de precaución para la "portentosa vida" del campo electromagnético y se solicita proteger colegios, hospitales, geriátricos y residencias, e incluso enfermos inmunodeprimidos y mujeres gestantes. ¡0,1 microvatios por centímetro cuadrado en los hogares, YA!.

imagen
Asunto: MURCIA: UN EXPERTO ACUSA A LA COMISIÓN EUROPEA DE"CONFUNDIR" A LOS
CIUDADANOS SOBRE LOS EFECTOS DE LASONDAS ELECTROMÁGNETICAS


miércoles, 22 agosto 2001
MURCIA
UN EXPERTO ACUSA A LA COMISIÓN EUROPEA DE "CONFUNDIR" A LOS CIUDADANOS
SOBRE LOS EFECTOS DE LAS ONDAS ELECTROMÁGNETICAS

Cree que las grandes empresas presionan a la UE para que no establezca una normativa
MURCIA, 21 (EUROPA PRESS)
El experto francés en campos electromagnéticos y colaborador de la Comisaría Europea de Medio Ambiente, el profesor Pierre Le Ruz, acusó hoy, durante una rueda de prensa en Murcia, a la Comisión Europea de crear "confusión" en los ciudadanos sobre los efectos nocivos de las
ondas electromagnéticas "lo que puede obedecer a intereses diferentes a los de los ciudadanos, como las presiones de las grandes empresas".
En este sentido, Le Ruz explicó que en ocasiones ha visto "pasearse por la sede de la Comisión Europea a miembros de empresas de
telecomunicaciones y eléctricas que se verían afectadas si los ciudadanos tuviesen conocimiento de los efectos nocivos de las ondas electromagnéticas", por lo que "debe haber una cierta relación entre este hecho y que la Comisión Europea no establezca claramente una normativa al respecto".
Le Ruz, quien se encuentra en Murcia para coordinar actuaciones de los distintos movimientos contra los campos electromagnéticos, como los de Murcia o Burdeos, indicó que en la UE existen dos recomendaciones, una del Parlamento y otra de la Comisión Europea, con respecto a la
distancia que debe haber para que haya un efecto inmediato de las ondas electromagnéticas sobre el cerebro.
A este respecto, el Parlamento Europeo establece que en energía de baja frecuencia, es decir, las ondas que emiten las centrales eléctricas, debe haber una distancia de un metro por cada 0,2 microteslas de energía, mientras que la Comisión Europea establece que la distancia debe ser de un metro por cada 100 microteslas.
Igualmente, con respecto a las ondas de alta frecuencia, es decir, aquellas emitidas por las antenas de telefonía móvil, el Parlamento
Europeo recomienda una distancia de un metro por cada voltio de energía, mientras que la Comisión Europea recomienda una distancia de un metro por cada 30 voltios de energía.
"Con esta diferencia en las medidas, la Comisión Europea crea confusión en los ciudadanos y se pone del lado de las grandes empresas eléctricas y de telecomunicaciones" indicó Le Ruz, quien señaló que este organismo "es especialmente crítico con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)".
EFECTOS NEGATIVOS PARA LA SALUD.
En este sentido, Le Ruz explicó que la OMS ha constatado que los campos electromagnéticos "pueden provocar efectos perniciosos para la agricultura y la ganadería, al tiempo que reconoce que los campos magnéticos de baja frecuencia pueden producir cáncer, lo que ha sido demostrado por diferentes experimentos".
Por su parte, Le Ruz señaló que una exposición mínima de una persona a los campos magnéticos de baja y alta frecuencia, de menos de 5 años, "puede provocar problemas neurológicos en las personas, en el sueño y en el carácter; problemas hormonales de tipo endocrinológico, como desgaste de la melatonina y las hormonas sexuales, así como carencias inmunológicas y mayor receptividad del organismo a determinados microbios", al tiempo que apuntó que una exposición de más de 5 años a
campos electromágneticos "puede producir tumor cerebral a un adulto, y leucemia a un niño".
Igualmente, explicó que las ondas que emiten las antenas "tienen efectos perniciosos en las personas que trabajan en las azoteas, cercanas a ellas, que reciben una influencia directa, así como en aquellos que llevan marcapasos, aparatos auditivos o de insulina, que podrían verse alterados, por lo que habría que establecer un perímetro de seguridad alrededor de estas antenas y señalizar su peligrosidad".
Además, Le Ruz habló de los "efectos nocivos para la salud que pueden tener los teléfonos móviles". Así, dijo que "provocan calentamiento cerebral mientras se mantiene una conversación a través de ellos", y que
llevarlos en el bolsillo del pantalón "puede provocar esterilidad".
"Debería explicarse a aquel que se compra un móvil los efectos que este aparato puede tener para su salud", indicó.
"Todos estos efectos perniciosos de las ondas electromagnéticas nos llevan a la conclusión de que debe haber una normativa clara al respecto", apuntó Le Ruz, quien avanzó que en enero "se reunirán en Estrasburgo un grupo de científicos independientes con el objetivo de establecer unas normas claras, y alejarse de las simples
recomendaciones".
TODOS LOS CIENTIFICOS "ESTAN COMPRADOS".
En opinión de Le Ruz, "apenas hay científicos independientes en este campo, porque todos están comprados por las grandes empresas, a las que no les interesa una normativa que restrinja sus posibilidades de
expansión, y eso es tremendamente perjudicial para conseguir una normativa que dé garantías a los ciudadanos".
A este respecto, indicó que "en algunos países como Suiza, Italia, Alemania o Bélgica, existen normas que regulan la contaminación electromagnética de forma severa". Sin embargo, dijo que "en España y
Francia apenas hay regulación".
En este sentido, denunció que en Francia "el 90 por ciento de las antenas de telefonía móvil son ilegales, al estar colocadas en balcones y azoteas de edificios con viviendas", a lo que añadió que en Murcia las
antenas "están colocadas de forma caótica muy cerca de las viviendas, lo que provocará problemas de salud en las personas que residen cerca de donde están ubicadas", al tiempo que lamentó que, en general, "se actúe
ante este problema a raíz de sentencias judiciales, en lugar de por salvaguardar los intereses de los ciudadanos".
CONTAMINACIÓN DE LAS CENTRALES ELÉCTRICAS.
Por su parte, el portavoz de la Plataforma Regional Pro-Alejamiento de
Antenas de Telefonía Móvil y Líneas de Alta Tensión, Pedro Belmonte, indicó que "es preocupante que ni la Administración local ni la regional tomen partido a este respecto", al tiempo que apuntó que "aunque el alcalde de Murcia parece que ahora va a hacer algo con respecto a las antenas, no es así en el sentido de las grandes centrales transformadoras de energía eléctrica y líneas de alta tensión".
Así, recordó "la incertidumbre de no conocer si finalmente se trasladará a otro lugar la subestación transformadora de La Viña, en Lorca, y de no saber si finalmente será implantada una línea de alta tensión que vendrá desde Alicante hasta el valle de Escombreras en Cartagena, lo que será perjudicial para los residentes de la zona".
Al respecto, apuntó que la Plataforma solicita, entre otras medidas, "la creación de pasillos de seguridad desde las zonas residenciales hasta las centrales eléctricas; el establecimiento de una distancia de seguridad desde generadores y antenas hasta las viviendas; así como la
revisión, control y establecimiento de unos valores límite, tal y como los que establece el Parlamento Europeo, es decir, de una distancia de un metro de alejamiento por cada voltio de energía de alta frecuencia y por cada 0,2 microteslas de energía de baja frecuencia".
Por último, Belmonte solicitó también "el alejamiento de las antenas y centrales eléctricas de las zonas verdes o sensibles, como hospitales, escuelas y centros de la tercera edad, y una información adecuada al
ciudadano de los efectos negativos para la salud de la contaminación electromagnética".

(EUROPA PRESS MURCIA)